La Almoloya y la Asociacion de Amigos del Argar

Como ya comentábamos en un post anterior, los descubrimientos en la Almoloya están siendo realmente sorprendentes. En el número de noviembre de la revista SÀPIENS se ha publicado un artículo en la sección de NOTICIES DE LA HISTÒRIA. Nadie se ha de extrañar de que sea una revista catalana la que se hace eco de la noticia, pues es precisamente un equipo de arqueólogos de la Universidad Autónoma de Barcelona los que investigan en la Bastida y Almoloya. Lo que es muy sorprendente es que en Almería no se haga más eco de estas noticisa (aunque algunos no nos sorprendemos tanto)… quiero recordar que El Argar está precisamente en Almería.

NOTICIA SAPIENS

Queda mucho por hacer para concienciar a todos los almerienses del enorme potencial que guardan los yacimientos ubicados en nuestra provincia. Los descubrimientos en la Bastida y la Almoloya son de tal importancia y están teniendo tanta proyección a nivel internacional, que no es de extrañar que el centro de interés se desplace hacia estos yacimientos. Es por eso que son tan necesarias asociaciones como la Asociación de Amigos de El Argar, que buscan el rescate y promoción de nuestros propios yacimientos arqueológicos, que seguro que no dejarían nada que envidiar a los yacimientos murcianos.

Solo quiero destacar una cosa, de esa “diadema de plata” encontrada en la Almoloya, descrita en la noticia como distintivo de poder reservado exclusivamente a algunas mujeres de la clase dominante, Siret encontró cuatro (¡ni más ni menos que cuatro!) en El Argar, ninguna de las cuales está en España. El tema de las diademas argáricas es muy interesante, pues se encontró incluso otra de oro, creo recordar que en la placica de la Encarnación, en Caravaca (corregidme si me equivoco).

Como el documento está en catalán procedo a traducirlo:

ENCUENTRAN EL EDIFICIO POLÍTICO MÁS ANTIGUO DEL CONTINENTE.

Cultura argárica. Arqueólogos catalanes lo han localizado en un yacimiento de Murcia.

Estratégicamente emplazado sobre una colina escarpada en la localidad murciana de Pliego, el yacimiento de la Almoloya fue cuna de la sociedad de El Argar o argárica, que ocupó el sureste de la Península Ibérica durante la Edad del Bronce antiguo. Hallazgos recientes realizadas por un equipo de investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona ( UAB ) han revelado nuevos datos sobre el poder político que ejerció una de las primeras sociedades urbanas de Occidente.

TUMBA PRINCIPESCA

La excavación ha sacado a la luz una trama urbana completa formada por numerosos edificios y tumbas. Entre los edificios destaca una sala con forma de trapecio de 70 metros cuadrados, que incluye un hogar ceremonial en el centro, un podio adyacente y una extensión de bancos con capacidad para 64 personas. Se trataría de una sala de audiencias o de gobierno y es el primer ejemplo de recinto especializado en el ejercicio político localizado en la Europa continental.

Junto a la cabecera principal del edificio, ha aparecido una tumba con los restos de un hombre y una mujer, enterrados en flexión y acompañados de una treintena de objetos y joyas hechos con metales nobles y piedras semipreciosas. Destaca una diadema de plata que pertenecía a la mujer y de la que sólo se conocen cuatro ejemplares más. Era un distintivo de poder reservado exclusivamente a algunas mujeres de la clase dominante argárica. CARLA GALISTEO

LA OPINIÓN DEL EXPERTO

Vicenç Llull *

PODER Y RIQUEZA argárica

La relevancia del descubrimiento radica en la conjunción de dos hallazgos de vital importancia. La tumba contiene el ajuar funerario más rico hallado en la Península Ibérica correspondiente a la edad del bronce antiguo, y ha aparecido en el subsuelo del primer ejemplo de arquitectura específicamente política encontrado en la Europa continental. Este edificio pone de manifiesto el enorme poder político que ejerció La Almoloya entre los años 1750 y 1550 aC en el contexto de una de las primeras sociedades estatales de la prehistoria europea.

Formaba parte de una unidad política que controlaba gran parte de las tierras litorales y prelitorales de las actuales provincias de Murcia y Almería, justo en el momento en que esta sociedad había llegado a su apogeo en cuanto a la expansión territorial y la concentración de poder y riqueza en pocas manos. Alrededor de 1550 aC, como otras civilizaciones del pasado, la sociedad argárica se colapsó y dejó paso a un mundo bastante diferente.

* Director de las investigaciones arqueológicas de La Almoloya.

La Almoloya, nuevo descubrimiento de la cultura del Argar

Decir que es un descubrimiento impresionante es quedarse corto. Un equipo de arqueólogos de la Universidad Autónoma de Barcelona ha descubierto en Pliego (Murcia) lo que viene a ser el primer recinto específicamente político construido en la Europa continental.

A pesar de tratarse un yacimiento expoliado muchas veces por personas sin escrúpulos, por suerte no llegaron a descubrir las maravillas que atesoraba, hasta la llegada del equipo de la UAB.

La Almoloya fue un auténtico centro de concentración política y de riqueza dentro del territorio político de El Argar, y arroja luz sobre cómo eran la política y las relaciones de género en una de las primeras sociedades urbanas de Occidente.

diadema

Los hallazgos incluyen una trama urbana con su utillaje completo, decenas de tumbas, muchas con ofrendas. Como novedades importantes, se observan paredes decoradas con estucos de motivos geométricos y naturalistas, lo que vendría a ser el estilo artístico argárico. Destaca una amplia sala de techos altos y capacidad para 64 personas que podían sentarse un unos bancos adosados a las paredes, con un gran hogar ceremonial y un podio de carácter simbólico. Se trata, sin duda de un edificio de carácter político, interpretado como una sala de audiencias o para reuniones de gobierno.

DSCN0026

Entre las tumbas destaca una por las ofrendas de gran valor que contiene. Se enterraron un hombre y una mujer, en posición flexionada, acompañados de hasta una treintena de ricas ofrendas, en metales nobles y piedras semipreciosas. Destaca una diadema de plata, ciñendo el cráneo de la mujer. Pedro Flores, el capataz de Siret, descubrió cinco diademas de plata similares en el Argar hace más de 130 años, y ninguna se conserva hoy en España. Otros objetos son dilatadores de oreja (algo inusual en la época), brazaletes, pendientes, anillos, un punzón de cobre con mango de plata… y un vasito cerámico cuyo borde y cuerpo aparecen cubiertos por finas láminas de plata.

vasito

Para dar a conocer estos importantes hallazgos, se celebró una conferencia en Madrid impartida por Vicente Llull, Roberto Risch, Cristiana Rihuete, Rafael Mico, Kristian Kristiansen (de la universidad de Goteburgo) y Robert Chapman (de la Universidad de Reading). Algunos de estos conferenciantes seguro que les suenan de las conferencias celebradas por la asociación amigos del ARGAR-FUENTE ÁLAMO que se llevaron a cabo este verano pasado en Antas y Cuevas.

Julián Pérez Flores fue a la conferencia en representación de la asociación, como presidente de la misma y acompañad por autoridades de la zona.

DSCN0028

Envidia de la sana es la que produce ver lo que otras provincias están haciendo con su patrimonio, teniendo como tenemos en Almería yacimientos tan importantes como El Argar… y no sólo el Argar, hay otros yacimientos de la misma época muy importantes, pero necesitan protección. Para conocer nuestro propio patrimonio contamos con las inestimables investigaciones realizadas por Luis Siret y Pedro Flores, con mucho esfuerzo y a pesar de los medios limitados con los que contaban en la época. Pero si no los protegemos, es posible que todo ese trabajo se eche a perder.

DSCN0031

Desde la asociación amigos de el ARGAR-FUENTE ÁLAMO, a la que como ya sabéis pertenezco, se intenta ejercer presión para que se consiga una tutela efectiva del descomunal patrimonio de Almería. Es la herencia que tenemos que dejar a las generaciones futuras y es nuestra obligación, el asegurar su protección y, ojalá, llegar a realizar estudios arqueológicos modernos en ellos a imagen de lo que se hace en Totana o Pliego.

DSCN0034

Estos yacimientos, cuya importancia es ya internacionalmente conocida, pueden musealizarse y prepararse para las visitas, el beneficio para el territorio sería innegable. Sin embargo, en Almería se denota una exasperante pasividad por parte de las autoridades y científicos responsables y un inexplicable desconocimiento por parte de los ciudadanos. Las diferencias entre lo que se hace en nuestra vecina Murcia y lo que hacemos aquí es como para sonrojar a cualquiera.

Señores, dejémonos ya de mirarnos el ombligo, quitémonos las legañas de los ojos, y empecemos a proteger lo nuestro.

El Argar y La Bastida: el Estado Argarico

Faltan dos días para la conferencia “SOCIEDAD Y PODER: Nuevos descubrimientos en La Bastida”, a cargo de Vicente Lull. Para quien esté dudando todavía en ir, quiero insistir en la importancia de este acto y en dar a conocer la cultura del Argar.

Ante todo tengo que lamentar la nula colaboración que muestran ciertas entidades que, paradójicamente, son las que tendrían que interesarse más por estos proyectos. Y me refiero concretamente al IEA, no me importa decirlo. Claro está que a todos nos gustaría mucho que fueran especialistas de Almería los que lideraran el estudio de los restos de la cultura argárica, pero no es así y no tenemos que engañarnos.

A nadie se le escapa el hecho de que sean arqueólogos de la UAB (Universidad Autónoma de Barcelona). También a mí me chocó mucho cuando leí por primera vez el artículo sobre La Bastida en la revista “Sàpiens” (nº 128 de abril de 2013), una conocida revista de divulgación catalana. No me lo podía creer, ¿estaba leyendo en catalán algo que creía que solo competía al ámbito del sureste español? ¿Por qué no primero en Murcia o en Almería? ¿por qué no por murcianos o almerienses? Al acabar de leerlo comprendí que, simplemente, es algo de tal embergadura que escapa a cualquier regionalismo. Es obvio que algo de tal importancia como la cultura del Argar, o poblaciones prehistóricas como La Bastida, no puede quedarse en un ámbito local, ni siquiera comarcal o autonómico. Nadie en su sano juicio dirá nunca, por ejemplo, que las cuevas de Altamira son solo de interés para Cantabria. Con la cultura del Argar pasa lo mismo, y conforme más avanzan las investigaciones, más importancia adquiere.

Sin embargo, es desde aquí donde debemos dar a conocer este importante patrimonio. Porque es algo nuestro y porque es un enorme bien que puede suponer un gran beneficio para toda la región. Sin duda el estado de la investigación científica está a años luz del nivel de difusión que ha alcanzado en las regiones en las que más debería interesar. La Asociación Argar Fuente Álamo, un proyecto nuestro, ha realizado un enorme esfuerzo, en la figura de su presidente Julián Pérez Flores, para traer al Catedrático en la Universidad Autónoma de Barcelona, Vicente Lull Santiago.

plano Argar

El mismo José Julián Pérez me ha pasado toda la información sobre el evento, por lo que procuraré compartir con todos vosotros los puntos que considero más interesantes:

Vicente Lull es el primer defensor de que en El Argar se formó el primer Estado Argárico de la Prehistoria, y capital central. Estudió y analizó 396 categorias de enterramiento, con una lectura claramente social. Sobre todo a partir de los años 80, se utilizó el estudio de estos ajuares funerarios, para proponer claras diferencias sociales en el seno de las comunidades argáricas y un acceso desigual a los recursos económicos y al poder ideológico-político.

En el desarrollo de esta línea de investigación, le ha llevadoa la excavación de yacimientos argáricos como Cabezo negro, Gatas, La Bastida, la Tira del Lienzo y la Almoloya. En 34 años de investigación, en el marco de un grupo de investigación multidisciplinar consolidado, ha contado con el apoyo y financiación ininterrumpida de instituciones oficiales para la promoción de la investigación de ámbito local, autonómico, estatal y europeo.

De manera paralela, la actividad investigadora de Vicente Lull se ha centrado en la prehistoria reciente en las Islas Baleares, siendo también allí un referente tanto en la investigación arqueológica del IIIer hasta el Ier milenio antes de nuestra erá.

La Bastida es uno de los poblados más importantes de la edad del Bronce en la Europa continental, en el que se desarrolló la primera sociedad urbana de nuestras latitudes. La cultura precedente, la de Los millares, ya había desaparecido, y los nuevos poblados ya no estaban en la llanura, sino en cerros elevados. La cultura del Argar se desarrolló entre el tercer y el segundo milenio aC sobre las regiones de Murcia, Almería, Alicante, Granada y Jaén.

Junio 2014 v05 Antas

La Bastida, en concreto, generó dos grandes incógnitas. La primera es de qué tenían tanto miedo los pobladores como para erigir tan importantes defensas. La segunda es si hubo algún contacto entre Oriente y Occidente. Los arqueólogos apuntan a que la élite de guerreros que fortificó La Bastida querían controlar los recursos económicos de la zona, además de regular el conflicto de clases en favor de esa élite.

gggg45trrrt

La cultura del Argar dejó atrás la economía de subsistencia y autoabastecimiento local y comenzó un reparto de tareas y separación entre productores y consumidores. Es decir, una sociedad compleja regida por un poder central encargada de la organización y control de la producción, procesamiento y redistribución de las materias primas.

5566edff

La mayor parte de los objetos metálicos que se han encontrado en la Bastida no están hechos con cobre local. En Peñalosa, en el alto Guadalquivir, se habían especializado en actividades mineras y en la reducción del mineral. El cobre, en forma de lingotes, se llevaba entonces a los talleres de La Bastida, donde se producían los diferentes objetos. Esto lleva a pensar que El Argar disponía de numerosos asentameintos interdependientes, y por lo tanto de un poder político amplio que integraba un extenso territorio. ¿Fue el primer Estado?

Bastida

Un poder político y militar mantenido, impuesto por la fuerza de las armas, precisaría proteger la ciudad en la que residía la élite y donde se encontraban sus talleres, almacenes, etc. Eso justificaría las imponentes fortificaciones de La Bastida.
Por otro lado, las innovaciones en materia defensiva que se han encontrado en La Bastilda, lleva especular sobre la posibilidad de que hubieran ingenieros militares procedentes de Oriente.

Quien quiera saber más y tenga la posibilidad, que se acerquea la conferencia del día 12. Quien no pueda y quiera una copia del artículo “La Troya de Occidentes” de la revista “Sàpiens” nº 128 de abril de 2013 (muy recomendable, cuya copia tengo que agradecer también a Julián Pérez Flores, traducido del catalán), solo tiene que pedírmela.

Aprovecho para añadir algunas referencias bibliográficas destacables de Vicente Lull Santigado, para que quien esté interesado:

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2014), ?La Bastida fortification: new light and new questions on Early Bronze Age societies in the western Mediterranean?, Antiquity, 88/340, pp. 395-410.

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2013), ?Funerary practices and kinship in an Early Bronze Age society: a Bayesian approach applied to the radiocarbon dating of Argaric double tombs?, Journal of Archaeological Science, 40/12, pp. 4626-4634.

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2013), ?The Bronze Age in the Iberian Peninsula?. En Harding, A. (Ed.), The Oxford Handbook of the European Bronze Age. Oxford Univesity Press, Oxford, pp.617-631.

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2013), ?The Bronze Age in the Iberian Peninsula?. En Harding, A. (Ed.), The Oxford Handbook of the European Bronze Age. Oxford Univesity Press, Oxford, pp. 594-616).

Lull, V. y Micó, R. (2007), Arqueología del origen del Estado: las teorías. Edicions Bellaterra, Barcelona.

Lull, V. (2007), Los objetos distinguidos. La arqueología como excusa. Edicions Bellaterra, Barcelona.

Gili, S., Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2006), ?An island decides: megalithic burial rites on Menorca?, Antiquity, 80, (310), pp. 829-842.

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (2005), ?Property relations in the Bronze Age of southwestern Europe: An archaeological analysis of infant burials from El Argar (Almeria, Spain)”, Proceedings of the Prehistoric Society, 71, pp. 247-268.

Lull, V., Micó, R., Rihuete, C. y Risch, R. (1999), La Cova des Càrritx y la Cova des Mussol. Ideología y Sociedad en la Prehistoria de Menorca. Consell Insular de Menorca, Barcelona.

Lull, V. (2000), ?Argaric society: death at home?, Antiquity, 74/285, pp. 581-590.

Castro, P., Chapman, R., Gili, S., Lull, V., Micó, R., Rihuete, C., Risch, R. y Sanahuja Yll, M. E. (1999), Proyecto Gatas 2. La dinámica arqueoecológica de la ocupación prehistórica, Monografías Arqueológicas, Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, Sevilla.

Castro, P., Lull, V. y Micó, R. (1996), Cronología de la prehistoria reciente de la península Ibérica y Baleares (c. 2800-900 cal ANE). British Archaeological Reports International Series, 652, Tempus Reparatum, Oxford.

Lull, V. y Estévez, J. (1986), ?Propuesta metodológica para el estudio de las necrópolis argáricas?. En Homenaje a L. Siret. Junta de Andalucía, Sevilla, pp.441-452.

Lull, V. (1983), La ?cultura? de El Argar. Un modelo para el estudio de las formaciones económico sociales prehistóricas. Editoorial Akal, Madrid.