El “mineral de la Garrucha”

Ya está accesible al público en general el número 32 de la revista De Re Metallica, publicada por la Sociedad Española para la defensa del patrimonio Geológico y Minero (SEPDGYM), cuyo objetivo es dar a conocer todas las cuestiones relacionadas con la promoción, difusión del estudio, inventario, proteccción, conservación y restauración del patrimonio geológico y minero-metalúrgico.

 

portada

Portada De Re Metallica nº 30. En la portada se representan precisamente los perfiles de las minas de la Cueva del Pájaro (Carboneras), Fraternidad (Mojácar), Prima de Faraón (Terreros-Pulpí) y Felicidad y Unión (Garrucha.)

En este número se presenta un artículo que trata de los inicios de la minería del hierro en la costa de Almería, a mediados del siglo XIX, cuando la industria requería de minerales de hierro sin fósforo. Los autores José Berruezo García y Juan Antonio Soler Jódar, tratan a fondo la historia de estas minas que producían un mineral de muy buena calidad y que era muy demandado en la época en las industrias francesa e inglesa.

Se cuenta la desconocida historia de varias minas ubicadas en Garrucha, Mojácar, Carboneras y Pulpí, en unos inicios que se están demostrando más intenso de lo que generalmente se creía, con una importante participación de compañías francesas.

Entre otras, quedan desveladas la identidad de varias minas de las que se desconocía casi todo, en especial la mina “de las Menas” de Mojácar (mina Fraternidad), junto a la conocida ruta turística de senderismo que pasa por la playa de Macenas o la más escondida “La Mina” de Garrucha (la que fue primero mina Felicidad y Unión y más tarde Melilla).

Pueden descargarlo pulsando sobre la imagen de portada, en la sección Biblioteca de este blog o desde la página del SEDPGYM:

DESCARGA SEDPGYM

En busca de la familia López Gardeta

Hace no mucho, José Francisco Gallardo, tras muchos esfuerzos, conseguía “reencontrar” la famosa cueva de los “Morceguillos”. Se trata de una cueva natural de la que muchos dicen haber visitado pero que nadie conseguía ubicar de manera precisa.

El caso es que algo llamó la atención del explorador, algo muy curioso, y no dudó en fotografiarlo:

MORCEGUILLOS

Se trata de un graffiti de lo más curioso, fechado el 24 de julio de 1901. El graffiti se ha ido cubriendo con el paso del tiempo con una delgada capa transparente de calcita, a modo de “plastificación” natural, por lo que ha quedado conservado para la posteridad. No en vano, el graffiti, hecho a lápiz, lleva ahí más de 100 años.

Este curiosísimo hallazgo (curioso de verdad), deja todavía más perplejo cuando se observan las iniciales (pues de eso de trata) de los que suponemos descubrieron (o redescubrieron, a saber) en 1901 esta mítica cueva de Bédar. Solo una de las iniciales parece tener sentido para nosotros: A. L. de la P.

Sólo puede corresponder a una persona: Andrés López de la Presa, ingeniero director de las minas de Chávarri y apoderado de la todopoderosa sociedad Chávarri, Lecoq y Compañía. Este descubrimiento avivó de nuevo los deseos de saber más sobre este personaje, que vivió en la casa de los Ingenieros en Tres Amigos (casa “redescubierta” en una fotografía hace poco, cabe decir). El objetivo es doble, el de documentar la biografía de este importante personaje (director de estas minas desde finales del siglo XIX hasta por lo menos 1916), y saber si es posible que custodiara el patrimonio fotográfico que debió existir sobre el ferrocarril Bédar-Garrucha, actualmente en paradero desconocido. No en vano, desde su alojamiento en Tres Amigos, pudo observar muchas veces la llegada y salida de los ferrocarriles mineros.

Sabemos muy poco sobre él, y eso que era muy conocido en Bédar. Más allá de 1916 le perdemos la pista en Bédar, por lo que he tenido que mover y remover hemerotecas y otros documentos, pero al final he llegado a un callejón sin salida, por lo que vamos a probar de nuevo si algún familiar llega a leer esto, como pasó con el médico Bernardo Renovales.

Por ello, aquí van los datos:

Andrés López de la Presa se casó con Dolores Gardeta Martín. Tuvieron cuatro hijos: Andrés López Gardeta, Gloria López Gardeta, Luisa López Gardeta y Mª Dolores López Gardeta. La familia, o parte de ella, se trasladó a Melilla tras el cierre de las minas de Bédar o tras la formación de la Unión Bedareña (no lo tenemos claro), donde siguió trabajando como ingeniero. Andrés López Gardeta, oficial de Telégrafos, se desplazó a Málaga en 1929 con su familia, en 1940 era encargado de la estación de Telégrafos del Peñón (Vélez de la Gomera). Mª Dolores López Gardeta tuvo cierta relevancia política en la Melilla de 1933. Dolores Gardeta Martín falleció el 4 de septiembre de 1931 en Melilla. En el primer aniversario de su fallecimiento se realizó una misa por su alma en la iglesia parroquial de Garrucha. Dolores López Gardeta falleció a los 86 años en 1995.

Y esos son todos los datos que hemos podido encontrar. Apellidos como Gardeta o de la Presa son relativamente fáciles de seguir. López en cambio…

Si alguien tiene información adicional que pueda ser de utilidad, o si algún familiar llegara a leer esto, le rogaríamos que se pongan en contacto con nosotros dejando un comentario en este blog. Muchas gracias.