Pueblos con encanto: la Bédar hispanomusulmana

Seguimos con algunas ideas de promoción del patrimonio de Bédar como ya hicimos anteriormente con Serena, su pedanía, que fue villa independiente durante el reino de Granada.

Bédar es una población con un importante patrimonio minero que ofrece ya desde hace tiempo algunas actividades que permiten su descubrimiento, como es el caso de la ruta de la minería. Pero no cabe duda que su pasado hispanomusulmán y morisco da un carácter único a este municipio del levante almeriense, tan evidente que el visitante no puede dejar experimentarlo desde el mismo momento de su llegada.

Los importantes restos arqueológicos que atesoran Bédar y Serena pueden ser un importante atractivo turístico añadido. Actualmente este patrimonio puede explorarse en parte por medio de dos rutas fáciles de realizar como son la ruta del agua y la del caso urbano, pero es muy importante no descuidar aspectos tan importantes en el turismo como es el de la promoción, de ahí a la proposición de esta serie de carteles que pueden ayudar a despertar el interés… la belleza propia de estos dos pueblos blancos ubicados en la sierra, pero de cara al mar, se encargará del resto. No en vano, todos los que nos visitan siempre quieren volver.

BEDAR

El tesorillo nazarí de Serena

Presentamos de nuevo el póster sobre el tesorillo nazarí de Serena tras los consejos de modificación que hemos recibido, incluida una versión en inglés.

Quien desee una copia a alta resolución del mismo se puede poner en contacto con nosotros al mail de la asociación: bedar.asociacion@gmail.com

VER. ESP

VER. ENGL.

Conferencia en 2015: El litoral prehistórico en la depresión de Vera.

Pasamos a recordar otra de las importantes conferencias promocionadas por la Asociación de  Amigos  El Argar, la impartida por el catedrático de Prehistoria, Sr. Oswaldo Arteaga Matute y la Dra. en Geografía e Historia Antigua, Sra. Anna Mª Roos: El litoral prehistórico en la depresión de Vera. Una visión desde la Geoarqueología Dialéctica, que se llvó a cabo en noviembre 2015 a las 19:00h en Vera dentro del marco de las VI Jornadas de Estudio sobre la Cultura de El Argar.

Estuvo coordinada por el arquitecto Julián Pérez Flores (biznieto de Pedro Flores, capataz de Siret) y por el arqueólogo Domingo Ortiz Soler. No siempre la línea costera estuvo donde lo está actualmente, y ésto tuvo una gran importancia en lo que respecta a los asentamientos argáricos en la depresión de Vera.

conferencia Vera

conf5

En esta conferencia se ha analizó la importancia de la comarca del litoral del Levante almeriense en todo el período de la Edad del Bronce Argárico,  con  la preetapa  de la cultura calcolítica de Los Millares, y la posterior del Bronce Final, con especial atención a las nuevas investigaciones llevadas a cabo por el Instituto Arqueológico Alemán en  el yacimiento de Fuente Álamo  (Cuevas del Almanzora) y El Argar (Antas), que el Dr. Oswaldo coordinó junto al Dr. Schubart,  en el marco de un  Proyecto General de Investigación sobre esta cultura del S.E. peninsular, donde se confirma que especialmente en El Argar de Antas, se encuentra el poblamiento originario del mundo argárico,  de gran entidad, con numerosos hallazgos, especialmente de tumbas, pero también de elementos relacionados con el poblamiento agrícola y la producción y transformación del metal de bronce, desde donde irradió a toda la amplitud del SE de la península Ibérica.

Este proyecto singular sobre la Cultura Argárica, según explicaron los coordinadores de la conferencia, el arquitecto Julián Pérez Flores y el arqueólogo Domingo Ortiz, representantes de la Asociación AMIGOS DE EL ARGAR, tiene sus objetivos principales en la investigación arqueológica del poblamiento argárico en el Sudeste de la Península Ibérica, a la luz de los estudios de los yacimientos de esta cultura en todo el amplio territorio referenciado, para la contribución al progreso del conocimiento histórico de las primeras manifestaciones de una civilización – estado.

El Proyecto  contribuye a la superación de los paradigmas histórico-culturales que desde los tiempos de Luis Siret y Pedro Flores venían siendo reciclados sin profundizar en el estudio de la “Economía Política” de la sociedad argárica, y sin desarrollar un estudio equiparable al impacto antrópico de dicha cultura con respecto de la transformación de la naturaleza del Sudeste peninsular durante la Edad del Bronce.

conf6

En cuanto a las conclusiones sobre esta Cultura, quedaron puestas en evidencia las características urbanas propias de esos poblados y la función de producción de cada una de ellos, así como en particular el yacimiento arqueológico de El Argar, ubicado en  una planicie sobre el río Antas  en el área nuclear del territorio argárico, como estado central. Permitiendo los resultados obtenidos, a partir del año 1984 (Schubart y Arteaga, en Homenaje a Luis Siret, Sevilla, 1986), postular por primera vez respecto de la prehistoria de la Península Ibérica, la existencia de una “sociedad clasista inicial” (Arteaga, 1992), mostrativa de la aparición del Estado en el Sudeste (Arteaga, 2000).

conf2

En referencia al tema de la imagen del territorio en aquellos momentos de esplendor de la Cultura Argárica, a través del análisis geoarqueológico de la Depresión litoral de Vera, es parte de una de sus muchas líneas de investigación, que radica en la aplicación de la Geoarqueología como una ciencia interdisciplinar abocada en el estudio de las transformaciones paleoambientales y alteraciones ecológicas ocurridas en las costas atlánticas-mediterráneas de Andalucía durante todo el Holoceno, mostrando ejemplos de líneas litorales fósiles que conformarían pequeñas islotes, cuando la depresión quedaría totalmente ocupada por una amplia llanura aluvial inundada, trayendo consigo, desde el punto de vista paleogeográfico, la formación de lenguas de agua en las desembocaduras de los tres ríos, Almanzora, Antas y Aguas, y tierra adentro de la comarca litoral, con niveles de marismas, lo que confirmaría que el núcleo urbano de El Argar tendría salida al mar mediante fondeadero.

El propósito de estos trabajos geoarqueológicos estriba en evaluar el impacto antrópico que sobre la naturaleza han venido propiciando las sucesivas formaciones sociales que desde la Prehistoria hasta el presente habitaron en estos espacios litorales, conformando la plasmación de los paisajes que ahora se observan.

Hace ya más de 30 años, que Oswaldo Arteaga, al conocer estos fenómenos en profundidad, se dio cuenta de que era imposible comprender la Prehistoria y Protohistoria de Andalucía utilizando los mapas actuales que, en ocasiones, distaban mucho de representar la superficie terrestre y marítima y los paisajes de esas épocas. Concibió así la idea de crear un grupo de investigación interdisciplinar que contase con prehistoriadores, geólogos, paleontólogos, geógrafos y arqueólogos. Nació así la llamada “Geoarqueología de Andalucía”.

conf1

En la amplia red de investigadores que se ha ido formando en torno al grupo, podemos destacar como miembros principales o fundadores al prehistoriador Dr. Oswaldo de Arteaga, a los  geólogos alemanes Dr. Horst D. Schulz (Universidad de Bremen), G. Hoffamann, el geógrafo francés Dr. Loïc Edouard Marie Ménanteau (Universidad de Nantes), la arqueóloga alemana Dra. Anna-Maria Roos (Instituto Alemán de Arqueología de Berlín), el Dr. H.Shubart y el catedrático Wolfer Pincel de la Universidad de Bochum (Alemania).

Y en dicha conferencia: ‘El litoral prehistórico en la Depresión de Vera. Una visión desde la Geoarqueología Dialéctica”, se presentaron, en primicia en Vera, sus conclusiones, tras tres décadas de fructífera investigación multidisciplinar, aplicadas a nuestra zona del levante almeriense.

El Programa interdisciplinario desarrollado por estos científicos, dedicado a la delimitación de las antiguas líneas costeras en el litoral paleogeográfico de la cuenca terciaria de Vera, incluye lo que concierne a los tiempos Neolíticos, calcolíticos y argáricos. (Arteaga et alii 1995).

Estos trabajos de campo de El Argar y de Fuente Álamo, geológico-arqueológicos del “Proyecto Costa”, son los que nos sirven de base para el planteamiento del proceso histórico que atañe a las llamadas culturas de Almería, Millares y El Argar.

En modo paralelo a las actuaciones geológico-arqueológicas del “Proyecto Costa” y a las excavaciones sistemáticas en Fuente Álamo, debemos señalar, por su inminente aporte al conocimiento del mismo, el yacimiento de El Argar, sus prospecciones electromagnéticas que bajo la dirección de H. Schubart con la colaboración de Anna Mª Roos que allí se realizaron, y que dada la campaña de sondeos arqueológicos realizada durante el otoño de 1991 nos permitirán impulsar el conocimiento de la ordenación del “hábitat prehistórico” en este asentamiento capital.

La Geoarqueología Dialéctica aplicada en la zona entre los ríos Almanzora Antas y Aguas tiene por objeto la investigación interdisciplinar del impacto ambiental analizado a tenor del proceso histórico.

Las cartografías referentes a los cambios ocurridos en la fisionomía costera durante el Holoceno, pertenecientes a 4 momentos históricos (6.500/3.000/2.000/1.000 BP) Sirve como elemento vehicular para obtener las incidencias antrópicas que han ido produciendo la transformación de los sucesivos escenarios o paisajes hasta el siglo XXI.

conf4

Se habló del estuario del yacimiento epónimo de El Argar que parece ser, que en el estado central de la cultura argárica se situaba un puerto, según los estudios y los trabajos de campo realizados por Oswaldo Arteaga, Anna Mª Roos, Schult, Hossman y Schubart, que dieron su fruto tras las prospecciones practicadas en el marco investigativo del “Proyecto Costa” que permitió precisar los antiguos rebordes marítimos generados a partir de la transgresión flandriense.

En efecto, la planta urbana de El Argar ocupa una meseta terciaria que domina sobre el antiguo del río Antas, la ensenada marítima que desde la “Isla de Puerto Rey” y el Espolón de Garrucha penetraba hacia el interior albergando las actuales llanuras de la Esperanza y de la espesura (Hoffman 1988: Arteaga 1992). Era entre todos los asentamientos argáricos de la cuenca de Vera, el que mayor vocación marítima tenía y sin duda el único que durante la Época del Bronce todavía mostraba una estrategia algo similar a la que adoptaban los asentamientos localizados en los emplazamientos amesetados de la “Época del cobre”. Encontrándose ubicado en una comarca sumamente apta para el desarrollo de una eminente economía agropecuaria, aunque su enorme importancia quedaba sustentada en razón del sistema agrícola-ganadero-minero-metalúrgico, que como centro capital articulaba políticamente en todo el territorio (Arteaga, 1992). También explicaron  que el ámbito físico de la cultura de El Argar se desarrolló sobre un territorio de casi 50.000 Kms2 en base a los trabajos científicos desarrollados en los últimos años con su equipo, dado que son yacimientos nuevos de territorios limítrofes que se han incorporado a los ya conocidos

22-pl-45-sepult62-femme-diademe1

En cuanto a los investigadores hacemos también un breve recorrido por su obra, su personalidad y su fructífera colaboración con la arqueología española.

Haciendo una detallada reseña de la profesionalidad de Oswaldo, decir que es un trabajador incansable y entusiasta.  Y con la energía, el carisma y el entusiasmo que le caracterizan, desarrolló múltiples actividades en el campo de la investigación arqueológica; actividades que han dejado una huella imborrable en la arqueología de nuestro país. Dedicación que le agradecemos en estas Jornadas de Estudio sobre la Cultura de El Argar, que ese año se desarrolló sen Vera, como una consideración a su seña de identidad con la Arqueología.

Catedrático Emérito de Prehistoria en la Universidad de Sevilla. Fue Director del Departamento de Prehistoria y Arqueología entre 1992 y 2005. Desarrolló docencia en las universidades de Sevilla; Cádiz; Granada; Autónoma de Madrid; Salamanca; Valencia; Escuela Nacional de Antropología e Historia (México D.F.); y en la Universidad de Oriente (Cumaná, Venezuela). Miembro Correspondiente del Deutsches Archäologisches Institut (Berlin).

conf3

Ha tenido bajo su dirección los Proyectos de Investigación (Ministerio de Cultura – Madrid; Junta de Andalucía; Instituto Arqueológico Alemán (DAI) de Madrid); entre otros destacan proyectos como: Los Saladares; Tossal del Moro; Peñón de Salobreña; Proyecto Fenicio-Púnico de la Axarquía de Vélez-Málaga; Iliturgi; Fuente Álamo; Reconstrucción del proceso histórico en el territorio de la ciudad iberorromana de Obulco (Proyecto Porcuna); así como los proyectos interdisciplinares de Geoarqueología Dialéctica: Costas Andaluzas; Marismas del Guadalquivir; Antípolis (Bahía de Cádiz); y Geoarqueología Urbana de Cádiz.

Ha llevado a cabo la dirección de reuniones científicas, entre otras: Congreso Internacional en Homenaje a Luis Siret; Primeras Jornadas de Arqueología Andaluza; I Congreso Iberoamericano de Arqueología Social; Congreso Internacional de Geoarqueología e Historia de la Bahía de Cádiz; y ha participado en numerosos comités científicos.

Ha realizado Estancias de investigación en los centros extranjeros de DAI (Bonn,); Centro de Investigación del DAI en Cartago (Túnez); del DAI (Frankfurt); Universität Bremen (Alemania); Université de Nantes (Francia), entre otros.

AAH_Cartel

Como vemos, a lo largo de su dilatada carrera profesional, el abanico de sus investigaciones es amplio. El Dr. Arteaga ha venido promoviendo cuatro amplias vertientes de investigación, cuyos estudios abarcan desde los tiempos prehistóricos calcolíticos hasta la Edad del Bronce del suroeste peninsular –y como no- estudiando la cultura argárica-, pasando también por los protohistóricos relativos a las sociedades fenicias y tartesias, ibéricas y púnicas, hasta la época romana. Oswaldo Arteaga es uno de los grandes historiadores que hacia  finales de los años 70 del siglo pasado aplicaron la Metodología Científica de Excavación Arqueológica en Andalucía.

 Entre 1977 y 1999 desarrolló sus investigaciones, junto al Dr. Schubart, en el yacimiento arqueológico de Fuente Álamo (Cuevas del Almanzora), desarrollando una intensa actividad en estas sucesivas campañas, siendo muy numeroso el grupo de colaboradores que participaron activamente en aquellas excavaciones,  y que asumieron un papel relevante en el estudio de los materiales y la interpretación arqueológica de este asentamiento.

En su largo periplo odiséico como investigador y como docente en la enseñanza universitaria, ha formado y apoya a los jóvenes investigadores, les abre vías, construye puentes entre el mundo arqueológico español, el portugués y el alemán. Muchos estudiantes, que seguirán siéndolo aunque hayan pasado los años y ya hayan demostrado su valía con sus brillantes carreras, confirmamos que en su disciplina es el mejor profesor posible.

El Dr. y catedrático Oswaldo Arteaga Matute, ha sido investido como Miembro de Número en la Academia Andaluza de la Historia, el 6 de marzo de 2015, en Sevilla, pronunciando un discurso sobre Geoarqueología, acompañado de  Horst D. Schulz (geólogo), Loïc Ménanteau (geógrafo) y esposa Anna-Maria Roos (arqueóloga) como Miembros Correspondientes.

Anna-Maria Roos, esposa de Oswaldo, también ha recibido esta distinción. Anna es otra de las personalidades importantes de la arqueología de Andalucía, miembro del Proyecto Arqueológico Porcuna, su tesis Doctoral (1997)  es de vital importancia para la historia de Porcuna: La sociedad de clases, la propiedad privada y el Estado en Tartesos. Una visión de su proceso histórico desde la arqueología del ‘Proyecto Porcuna’. Universidad de Granada.

22-pl-45-sepult62-femme-diademe1

Patrimonio de Bédar: el tesorillo nazarí de Serena

Presentamos, como ejemplo, el diseño de un póster o panel informativo como el que podría utilizarse para promocionar el patrimonio bedarense. Tomamos como ejemplo el tesorillo (de dimensiones modestas, pero tesorillo, al fin y al cabo) de Serena, presentado en un póster muy sencillo a escala (indicado en una esquina). Como cartel explicativo podría incluir un pequeño resumen de la historia de esta pedanía de Bédar, una aldea independiente en época nazarí que ha escapado afortunadamente al turismo de masas y que conserva todavía el carácter hispano-musulmán que está en sus orígenes.

 

poster(1)

Incendio en Sierra Cabrera. Resumen y estado actual

 

cabrera

Aspecto del incendio desde Bédar a las 17:20 horas.

A eso de las 15:30 horas se ha declarado un incendio en Sierra Cabrera. Al parecer se ha iniciado en el paraje de Llanos de Antón de Carboneras y ya afecta a los términos de Mojácar y Turre.

El Infoca está itentando controlar el incendio con medios aéreos, cinco grupos de bomberos forestales y una Brigada de Refuerzo contra incendios. Deseamos que quede controlado prontamente.

cabrera2

Situación a las 20:00 h

Indican ahora que el incendio se ha originado no en Carboneras sino en el término de Mojácar, en una zona colindante con el de Turre, posiblemente en el cerro del Moro.

IMG-20200621-WA0007

20:30 h

Desde Antas (Ine Thijs) nos envía estas fotografías (21:50 h):

105528613_302470917790482_4206465017803282808_n

106000733_190970762293021_5406309629890111579_n

105411275_1524583244391119_6047909674134539787_n

Los medios aéreos han abandonado los trabajos hace aproximadamente una hora.

22:00 h Desde Bédar:

IMG-20200621-WA0011

Muy triste noticia el incendio que ocurre al poco del fin del estado de alarma, hecho que no pasa desapercibido por muchos comentaristas en las redes sociales.

23:00 h: Afortunadamente parece que la falta de viento está ayudando a que el incendio no avance.

Nuevas imágenes recibidas desde El Pinar (Andy Devey)

21-June-2020-Sierra-Cabrera-fires-small-version

 

IMG_5382

Incendio en Cabrera

 

cabrera

Aspecto del incendio desde Bédar a las 17:20 horas.

A eso de las 15:30 horas se ha declarado un incendio en Sierra Cabrera. Al parecer se ha iniciado en el paraje de Llanos de Antón de Carboneras y ya afecta a los términos de Mojácar y Turre.

El Infoca está itentando controlar el incendio con medios aéreos, cinco grupos de bomberos forestales y una Brigada de Refuerzo contra incendios. Deseamos que quede controlado prontamente.

cabrera2

Situación a las 20:00 h

Indican ahora que el incendio se ha originado no en Carboneras sino en el término de Mojácar, en una zona colindante con el de Turre, posiblemente en el cerro del Moro.

IMG-20200621-WA0007

20:30 h

Desde Antas (Ine Thijs) nos envía estas fotografías (21:50 h):

105528613_302470917790482_4206465017803282808_n

106000733_190970762293021_5406309629890111579_n

105411275_1524583244391119_6047909674134539787_n

Los medios aéreos han abandonado los trabajos hace aproximadamente una hora.

22:00 h Desde Bédar:

IMG-20200621-WA0011

Muy triste noticia el incendio que ocurre al poco del fin del estado de alarma, hecho que no pasa desapercibido por muchos comentaristas en las redes sociales.

23:00 h: Afortunadamente parece que la falta de viento está ayudando a que el incendio no avance.

La Confederación de municipios de la Cultura de El Argar

El 6 de septiembre de 2015 se publicó en La Voz de Almería un interesante artículo haciendo referencia al proyecto de la Confederación de municipios de la Cultura del Argar, presentada por la Asociación Amigos de El Argar, además de un interesante resumen de la conferencia impartida por Rafael Micó y una entrevista realizada al presidente de la asociación, Julián Pérez. Hoy recordaremos estas noticias:

ALMERÍA Y MURCIA SE UNEN PARA SACAR A EL ARGAR DEL OLVIDO

ARQUEOLOGÍA. Antas, Turre, Cuevas y Totana lideran una confederación con otros municipios para relanzar los yacimientos.
Iniciativa. Los municipios y la asociación Amigos de El Argar pedirán a la UNESCO el reconocimiento de este legado sociocultural.

Josefina Guerrero. Antas.
Los municipios con pasado argárico seunen para convertirse en Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de un área cercana a los 50.000 kilómetros cuadrados del surestehispánico de las provincias de Almería, Murcia y alguno de Granada y Valencia, donde los yacimientos de la última cultura prehistórica presente en la península tienen mayor incidencia. Un tesoro cultural e histórico que debe ponerse en valor y para lo que media la Asociación de Amigos de El Argar.

RECONOCIMIENTO. Mucho antes de una actuación generalizada en todos los yacimientos, el fin último al que se aspira, desde la Asociación “trabajamos para el reconocimiento y reivindicación de la Cultura del Argar a través de quienes lo han trabajado”. Así lo destaca el presidente de la Asociación, Julián Pérez, bisnieto de quien fue capataz de Luis Siret y por tanto uno d elos mayores conocedores de la cultura más representativa de la evolución social en el sureste pensinsular.

A la asociación también pertenecen el arqueólogo Schubert que ha realizado nueve excavaciones en el Levante, en el año 91 realizó la de El Argar, en Antas; un gran conocedor del Bajo Almanzora como es Osvaldo Arteaga, catedrático emérito de la Universidad de Sevilla; o Rafael Micó, catedrático en Prehistoria de la Universidad Autónoma de Barcelona, que hace pocas semanas se desplazó hasta Antas para hablar de la violencia y el poder hace 4.000 años.

DESDE MURCIA. La localidad de Totana ya inició en 2010 una tramitación en solitario que fue apoyada por entidades y organismos vinculados a la arqueología. No obstante, la idea fue rápidamente desechada entendiendo la necesidad de abrir las puertas a unproyecto superior que permita el reconocimiento general de la Cultura argárica.

TRES ALMERIENSES. Finalmente, con la mediación de la Asociación de Amigos de El Argar ha conseguido el apoyo de las principales instituciones municipales afectadas, por el momento Totana, Antas, Turre, Cuevas del Almanzora, y algunos municipios de Granada, donde en las últimas décadas (con la ayuda de la Universidad de Granada) se han conseguido desarrollar varios proyectos de recuperación. La intención es llegar a todos los municipios de Valencia, Murcia y Andalucía con yacimientos arqueológicos (puestos o no en valor).

El objetivo que ya se marcó en Totana, es que sean catalogados como “obras del hombre, o bien las obras conjuntas del hombre y la naturaleza, incluidos los lugares arqueológicos, que tienen un valor universal excepcional desde el punto de vista histórico, estético, etnológico o antropológico”, según los criterios de la UNESCO.

Hace tres años la asociación participó en unas jornadas en Totana en las que se planteó que era necesario un trabajo conjunto para reivindicar la Cultura del Argar como un ámbito de actuación mayor, no localista. De Totana partió la idea de llegar hasta la Unesco, es ahora cuando se está reactivando y ha llegado la voluntad de cooperación en los municipios implicados en la provincia.

CATALOGACIÓN. La catalogación será garantía para el adecuado mantenimiento y puesta en valor de los yacimientos y, de cara al futuro, supondría la llegada de turismo cultural no estacional, con una gran repercusión en el ámbito social, cultural y económico de todo el ámbito argárico. Sólo en la localidad de Antas hay cerca de 40 yacimientos, no todos explorados, y en esta localidad (donde se encuentran los terrenos y el yacimiento que da nombre a esta milenaria cultura) es donde se han encontrado el mayor número de enterramientos; uno de los principales valroes históricos que sirven para el estudio de la cultura. “La iniciativa generaría un turismo cultural sin precedentes en la zona y prácticamente en España”, explica el presidente de la asociación, Julián Pérez. De hecho, la voz unánime de los especialistas de todos los ámbitos científicos y culturales coincide en destacar que si El Argar estuviera en Madrid o Barcelona, esas intervenciones ya serían una realidad.

la voz de almeria1

EL ORIGEN DE LA SOCIEDAD DE CLASES ALREDEDOR DEL PODER.

CONFERENCIA. El catedrático Rafael Micó recuerda que hace 4.000 comenzó la violencia a imperar.

Josefina Guerrero. Antas.

El catedrático de Prehistoria de la Universidad Autónoma de Barcelona, Rafael Micó, utiliza la cultura de El Argar para demostrar que el hombre actúa violentamente de forma innata. En la conferencia celebrada en la localidad de Antas, dentro d elas jornadas arqueológicas anuales, incidió en la “Violencia y poder hace 4.000 años en la Sociedad de El Argar”.

Micó expuso de una manera dinámica la violencia subyacente en el ser humano en diferentes sociedades y épocas de la humanidad, centrándose en la sociedad Argárica del sureste ibérico. De esta manera, a partir de los restos humanos encontrados en las diferentes excavaciones y analizados porminorizadamente, se llega a la conclusión de que esta violencia es innata y se manifiesta de una manera más o menos sutil en unos grupos y de una forma más agresiva en otros.

Esta violencia se hace patente en los comportamientos sociales y políticos que se producen en las relaciones de los distintos status que conforman las sociedades, ya sea la argárica como la actual.

MANANTIALES. La Cultura del Argar surge al amparo de los nacimientos de agua del cauce del río hoy denominado Antas, con la seguridad que supone el sedentarismo y la tranquilidad que la profesionalización y el vasallaje dan a una civilización. Cambian sus costumbres funerarias, puesto que sustituyen el enterramiento colectivo fuera de los poblados pol sepulcros dentro d elas propias viviendas. Su desarrollo además se ve en la cultura material, especialmente en la cerámica y en la metalurgia que, por extensión, supondrá la llegada del comercio.

Como ejemplo, Fuente Álamo. Sus pobladores lo habitaron hace más de 4000 años (2300-1700 aC) dentro de una cultura nacida en la Axarquía almeriense que tomó el nombre de su primer yacimiento estudiado, El Argar. Es muy probable que sea una evolución tecnológica de las culturas megalíticas de la Menga y los Millares. Sus habitantes se instalaban en pequeños collados defendidos por murallas. Hasta mil sepulturas, mayoritariamente en tinajas, han sido documentadas. Junto a ellas, ajuares en oro y plata, brazaletes, espadas o las diademas de las altas clases nobiliarias que se han estudiado ampliamente en los últimos años. Entre las vasijas, el característico “vaso campaniforme”, acompañado a veces de algunos alimentos. Ello puede indicar que contaban con una honda religiosidad y creencia en la vida futura.

Hablamos de una nueva forma de ver la vida que comenzó a forjarse hace cerca de 5.000 años. Así, aunque se extendería por las provincias de Granada, Jaén, Alicante y la totalidad de Almería yMurcia, en Antas se puede ver el inicio y la decadencia de la misma, se inicia con el asentamiento de Gárcel (incluso anterior a las innovaciones materiales) y se expandirá por El Argar, La Pernera, Lugarico Viejo, Fuente Bermeja o las cuevas del SErrón. Finalizará con Qurénima, al sur del Cabezo María, 1.300 años después.

la voz de almeria2

MINIENTREVISTA.

JULIÁN PÉREZ
Pte. “Amigos de El Argar”

“A El Argar le faltan mecenas”

-¿Cómo se encuentra en la actualidad la Cultura del Argar?

Hay buena voluntad de hacer algo grande, aunque a veces es difícil conjugar los intereses políticos con los culturales. Yo soy presidente de la Asociación de Amigos del Argar, con arqueólogos, historiadores y personalidades vinculadas o con sensibilidad a la necesidad de salvaguardar nuestro patrimonio histórico.

-¿Para cuando podría llegar esa denominación?

Es un trámite muy largo. Aunque hay que tener en cuenta que en arqueología se cuenta en siglos, esperamos no llegar a eser punto. Hay que involucrar a la clase política y la sociedad, buscar a gente que quiera potenciarlo y difundirlo, hay que enseñar lo que tenemos y poner en valor lso yacimientos. Hay ejemplos de que se puede hacer, la sociedad de Menorca se ha movilizado y conseguido un gran poryecto.

-¿En qué situación concreta se encuentran los yacimientos de Antas como cuna de El Argar?

El Argar y cualquiera de los múltiples yacimientos de Antas son de los espacios menos desarrollados. Es una lástima para cualquiera que como yo tiene vinculación o es oriundo de Antas. Nos llevan mucha ventaja en otros lugares. En Murcia han apostado por ello y empresas como El Pozo o Vokswagen han ayudado. A nosotros nos faltan mecenas también.

PEDRO FLORES, EL CAPATAZ DIBUJANTE.

Entre los años 1840 y 1938 vivía una de las personas que más cerca ha estado del mundo argárico. El antense era la mano derecha de un gran estudioso de la cultura algárica como fue Luis Siret. Pedro Flores es una figura poco reconocidad pero muy importante en la historia de la arqueología española, “el negro de Luis Siret”, como aún se le reconoce en el ámbito familiar.

Estando Siret trabajando de ingeniero de minas en las Herrerías, incluso cuando se ausentó por la Guerra Mundial de España, Pedro Flores seguía visitando yacimientos y registrando lo que iba encontrando en yacimientos de Almería, Huelva, Portugal, Valencia, Alicante, Murcia.

Los cuadernos de campo de Pedro Flores, un total de 170, están en manos del Museo Arqueológico Nacional. Son 31.000 documentos donde dibujaba y anotaba lo que encontraba; de uan forma no muy académica, escrito en andaluz; pero su legado y su figura también entra de todo lo que hay que reivindicar dentro de la Cultura de El Argar.

Gracias a él. Su legado son miles de enterramientos, los primeros tesoros y las viviendas y chozas escarpadas en las montañas, la organización arquitectónica màs habitual en la época.
Por el momento, desde el Ayuntamiento de Antas se ha dado su nombre al Museo que en el futuro albergará el Centro de Interpretación de la Cultura de El Argar. Aún se encuentra a la espera de tener ayuda de la Junta de Andalucía para poder iniciar su actividad museística, algo que lleva varios años de retraso de la previsión inicial.

2015: Violencia y poder hace 4.000 años en la sociedad de El Argar

El 10 de julio de 2015 la Asociación Amigos de El Argar promocionaba otra de esas conferencias imprescindibles sobre la cultura del Argar, que se llevó a cabo en Antas. En esa ocasión, estuvo impartida por el catedrático de Prehistoria en la Universidad Autónoma de Barcelona, Rafael Micó, dentro del ciclo de conferencias realizadas por prestigiosos arqueólogos que realiza cada año el Ayuntamiento de Antas y la Asociación “Amigos de El Argar”.

La presentación del conferenciante, estuvo a cargo del presidente de la Asociación, el arquitecto oriundo de Antas y bisnieto de Pedro Flores, Sr. Julián Pérez Flores. En ella, manifestó la necesidad de potenciar, conservar y promocionar el patrimonio arqueológico Argárico a nivel local y regional y dar a conocer a la sociedad actual dicha cultura. Sumando esfuerzos con los diferentes lugares de excavación de la zona y, de esta manera preservar y expandir su conocimiento tanto al público especialista, como a centros de Enseñanza, implicando de esta manera al público en general y a los organismos oficiales.

El catedrático, expuso de una manera dinámica al numeroso público asistente la violencia subyacente en el ser humano en diferentes sociedades y épocas de la humanidad, centrándose en la sociedad Argárica del sureste ibérico. Exponiendo a partir de los restos humanos encontrados en las diferentes excavaciones y analizados pormenorizadamente, se llega a la conclusión de que esta violencia es innata y se manifiesta de una manera más o menos sutil en unos grupos y de una forma más agresiva en otros.

Esta violencia se hace patente no solamente en las agresiones personales si no también en los comportamientos sociales y políticos que se producen en las relaciones de los distintos status que conforman las sociedades, ya sea la argárica como la actual.

conferencia1

conferencia 2

conferencia3

conferencia4

conferencia 5

conferencia 6

La Asociacion Amigos de El Argar dio la noticia de la creación de LA CONFEDERACION ARGARICA, ante la presencia de autoridades municipales de Antas, Cuevas del Almanzora, Totana, Murcia, y de otras poblaciones y asociaciones como ASBA, que asistieron a la conferencia, sin olvidar la asistencia de una amplia representación del tejido social, que manifestaron un gran interés en participaren esta propuesta novedosa, que abarcaría todo el ámbito territorial donde se ubicó y desarrolló la cultura de El Argar entre el 2250 y 1500 AC., insistiendo en la necesidad de aunar esfuerzos y buscar complicidades, entre el tejido social e instituciones, para hacer posible este ambicioso proyecto.

Cartel Jornadas Arqueológicas Julio 2015

 

principal

 

Trenes, Cables y Minas de Bédar, Los Gallardos, Garrucha y Mojácar

Fue hacia 1999 cuando llegó a mis manos un libro, “Trenes, Cables y Minas de Almería”. Para entonces ya hacía algún tiempo que había empezado a interesarme en el pasado minero de Bédar, aunque la tarea se antojaba complicada porque éste había caído en el más incomprensible de los olvidos, aparte de los estudios realizados por Andrés Sánchez Picón y Miguel Ángel Pérez de Perceval Verde.

“Trenes, Cables y Minas de Almería” supuso un verdadero shock, un estudio documental pormenorizado de las vías férreas y cables aéreos de la provincia de Almería, con abundante material fotográfico y un inestimable trabajo de campo, o lo que es lo mismo, arqueología industrial. En lo que correspondía a las minas de Bédar y los sistemas de transporte hasta Garrucha la obra aclaró muchas dudas sobre los diferentes restos y sentó, sin duda, la base de la historia minera y de estos importantes sistemas de transporte que marcaron toda una época. El libro, hoy una obra mítica e indispensable, sigue estando de actualidad y es de consulta obligatoria para todo aquél interesado en la historia minera de la zona. El libro, agotado desde hace tiempo, solo se puede conseguir de segunda mano a precios que superan fácilmente los 60 euros.

58216935

Personalmente, esta obra supuso para mí un cambio importante en como investigar y estudiar este pasado minero, y un impulso nuevo, asombrado por la importancia de las instalaciones que una vez estuvieron allí en funcionamiento. Por eso ha sido un gran descubrimiento un video publicado por Telesol que muestra precisamente la presentación de esta mítica obra y que muestra parte de una visita realizada, seguramente a mediados de la década de 1990, de los restos mineros de la línea de ferrocarril Bédar-Garrucha. En el video se muestra el cargadero de Garrucha y Tres Amigos y Serena en Bédar. En ellos vemos a José Antonio Gómez Martínez y José Vicente Coves Navarro (una especial mención a la camisa de José Antonio Gómez, tan típica de esa época y que tantos recuerdos me ha traído), además de Andrés Sánchez Picón. A destacar la descripción ya entonces de los ramales del ferrocarril en Bédar, y la mención a las minas del Silencio y Mulata, éste último un nombre que en Bédar hacía tiempo que se había olvidado, a pesar de su importancia. También es interesante la pequeña entrevista a Martin Ruíz, en Serena, hablando de las minas de Serena. En el video se ven estructuras que, desgraciadamente, ya no existen, por lo que pasa también a ser parte de la historia y por ello agradecemos a Telesol que lo haya compartido con todos.

Hoy en día y junto a Andy Devey, estamos a punto de terminar una obra que retoma la historia del ferrocarril y el cable aéreo Bédar-Garrucha, lo que nos lleva a hablar, obligatoriamente, de toda la minería, y no solo la de Bédar, también la de Los Gallardos, Turre, Garrucha y Mojácar. Por lo que a mí respecta, “Trenes, Cables y Minas de Almería” no ha sido solo una inestimable fuente de información, también ha sido una obra inspiradora fundamental que ha influido enormemente en este nuevo libro.

port

Hoy en día el proyecto está casi finalizado, con más de 400 fotografías, muchas de ellas inéditas, y decenas de planos, esquemas y dibujos explicativos, es el fruto de más de una década de trabajo de investigación. Entre las novedades, fotografías inéditas del ferrocarril y del cable aéreo, la estación de Serena, Tres Amigos, Puerto Coronel, Garrucha…   procedentes de España, pero también de lugares tan distantes como Noruega o Estados Unidos, y fuentes de información tan valiosas como los diarios completos de Thorkildssen, el instalador del cable aéreo de Bédar a Garrucha, la memoria del ferrocarril o las últimas investigaciones sobre la minería de Garrucha y Mojácar llevadas en colaboración con José Berruezo García.

Como novedad importante, el libro se publicará en versión en inglés y español, algo nada habitual en este tipo de obras y para obtener uno se ha de realizar una reserva, de las cuales tenemos ya más de 200, a todos los cuales agradecemos el interés en la obra y asegurarles que no les decepcionará en absoluto. Quien no lo haya hecho y quiera reservar su ejemplar, aún está a tiempo en los mails de contacto que añado al final de este post.

Porque como decía José Antonio Gómez en el video que incluimos, parte del interés de los ferrocarriles y cables de Almería radica en su gran desconocimiento, en un mundo como el de los estudiosos del ferrocarril en España, donde las novedades son cada vez más raras, por no hablar del gran desconocimiento de los cables aéreos, los grandes olvidados. Esperamos que este libro ponga un poco de luz sobre estas desconocidas líneas, y que sirva de empuje para proyectos muy necesarios en el levante, como la recuperación para el turismo del antiguo trazado del ferrocarril y hacer visitables las minas de Bédar, lo que es ya una necesidad evidente ante grandes y beneficiosos proyectos que ya funcionan actualmente, como la geoda gigante de Pulpí.

DSC_0180

plano

VACIADERO

Estas tres fotografias nos muestran los restos de la plataforma de carga junto al ramal de ferrocarril de Santa Catalina, el plano inclinado que sube desde barranco del Servalico hasta dicha plataforma y la tolva de descarga del mineral de Pobreza, puesto al descubierto a causa del incendio de 2012, que nos deja ver un resto del mineral explotado, que nunca llegó a ser subido por el plano inclinado para ser cargado en el ferrocarril.

Aquí presentamos un ejemplo de las estructuras desconocidas de esta antigua línea férrea. En concreto vemos una representación del cargadero de mineral en el ramal de ferrocarril de la mina Santa Catalina que daba servicio a la mina Pobreza. Tras la creación de La Unión Bedareña y el desmantelamiento de parte del cable aéreo a Garrucha, la importante mina Pobreza (la más productiva en esos momentos) tuvo que conectarse a la cercana línea del ferrocarril para el transporte de su mineral. Para alcanzar la vía, ubicada al otro lado del barranco del Servalico, se instaló una tolva o buzón de piedra y un plano inclinado automotor para subir el mineral a la altura de la vía, donde desde una plataforma elevada provista de compuertas, se realizaba la carga en los vagones del ferrocarril. Sin duda muchos de los que han hecho la ruta de la minería de Bédar han pasado delante de esta estructura sin sospechar lo que era. Solo se trata de un ejemplo del trabajo de investigación e interpretación realizado.

Juan Antonio Soler Jódar, 14 de junio de 2020.

pobreza

Representación artística de la estación de carga de la mina pobreza en el ramal de Santa Catalina. La máquina de vapor que accionaba el plano inclinado se encontraba en un extremo, donde se encuentran todavía los basamentos de la caldera y la máquina a vapor.

IMG_Version English

IMG_Version Espanol (REVISADO)

La necrópolis orientalizante de Boliche (Cuevas del Almanzora)

Seguimos repasando la actividad de estos años de la Asociación de Amigos de El Argar. En abril de 2015, elpresidente de la Asociación Amigos de El Argar, Julián Pérez Flores, asistió en nombre de la asociación a la presentación del libro de Alberto José Lorrio Alvarado “La Necrópolis orientalizante de Boliche”, libro que fue galardonado con el Premio de Prehistoria Luís Siret. El libro fue presentado el 8 de abril de 2015 en Cuevas del Almanzora.

Alberto Lorrio es catedrático de Prehistoria y director del Departamento de Prehistoria, Arqueología, Historia Antigua, Filología Griega y Filología Latina de la Universidad de Alicante.

BOLICHE LORRIO

El trabajo, galardonado con el Premio de Prehistoria y Arqueología de la Península Ibérica “Louis Siret”, aborda el estudio de la Loma del Boliche, uno de los primeros cementerios de la Edad del Hierro excavados en extensión en la Península Ibérica, dado a conocer por Siret en su monografía de 1909 Villaricos y Herrerías y objeto posteriormente de revisiones parciales. La completa documentación existente, toda ella conservada en el Museo Arqueológico Nacional, ha permitido realizar el completo estudio de una comunidad protohistórica que vivió, y murió, en el Sureste peninsular en los albores de la Edad del Hierro. Esta documentación incluye principalmente los cuadernos de campo, realizados por Pedro Flores, capataz de Siret, y por el propio investigador belga. También un variado conjunto de objetos que formaban parte de los ajuares funerarios, como urnas cinerarias, vasos de ofrenda, joyas de oro y plata, adornos de bronce y fayenza, útiles de bronce o de hierro, huevos de avestruz, etc., ofrendas de fauna, malacofauna o de frutos depositados en recipientes de esparto, los restos humanos procedentes de las cremaciones, o las maderas carbonizadas utilizadas como combustible en los rituales funerarios. El detalle con el que Siret, y su colaborador Pedro Flores, realizaron la excavación de este cementerio y el minucioso registro de la información obtenida ha permitido reconstruir la planimetría original, a partir de las medidas y las orientaciones dadas por los excavadores, además de abordar el estudio de las estructuras funerarias y el ritual, con mayor presencia de enterramientos en hoyo, unas pocas cistas, en ambos casos relacionados con rituales de cremación secundaria, y un reducido, pero significativo, conjunto de enterramientos en busta o fosas de cremación primaria.

jlorrio

Igualmente se aborda la interpretación social del cementerio y su contexto regional, en el que destaca la presencia de la ciudad fenicio-púnica de Baria y sus necrópolis en las cercanías, incorporando una síntesis que enmarca el cementerio en el mundo funerario orientalizante de la Península Ibérica. Finalmente, se han abordado los análisis antropológicos, paleopatológicos y paleonutricionales de los restos humanos incinerados, el estudio antracológico de las maderas utilizadas en las piras funerarias, y de las ofrendas de fauna y malacofauna, además de analizarse los metales conservados y algunas cuentas de fayenza.

 

Alberto José Lorrio Alvarado

 

premio-prehistoria2

La necrópolis de Boliche constituye un interesante documento de los contactos entre indígenas y colonos fenicios en las tierras del Sureste, un fenómeno relativamente frecuente a lo largo de las costas mediterráneas de la Península Ibérica. Su estudio permite analizar de forma excepcional la profunda transformación ritual, ideológica, social, tecnológica, económica o subsistencial de una comunidad indígena instalada junto a la desembocadura del río Almanzora durante la etapa más avanzada del Bronce Final y el inicio de la Edad del Hierro, al tiempo que evidencia la complejidad de las relaciones entre ambas poblaciones, al documentarse la presencia de tumbas vinculadas posiblemente con población fenicia, al parecer mujeres en su mayoría, cuya estrecha vinculación con la comunidad indígena se evidencia por el uso del mismo espacio cementerial, aunque mantuvieran una cierta independencia como confirma el que ocuparan un sector individualizado de la necrópolis.