Tortugas moras, bodas y convites

El 27 de septiembre, el periódico El Ideal publicaba un artículo con el elocuente título “La casa de las tortugas: 600.000 euros y cerrada a cal y canto”. Donde denunciaba el proyecto de derribar casas en Cuevas para destinarla a territorio protegido para la tortuga mora mientras en Bédar seguía abandonada la casa de cría de la tortuga mora. He aquí el enlace para quien le interese, el artículo no tiene desperdicio:

http://www.ideal.es/almeria/provincia-almeria/201509/27/casa-tortugas-euros-cerrada-20150926215310.html

Pero ¿qué tiene que ver un bodorrio con las tortugas moras? Ayer, la Voz de Almería publicaba que el problema de las injustificadas expropiacioens de Cuevas se estaba solucionandoya en Madrid. El gobierno parece que ha dado marcha atrás, supongo que gracias, en parte (o en gran parte), a la denuncia de El Ideal, que dejó al descubierto las incongruencias y contradicciones de la política de protección de medio ambiente.
Pero claro, esto no podía quedarse ahí, al tema le faltaba el toque esperpéntico y surrealista, y para eso estamos los bedarenses. Resulta que por los rumores que llegan desde Bédar, este sábado se abre la casa de cría de la tortuga… pero no se emocionen, no la abren para empezar a criar tortugas (o sea, para lo que se construyó). Lo abren para una boda. Sí, han leído bien, mañana día 24 se celebra una boda en las costosas instalaciones (600.000 euros) para la cría de la tortuga mora en Bédar. Un buen momento para esto, sin duda, seguro que los “expropiados” de Cuevas esta noticia les va a poner muy contentos.
¿Que cómo puede ser ésto? Pues eso mismo me pregunto yo. Lo que yo sé al respecto de esas instalaciones viene de mi etapa de Levante Sostenible, cuando preparé una moción para que se pusiera en funcionamiento la casa de la tortuga, aprovechando una propuesta de colaboración con el Servicio de Veterinaria del Zoológico de Barcelona. 

¿Respuesta? ninguna.  Ni siquiera recibimos la respuesta escrita a la moción que exige el reglamento que rige las entidades municipales. En 2011 la Junta, ante la imposibilidad de poner en marcha la casa de cría (supongo que estaban muy ocupados repartiendo el dinero de los EREs). El Ayuntamiento, ya en plena posesión de las instalaciones, tampoco ha hecho nada. Me consta, tan solo, la utilización de la casa de cría como “base” para los talleres de empleo, algo que tiene un pase por ser de interés general. También me consta que rechazaron una oferta de alquiler de la misma para un negocio privado, tipo granja para visitas o similar, rechazado no sé muy bien con qué argumentos, aunque no parecía mala idea dar una utilidad a un recinto que lleva desde entonces abandonado y que podría haber generado algo de dinero a las siempre vacías arcas del Ayuntamiento (digo yo,  ya que nunca hay dinero para nada).
tort mora

Y llegamos al 24 de octubre de 2015, con lo que supongo debe ser un alquiler a un particular para que celebre allí el convite de la boda. Porque imagino que lo habrán alquilado al Ayuntamiento ¿no? Y si lo ha alquilado para una boda, he de suponer que cualquiera que quiera celebrar su boda en la casa de cría de la Tortuga Mora de Bédar, no tendrá problemas en llamar al Ayuntamiento y contratar el espacio para tal fin ¿verdad?. Es decir, la casa de cría no es adecuada para un negocio tipo “granja de animales para visitantes”, pero sí para bodas, bautizos y comuniones ¿no?
He de entender que el Ayuntamiento ha tomado la valiente decisión (¿puede que en algún pleno extraordinario?) de utilizar la casa de cría de la Tortuga Mora para un negocio municipal de bodas, bautizos, comuniones. Es posible que también lo alquile también para despedidas de soltero/a, y hasta para celebrar reuniones de ex-alumnos, empresas, etc.

Estas cosas solo pasan en este país. Mientras que los afectados por las expropiaciones para la reserva de tortugas moras están en Madrid reunidos con políticos para evitar que les derriben sus casas; mientras un endurecimiento de la ley ha obligado a muchos particulares al entregar las tortugas moras que cuidaban (y criaban en las casas con total normalidad), para entregarlas a una administración que no sabe qué hacer con tanta tortuga, por lo que muchas de ellas morirán sacrificadas como ya ha ocurrido en muchas ocasiones… Mientras todo eso ocurre, en la casa de cría de la Tortuga de Bédar, que costó 600.000 euros al erario público… se celebra una boda.

¡¡Qué harto estoy de todos estos políticos!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s