Bédar: la mina Ureña y los dos Compadres

Hoy seguimos con una más de las pequeñas minas olvidadas de Bédar. Pocos conocían donde se encontraba la mina de la cueva de la Barrilla, pero muchos menos conocían su verdadero nombre, la mina Ureña y los dos Compadres.

Poco sabemos de ella, y menos aún del vecino que la demarcó, don Francisco Ureña Guerrero en 1894, del que solo sabemos que llegó  ser alcalde de Bédar a finales del siglo XIX.

Los pocos datos que hemos podido recuperar sobre esta mina nos hablan de una producción declarada de mineral de hierro durante los años 1892 y 1894 a nombre de dos sociedades, tan misteriosas como la misma mina, la Sociedad Trinidad y la Sociedad Ureña. La producción durante estos años no es nada despreciable, 21.586 toneladas declaradas (lo que significa que en realidad fue bastante más), 6.400 de las cuales fueron declaradas a nombre de Carlos Bahlsen en 1893. Que Carlos Bahlsen, antiguo jefe de instaladores del cable aéreo de la Compañía de Águilas, trabajara la mina a partido o que formara parte de alguna de estas sociedades (si es que no tenían nada que ver), es algo que no sabemos todavía.

 

UREÑA8

UREÑA9

Aspecto en Google Maps de la mina “Ureña y los dos Compadres”.  Destaca una gran explotación a cielo abierto, con una bocamina que conduce a una galería doble. En la cima del cerro se encuentran los restos de una edificación que se corresponden con el Polvorín de la mina, tal y como se recoge en algunas operaciones de demarcación de concesiones mineras cercanas.  Otro edificio, el tipo de construcción muy característica de finales del siglo XIX, podría haber albergado algún tipo de maquinaria, aunque no se han encontrado pozos cerca. Una plataforma elevada podría haber servido de cargadero para la carga del mineral en las carretas. Parece claro por la disposición que el mineral se transportó siguiendo el curso del barranco de la Fuensanta, un conocido antiguo carril de transporte en la época.

 

Tampoco está claro a quien vendían el mineral y de qué modo ni por donde lo transportaban. Aunque cerca del trayecto del ferrocarril, los años de producción son justo antes de su construcción. Solo queda el cable de la Compañía de Águilas como punto más cercano de transporte de mineral, y lo más seguro es que se usara como vía de transporte (por carretas, seguramente) siguiendo el barranco de la Fuensanta, un antiguo camino (como muchos barrancos) que conectaba el barranco de los Burgos con el viejo camino, ya olvidado, que desde Bédar conducía hasta Vera. Este barranco les hubiera permitido transportar el mineral hasta el punto de embarque más próximo al cable aéreo, el de la estación de la Carretera.

De momento, más preguntas que respuestas, esperamos poder descubrir algo más respecto a esta interesante mina y sobre los que la explotaron.

 

 

ureña5

ureña4

Bocamina y galería de la conocida como “cueva de la Barrilla”.

 

ureña6

ureña2

Dos imágenes de la explotación  cielo abierto de la mina “Ureña y los dos Compadres”. Junto al barranco de la Fuensanta, un antiguo edificio en ruinas.

 

ureña1

ureña3

Antiguo edificio de la mina. Parte de los muros se ha desprendido sobre el barranco. Podría haberse tratado de una caseta de máquinas, puede que para compresores de martillos neumáticos, dada la ausencia de pozos en la zona. Ante la poca entidad de las galerías asociadas a la mina, puede que simplemente de reconocimiento, parece que la mayor parte del mineral extraído procedió de esta corta a cielo abierto.

 

uREÑA7

En esta fotografía se aprecia la belleza de la zona que rodea al barranco de la Fuensanta, más conocida como El Curato. A pesar de su aspecto, a finales del siglo XIX y principios del XX era una zona importante de cultivos, vertebrada por el camino que aprovechaba este barranco, que conectaba el barranco de los Burgos con la vieja carretera de Bédar a Vera.

 

barrillaxp

Con la construcción de la línea del ferrocarril en 1897, esta zona cobró más interés. Para cruzar el barranco de la Fuensanta se construyó un imponente puente, el puente de la Barrilla. La presencia del ferrocarril permitió la explotación de otras minas en la zona, como la mina Abeja y la de San Antonio Segundo.

Anuncios

El Pinar de Bédar: los partidarios de la Compañía de Águilas

La minería en el Pinar de Bédar tiene una larga e interesante historia. Aunque probablemente fueron explotadas sus vetas de cobre en la prehistoria y las de plomo por los romanos y en época hispano-musulmana, los primeros datos documentales de su explotación nos llevan al siglo XVII, en el que se registra una intensa actividad.

El prolongado periodo de explotación entre 1843 y 1926 se puede dividir en varios periodos muy bien definidos, en los que se alternan fases de minería artesanal y otras de intensa mecanización.

 

ATAIF.jpg

Restos de un ataifor de época nazarita hayado en una escombrera de una mina de plomo en La Gamberra.

 

El periodo más largo y del que tenemos más información es el de los “partidarios de la Compañía de Águilas”, que trabajaron en estas minas aproximadamente entre 1885 y 1926. Esta información procede de varios documentos, en especial algunas cartas de los directores mineros de la Compañía de Águilas, pero el que más información aporta es sin duda el ingeniero Otto Pütz, que en 1906 visita estas minas, experiencias que recoge en un artículo que publicó en una revista alemana.

 

ALBARDILLAp

Los partidarios utilizaban simples tornos de albardilla para el acceso a los pozos. Para bajar simplemente etrelazaban la pierna en la soga de esparto.

 

La Compañía de Águilas, que había adquirido el coto minero de El Pinar de Bédar, había intentado sacar beneficio en esta minas de plomo por medio de una gran inversión en maquinaria. Sin embargo, tuvo que abandonar el proyecto en 1884 ante la falta de beneficios. Sin embargo, esto no supuso el fin de la minería.

La Compañía decidió dar partidos de rebusca a los mineros, con el fin de retener a los trabajadores, pues estaba en marcha un nuevo proyecto de explotar las cercanas minas de hierro de Serena. Estos “rebuscadores de la sierra” o “partidarios”, que era como los conocían, buscaban por cuenta propia el mineral que podía haber quedado en las diferentes minas y vaciaderos, llegando a beneficiar hasta 300 toneladas de mineral al mes.

cartagenera

Criba cartagenera, esquema realizado por Otto Putz de las utilizadas en el Pinar de Bédar.

 

ROYO

Mesa de arroyo o “Royo”, de los utilizados en el Pinar de Bédar (O. Putz).

 

La Compañía de Águilas les arrendaba parcelas de terreno, que explotaban de forma autónoma. Además, la Compañía les proporcionaba el agua necesaria para el lavado de minerales, comprándoles luego el mineral concentrado que habían obtenido.

A pesar de la dificultad del trabajo, llegaron a haber hasta 100 de estas explotaciones en 1906, en las que en algunas trabajaban familias enteras. En estas pequeñas parcelas, por las que pagaban una pequeña cantidad a la Compañía, se concentraban numerosos pozos y galerías. Había muchos niños empleados en los trabajos, y aunque se trabajaba en alguna mina, la mayor parte de las tareas eran de lavado de minerales. No era raro que las escombreras que un partidario había lavado ya, fueran lavadas de nuevo por otro para aprovechar hasta la más pequeña partícula de mineral.

 

cueva1

cueva4

cueva5

Diferentes casas-cueva ocupadas por los mineros que trabajaban para la Compañía de Águilas. Disponían de alacenas, minúsculas habitaciones y un hogar con chimeneas improvisadas en la roca. La última fotografía muestra uno de los hornos de la fundición Carmen rehabilitado como vivienda.

 

En las pocas minas en explotación se trabajaba a cielo abierto, pero también por medio de pozos. En los pozos se utilizaban los tornos de albardilla, las cuerdas y cestas eran de esparto y los mineros bajaban por ellos simplemente enlazando su pierna en la soga, sin otra medida de seguridad. Los niños eran especialmente utilizados en las minas, pues su pequeño tamaño les permitía acceder más fácilmente, transportando el mineral en unas cestas que llevaban a la espalda.

Casi todo el mineral extraído, al igual que las escombreras, debía ser sometido a un tratamiento que les ocupaba la mayor parte del tiempo. Primero trituraban el mineral con unas pesadas mazas con mango de madera flexible, que volteaban por encima de la cabeza para golpear con más fuerza. Algunas de los partidarios poseían molinos trituradores propulsados por mulas, pero era tal su coste que era muy raro que se utilizaran.

Para el lavado se utilizaban diversas máquinas.  Dejando a parte las cribas cartageneras, se usaban unas copias artesanales de maquinaria moderna, pero fabricadas con los materiales que estos mineros tenían más a mano.  Su construcción permitía que fueran fácilmente desinstaladas y trasladadas a otra zona o vaciadero.

 

cueva2

cueva3

Casa-cueva al parecer realizada aprovechando una explotación minera pre-existente.

 

Primero se usaba la criba cartagenera, con el que se recuperaban las partículas más gruesas. Se trataba de un gran cajón con agua y una criba que se accionaba con una palanca. Lo que pasaba por la criba y se depositaba en el fondo del cajón se llevaba a una máquina llamada “Royo”, o mesa de arroyo. Era una tabla larga ligeramente inclinada en la que se exponía el mineral a una corriente de agua que se llevaba las partículas menos densas.  Conforme se lavaba, y a base de numerosas repeticiones, la tierra se iba volviendo más gris, hasta que la galena estaba lo suficientemente concentrada como para poder ser vendida. Un operario se encargaba de ir retirando el mineral limpio y poniendo más tierra, sin interrumpir el proceso de lavado.

La tercera y última máquina era el “Rumbo”, forma en que se conocía a estas copias artesanales de los “round-buddles” de origen inglés. En el Rumbo se lavaba la tierra arrastrada por el agua en los Royos, que se sacaba con una azada especial llamada “rodillo”. Esta arena fina todavía contenía partículas de galena que eran susceptibles de ser concentradas con el Rumbo.

El Rumbo era una superficie cónica con muy poca inclinación. La arena se arrastraba con agua hasta la superfície cónica, por la que descendía lentamente ayudada por unos fragmentos de lona que rotaban lentamente (de forma manual). La galena se quedaba en la zona más central mientras que las partículas más ligeras eran arrastradas más hacia la periferia. De esta manera se recogía la parte central, que era de nuevo pasada por la máquina, y así de 4 a 5 veces, en un proceso que llevaba aproximadamente una hora.

El trabajo se llevaba a cabo durante largas horas bajo el sol abrasador. El beneficio era muy poco, pero les permitía sobrevivir. Muchos de estos mineros vivían en pequeñas e insalubres casas-cueva. Incluso se llegaron a habilitar los hornos de la antigua fundición Carmen como vivienda improvisada para estos mineros. A pesar de la ineficiencia de estas máquinas artesanales, estos mineros obtenían beneficios gracias a la repetición sin pausa de los diferentes procesos de lavado. Además del plomo, se obtenía, como producto secundario, una cierta cantidad de mineral de cobre, pero de escasa calidad.

 

 

rumbo1

Dibujo y reconstrucción a escala de uno de estos rumbos descritos por O. Putz en 1906. como los rumbos mecanizados de los que derivaban, la plataforma circular era de de 4 métros de diámetro, tamaño óptimo para rentabilizar el lavado.

 

rumbo reforma

Plataforma de un “round-buddle” parcialente desenterrada. Se trata de una de las que funcionaron en lavadero mecánico de la mina Reforma a la par que el lavadero Grande de El Pinar (1882-1884). La plataforma está construida de mortero de cal y se puede observar el lugar donde estaba el eje y los radios que se utilizaron para su construcción. El diámetro es de 4 métros.

RUMBOS REFORMA 2

Ampliación de una fotografía de José Rodrigo en el que se muestra el round-buddle excavado en la fotografía anterior, que formaba parte de una batería de estos artefactos, todos movidos por una máquina de vapor. Los elementos básicos eran los mismos, en azul se observa la plataforma circular de 4 métros, el amarillo los soportes del eje, y el rosa los depósitos para el mineral  y el agua.

 

rumbo aprovechado

Restos de un rumbo artesanal ubicado en la mina Aprovechado. de 1,8 métros de diámetro, está ya lejos de los 4 metros de los primeros Rumbos, por lo que debe tratarse de uno de fase tardía.

 

MAQUETA RUMBO

Ensayo de lavado con “Rumbo” a escala, de 15 cm de plataforma. La característica más importante para su funcionamiento era la inclinación de la pendiente de la plataforma de lavado. Rumbos con plataformas de menos de 4 metros podían funcionar perfectamente, tal y como lo demuestra esta miniatura de 15 centímetros de plataforma pero con la inclinación correcta. Sin embargo, estos Rumbos en miniatura debían ser muy ineficaces y requérir de muchas más repeticiones para obtener los mismos resultados que con uno más grande.

RUMBOp

El lavado con el Rumbo era una tarea repetitiva y monótona. A falta de máquina que moviera el ingenio, habitualmente era un muchacho el que, subido a la traviesa, accionaba el eje.

 

Aunque cueste de creer, este tipo de minería se mantuvo hasta 1926. Los restos estudiados en El Pinar nos llevan a pensar que los diferentes sistemas de lavado utilizados por estos partidarios sufrieron una especie de “regresión”. Por ejemplo, de los 4 métros de diámetros que tienen los Rumbos descritos por Putz (al igual que los rumbos mecanizados de los que derivan), se han encontrado algunos rumbos de tan solo 1,5 metros de diámetro. Aunque estos “mini-rumbos” eran sin duda capaces de lavar mineral, debían ser muy ineficaces, lo que en la práctica supondría un aumento del tiempo necesario para lavar una misma cantidad de mineral.

Sea como fuere, en 1916 se registra una producción anual ya bastante reducida procedente de los “partidarios”, tan solo 74,6 toneladas. Esta cantidad se redujo a unas casi residuales 44 toneladas en 1926, cuando ya solo trabajaban en las minas 62 mineros. Aunque se dio posteriormente algún partido de rebusca, se puede considerar este año de 1926 como el del fin de la minería del plomo.

 

pinar

Marcados en rojo, la ubicación de los restos de “Rumbos” artesanales conocidos. Estos se encuentran en el paraje de La Gamberra, mina Reforma, mina Aprovechado y barranco de San Marcos. En cuanto a los puntos en amarillo, indica la presencia de casas-cueva, especialmente abundantes cerca de la fundición Carmen de Bédar y en la parte más alta del barranco del Gato. Había más de estas casas-cueva cerca el centro de la urbanización, desparecidas actualmente.

 

 

¡Salvad la chimenea de Bédar!

 

Hace mucho tiempo que la chimenea de la fundición de plomo Carmen de Bédar  presenta unas grietas alarmantes. Siendo como es la última chimenea ligada al pasado minero de Bédar que queda en pie, sería una verdadera lástima que se viniera abajo. Desde hace tiempo que se pide que se haga algo, pero al fin parece que algo empieza a moverse.

Esta fundición de plomo, construida en 1845, es una de las más singulares de las construidas en el levante almeriense, y la más alejada de la costa, lo que explica su características especiales, de las cuales ya hemos hablado anteriormente. Sus hornos de reverbero reconvertidos en viviendas precarias de mineros es uno de los aspectos más curiosos que nos muestra esta fundición.

 

car7.JPG

car1

car2

 

car4

 

El elemento más distintivo de las fundiciones de plomo es, sin duda, su chimena. La de Carmen de Bédar ha resistido a más de ciento cincuenta años de minería intensiva y urbanizaciones igualmente intensivas. En cierta manera es un auténtico milagro que todavía esté en pie.

 

car6

 

Fund Carmen

Pero poco a poco los vecinos de Bédar se han ido sensibilizando con la importancia de conservar su última chimenea. en especial los que más cerca la tienen, los habitantes de la urbanización de El Pinar de Bédar. De esta manera, se ha iniciado una recogida de firmas para que se pueda exigir  al área de Cultura de la Diputación de Almería, que ponga las medidas necesarias para impedir la pérdida de este elemento fundamental del patrimonio de Bédar.  Una solución rápida para parar su deterioro es realmente fácil, tal y como ha puesto de manifiesto uno de los miembros de Bédar Sostenible, que ha confirmado que con un simple cerclaje metálico en la parte superior se puede evitar que se abra la estructura y se derrumbe.

Esta recogida de firmas, vehiculada por la asociación Bédar Sostenible, se mantendrá abierta por dos semanas. Por supuesto, todo el mundo que esté cansado de quejarse y lamentarse y quiera pasar a la acción, puede ayudarnos contactando con la asociación al mail Bedarsostenibleinfo@gmail.com para poder participar. Además, es posible incorporarse al nuevo grupo de Whatsapp de Bédar Sostenible, para todos aquellos que quieran participar en los diferentes proyectos que se llevan a cabo.

 

car5

 

FundicionCarmen

 

car3

 

 

Bédar: la mina Unión de Tres Amigos

EboAntes de empezar con el tema de hoy, quiero recordar a un buen amigo y vecino ilustre que lo fue de Bédar, que nos ha dejado hace poco. Ebo Hellemann nos deja a la edad 84 años. El ingente trabajo de recopilación de este ingeniero de minas se ha convertido en un referente para los que estudiamos el patrimonio minero almeriense. Su página Mining Andaluz ha sido una obra de consulta, y sigue siéndolo ahora que su legado ha sido incorporado en :

http://minasdealmeria.es/mining/

A Ebo Hellemann dedico este post, dedicado a una de las minas de hierro más icónicas y antiguas de Bédar, la mina de Tres Amigos.

Avant de commencer avec le sujet d’aujourd’hui, je veux me souvenir d’un bon ami et voisin illustre de Bédar qu’il s’est éteint la semaine dernière. Ebo Hellemann nous laisse à l’âge 84 ans. Le travail de cet ingénieur des mines s’est converti en un référant pour ceux qui étudions le patrimoine minier d’Almeria. Sa page web Mining Andaluz est un ouvrage de référence, bien que son legs a été incorporé sur le site http://minasdealmeria.es/mining/

Je voudrais dédier ce post à Ebo, un résumé sur une des mines en fer plus antiques de Bédar, la mine Tres Amigos.

 

tres amigos

Ubicación de los diferentes pozos con respecto al trazado del ferrocarril en su origen en la tolva en embudo del ramal de la mina Mulata. Placement des différents puits au côté du tracé du chemin de fer depuis son origine dans la trémie de l’embranchement de la mine Mulata.

 

Como otros lugares de Bédar, Tres Amigos, los pies del cerro Mojón, es un paraje que debe su nombre a la historia minera. Los datos de los que disponemos nos remontan al año 1857, antes de que se creara la sociedad Orozco y Cía. Gracias a los archivos de la familia Berruezo, que fueron importantes promotores mineros en la zona, sabemos de la existencia de La Sociedad para la explotación de la mina Jesús Nazareno, que hasta el momento tiene el honor de ser la primera sociedad minera ligada a la explotación de mineral de hierro de la que tenemos constancia en Bédar durante el “siglo minero”, el siglo XIX. Se trata de un contrato en el que Francisco Berruezo Ayora, representante de la sociedad, se obligaba a extraer 4000 quintales de mineral de hierro que entregaría al alemán afincado en Garrucha, Adolfo Kaiser, a un precio de 8 maravedís por quintal.

Située aux pieds du cerro Mojón (ce que veut dire la colline du borne), le parage de Tres Amigos doit son nom à l’histoire minière. Les données dont nous disposons remontent à un an avant la création de la société minière Orozco et Cía. Les fichiers de la famille Berruezo, qui sont un des promoteurs miniers les plus importants dans la zone, nous avons la connaissance de l’existence de la Société pour l’exploitation de la mine Jesús Nazareno. Cette société a l’honneur d’être la société minière plus ancienne dont nous avons constance à Bédar pedant le « siècle minier », le XIXème siècle. Il s’agit d’un contrat pour lequel Francisco Berruezo Ayora, représentant de la société, s’engageait à extraire 4000 quintaux du minerai de fer qu’il devrait livrer à Adolfo Kaiser, domicilié à Garrucha, à un prix de 8 maravédis.

 

ta21

ta7

Edificio para la máquina de extracción en el pozo número 1. El pozo ha sido completamente tapado, por lo que por mucho tiempo se consideró como un edificio de oficinas. Al fondo se observa la cantera de la mina. Sur la photos supérieures, le bâtiment de la machine d’extraction dans du puits número 1. Le puits a été complètement bouche, c’est pour cela qu’on a considéré ces restes comme un édifice de bureaux. Au fond on peut voir la carrière de la mine. 

 

Esta primitiva mina Jesús Nazareno debió estar ubicada en los crestones de mineral visibles que se encuentran junto a donde hoy se ubica la carretera de Bédar a Los Gallardos. Posiblemente sea la misma mina, o colindante de la que posteriormente fue explotada por la sociedad Orozco y Cía. Se trataba en este caso de la mina El Corazón de Jesús, una de las que proporcionó el mineral para la ferrería de los Orozco en Garrucha durante los años sesenta del siglo XIX. Estaba ubicada en el lugar dicho del Corral, pozo del padre Cura, en el paraje del Cerro Mojón.

Cette mine Jesús Nazareno étati placée sur les affleurements de minerai qui se trouvent à côté de l’actuel route Bédar-Los Gallardos. Il s’agit, probablement, de la même mine que l’exploitée pour la Société Orozco et Cía, la mine Corazón de Jesús. Cette mine a fourni le minerai pour la fonderie que la famille Orozco avait installé à Garrucha dans les années soixante du XIXème siècle. Cette mine s’y trouvait dans le site nommée del Corral , dans le lieudit le puits del padre Cura , au parage du cerro Mojón.

ta12

ta15

ta9

Restos del pozo número 2. El pozo está también tapado, aunque se aprecia parte de su sección. Los soportes de un castillete de madera todavía son visibles. Sur les photos supérieures, les restes du puits numéro 2. Le puits est aussi bouché, bien qu’une partie de sa section est toujours visible. Les supports d’un chevalement en bois sont encore visibles.

 

En 1875 se demarcó en esa zona la que sería la definitiva, la famosa Unión de Tres Amigos, demarcada en por Juan Manuel de Haro en la rambla de Bédar. Para su gestión, se creó la Sociedad minera La Reforma, siendo el presidente José Peña y contando entre sus miembros a Francisco Berruezo López y George Pecket. La mina fue arrendada a George Pecket para su explotación en 1890, ya planteándose la necesidad de construir un ferrocarril u otro medio de transporte masivo.

La concession d’Unión de Tres Amigos a été délimitée sur ce parage en 1875, elle a été registrée par Juan Manuel Haro, sur le ravin de Bédar. Pour pouvoir la gérér, les propriétaires ont crée la Société minière La Reforma, dont José Peña était le président et qui racontait parmi ses membres Francisco Berruezo López et George Pecket. La mine avait été louée à M. Pecket pour son exploitation en 1890, avec la condition de construire un chemin de fer pour le transport des minerais.

 

ta16

ta13

ta14

Las fotografías superiores muestran la entrada, trancada de acceso y galería con plano inclinado del pozo número 3. Se trataría de uno de las dos galerías con planos inclinados principales para la explotación de la mina. Sur les photographies supérieures montrent l’entrée, la galerie d’accès et le plan incliné du puits número 3. Il s’agit de l’un des deux galeries principaux avec des plans inclinés pour l’exploitation de la mine. 

 

Finalmente, y gracias a los esfuerzos de Pecket, la sociedad minera de Chávarri se hizo con los arriendos de diferentes minas en Bédar, entre ellas la de Tres Amigos, con la condición de la construcción de un ferrocarril minero. Este ferrocarril se acabó de construir en 1897, con dos ramales que recogían el mineral de las diferentes minas y lo conducían a una estación reguladora en un punto estratégico, precisamente en terrenos de la mina que nos ocupa hoy.

El ferrocarril permitió una intensa explotación de esta concesión, que acabó dando nombre tanto a la estación de ferrocarril primero y a todo el paraje después. Desde entonces toda la zona del barranco de Bédar que se encuentra a los pies del Cerro Mojón.

Finalement, et grâce aux efforts de M. Pecket, la société minière de Chávarri a pris la location de plusieurs mines de fer à Bédar, y compris Tres Amigos, toujours avec la condition de la construction d’un chemin de fer.

Le chemin de fer minier est fini en 1897 et il bénéficiait de deux embranchements pour le service des différentes mines. La station de départ s’y plaçait sur un point stratégique, précisément dans les terrains de la mine qui nous occupe aujourd’hui. Le chemin de fer a permis une intense exploitation de cette mie, qui a fini finalement pour donner le nom à la station d’abord, et puis à tout le parage placé aux pies du cerro Mojón.

 

ta5

En la fotografía superior, el pozo número 4, de sección rectangular, ya tapado con una capa de cemento para evitar accidentes. Estaba protegido por un pequeño edificio. Sur la photographie supérieure, le puits número 4, de section rectangulaire, déjà bouché avec une couche en ciment pour éviter des accidents. Il était protégé par un petit bâtiment.

 

A parte de las propias instalaciones del ferrocarril, incluida la casa-dirección de la sociedad de los Chávarri, nos encontramos con importantes labores mineras. Destaca una explotación a cielo abierto de la que queda un corte de unos 200 metros de largo. La capa de mineral, que se presentaba en la falda de la sierra, buzaba en dirección suroeste, en una delgada capa que en algunos puntos era de tan solo metro y medio de espesor. La explotación fue difícil, pero la buena ley del mineral y la cercanía del transporte hicieron que se trabajara intensamente en ella.

En plus des installations du chemin de fer, y compris la maison-direction de la société du marquis de Chávarri, nous trouvons des importants travaux miniers. On peut observer une exploitation à ciel ouvert d’environ 200 mètres de longueur. La couche minérale montrait un fort pendage en direction sud-ouest, et elle était très mince, dans quelques endroits ne montrait que un mètre et demi d’épaisseur. L’exploitation a été très difficile, bien que la bonne loi du minerai et la proximité du transport ait permis son exploitation.

 

ta19

ta17

En las fotografías superiores, el pozo número 5. Actualmente también se encuentra tapado. Al igual que el anterior, su función nos es desconocida.  Sur les photographies supérieures, le puits número 5. Actuellement il trouve aussi bouché. Comme l’antérieur, sa fonction reste ignorée.

 

La cantera se realizó durante a la vez que se construyó el ferrocarril, tal y como se deduce de la poca documentación conservada. Las labores subterráneas también empezaron a prepararse en el momento de la construcción del ferrocarril, obligados por el buzamiento de la capa de mineral. En 1896 ya se instaló una máquina fija de vapor por medio de una vía portátil para las vagonetas cargadas de mineral

Se practicaron dos galerías muy inclinadas que descendían por la capa de mineral, dotadas de planos inclinados por los que se extraía el mineral. A derecha e izquierda de los mismos se iban formando los pisos de explotación, a diferentes niveles. Del segundo plano se extraía un mineral muy mezclado con arcilla, lo que requería un difícil trabajo de tría.

Selon les documents conservés, la carrière a été coupée à la fois qu’on construisait le chemin de fer. Les travaux souterrains ont aussi commencé au moment de la construction du chemin de fer, obligés par le fort pendage de la couche. En 1896 la société avait installé une machine fixe à vapeur avec un plan incliné portative pour les wagonnettes de minerai.

La couche de minerai a été exploitée au moyen de deux galeries inclinées qui poursuivaient le minerai et dotées de plans inclinés pour l’extraction du fer. Des étages d’exploitation se formaient à droite et à gauche de les galeries principales, à différents niveaux. La deuxième galerie fournissait un minerai très mélangé avec de l’argile qui requérait un lourde travail de tri postérieur.

 

TRESAMIGOS

Esquema de uno de los planos inclinados de la mina Tres Amigos (Alfonso Sierra, 1926). La galería sigue el buzamiento de la capa de mineral, con galerías a ambos lados para su explotación. Schéma de l’un des plans inclinés de la mine Tres Amigos (Alfonso Sierra, 1926). La galerie suit le pendage de la couche de minerai, avec des galeries aux côtés pour son exploitation.

 

La mina tenía fama de peligrosa, pues a parecer de los mineros precisaba de fortificaciones y otras precauciones para evitar desgracias. Ya en 1897 moría en su plano inclinado Isidoro Arriola, un importante empleado de la sociedad Chávarri, al caer en la vía y ser arrollado por una vagoneta. En 1907 se habla de un peligroso hundimiento que casi estuvo a punto de enterrar a casi 30 mineros.

Como otras minas de Bédar, también precisó de trabajos de desagüe, lo que complicaba el avance de las labores en profundidad.

La mine avait une très mauvaise réputation chez les mineurs. A son avis, la mine avait besoin des fortifications et d’autres précautions pour éviter des malheurs. En 1897,  Isidoro Arriola, un important employé de la société du marquis de Chávarri, est décédé dans un des plans inclinés. M. Arriola a tombé sur les rails et a été percuté par un wagonnet. En 1907 un éboulement a presque failli tuer les 30 miniers qu’y travaillaient. En plus, et comme d’autres mines de Bédar, il a fallu des travaux de drainage pour poursuivre l’exploitation en profondeur.

 

ta8

TA1

ta3

Restos del edificio de máquinas y otras instalaciones auxiliares del pozo número 6. Fue explotada por Hierros de Garrucha. Sur les photographies supérieures, les restes du bâtiment de la machine de extraction et d’autres installations auxiliaires du puits número 6. Elle a été exploitée par la société Hierros de Garrucha. 

 

Como todas las minas explotadas por Chávarri, la explotación fue bastante irregular. En algunos momentos solo trabajaron en ella dos parejas de picadores. A pesar de todo los trabajos alcanzaron una profundidad tal que la compañía experimentó verdaderos problemas para seguir la explotación, por lo que se centró en las galerías más altas, que aunque con menos mineral, la explotación era mucho más económica.

En 1916 la mina contaba con dos máquinas de extracción con todos sus accesorios, 3 volquetes de minas de 400 kg de capacidad y cinco de una tonelada. Además había instalado un torno de madera y una fragua portátil para la reparación de herramientas.

Comme toutes les mines exploitées par la société Chávarri, l’exploitation a été assez irrégulière. A certaines époques il n’y avait que deux paires de piqueurs. Malgré tout, les travaux ont atteint une profondeur telle que la compagnie a expérimenté difficultés pour poursuivre l’exploitation, c’est pour cela qu’ils se sont concentrés sur les galeries les plus hautes, plus économique à exploiter mais avec moins de minerai.

En 1916 la mine disposait de deux machines d’extraction avec tous ses accessoires, 3 wagonnettes de 400 kg et 5 d’une tonne. On y avait aussi un tour en bois et une forge portative pour la réparation d’outils.

 

tres amigos per

Fotografía publicada en el periódico El Yugo el 1 de abril de 1959. Photographie de l’exploitation du puits Tres Amigos, El Yugo 1 avril 1959.

 

Los restos que actualmente se pueden encontrar en esta mina incluyen la presencia de 3 pozos conocidos, una galería inclinada con los restos de haber dispuesto de un plano inclinado, las ruinas de una caseta de máquinas (aunque sin retos del pozo al que debía servir) y aún otro pozo taponado con indicios de haber estado provisto de un castillete de madera.

Les restes qu’on y peut trouver actuellement incluent 6 puits, un d’eux avec les restes d’avoir disposé d’un plan incliné, les ruines d’un bâtiment pour la machine à vapeur et un puits bouché avec d’indices d’avoir être pourvu d’un chevalement en bois.

 

ta2

ta4

Pozo número 6 y soporte del castillete metálico instalado por Hierros de Garrucha. Sur les photographies supérieures, le puits numéro 6 et une des fixations du chevalement métallique installée pour Hierros de Garrucha.

 

Uno de estos pozos, de 50 metros de profundidad, fue puesto de nuevo en explotación a mediados del siglo XX por parte de la empresa Hierros de Garrucha. En él se instaló un castillete metálico y una máquina de extracción, aprovechando parcialmente las estructuras de las primeras minas. El mineral se almacenaba en unas tolvas metálicas desde donde se cargaba en los camiones que lo llevaban a Garrucha.

Un de ces puits, de 50 mètres de profondeur, a été mis à nouveau en exploitation au XXème siècle de la part de la compagnie minière Hierros de Garrucha. Ils ont installé un chevalement métallique et une machine d’extraction, en profitant les structures déjà existantes de la première exploitation. Le minerai était stocké dans des trémies métalliques d’où il se chargeait dans des camions pour le porter à Garrucha.

 

ta6

Pequeña galería cercana al pozo número 6. Sur la photographie supérieure, une petite galerie proche du puits número 6.

 

TRESAMIGOS

Reconstrucción del pozo de Tres Amigos durante su explotación por Hierros de Garrucha. Reconstruction de la mine Tres Amigos pendant son exploitation par Hierros de Garrucha.

Bédar: la mina de Los Corrales, un ejemplo de minería local. La mine de Los Corrales, un exemple d’exploitation minière locale de fer.

CORRALES0

 

Hoy vamos a mostrar cómo avanza la investigación de las minas de Bédar con un ejemplo, en concreto la localización e identificación de una mina de hierro de principios de siglo a partir de documentos. Esto en sí ya es bastante excepcional, pues la escasez documental de este importante periodo es lo habitual, por lo que habitualmente se trabaja sobre minas conocidas localizadas durante exploraciones de campo, de las que luego se busca la documentación.

Las dos últimas minas localizadas a partir de documentación escrita ha sido la mina de Los Corrales y la mina La Fe. Hoy hablaremos de la primera.

Aujourd’hui nous allons présenter le travail d’enquête historique sur les mines de Bédar avec un exemple concret, la localisation et l’identification d’une mine du début du siècle XX à partir de documents.

L’identification d’une mine à partir de documents est déjà très exceptionnelle, puisque il y a très peu de documentations historiques. D’habitude, nous travaillons sur place avec des restes miniers et on essaye ensuite de trouver quelques informations dans les faibles bases de données disponibles. Les des dernières mines localisés à partir de documentation préalable sont La Fe et Los Corrales. Aujourd’hui nous allons parler de cette dernière exploitation.

 

los collados

Ubicación de la mina de Los Corrales en un plano de 1925.  Emplacement de la mine de Los Corrales dans un plan de 1925. 

 

los collados

Curioso graffiti en el túnel que atraviesa la autovía que nos recuerda dónde estamos. Sur la photo, un graffiti dans le tunnel qui traverse l’autoroute Almeria-Vera qui nous rappelle où est-ce que nous sommes…

 

Todo comienza cuando nuestro buen amigo Rafael Guerrero nos facilita un documento procedente del Archivo Municipal de Vera, el importante archivo municipal gestionado por Manuel Caparrós. Se trata de una denuncia de 1904 por parte de un minero vecino de Vera, Diego González Cano, contra sus vecinos José Soler y Juan Martínez Flores, presidente y tesorero respectivamente de una sociedad minera de nombre Santa Isabel, sociedad constituida para la explotación de una mina de hierro ubicada en Los Corrales, de la diputación de Los Giles.

Tout a commencé quand notre bon ami Rafael Guerrero nous a envoyé un document provenant des Archives locales de la ville de Vera géré par Manuel Caparrós, un important centre de documentation de référence du Levant de la province d’Almería. Il s’agit d’une plainte judiciaire de 1904 de la part d’un minier de Vera, Diego González Cano, contre ses voisins José Soler et Juan Martínez Flores, le président et le trésorier respectivement de la société minière Santa Isabel. Cette société s’était constituée pour l’exploitation d’une mine de fer placée sur le lieu qu’on appelle Los Corrales, dans la circonscription de Los Giles (Bédar).

 

CORRALES9

El marco natural en el que se encuentra esta mina es incomparable. En la fotografía tenemos un bonito ejemplar de tortuga mora hembra (Testudo graeca). Los Corrales, 2018. Le milieu naturel où se trouve cette mine est incomparable, sur la photo une tortue maure (Testudo graeca), Los Corrales, 2018.

 

amapola loca2

Glaucium corniculatum (amapola loca- pavot cornu). Los Corrales, 2018.

 

CORRALES10

Barlia robertiana (orquídea gigante- orchis géant). Los Corrales, 2018.

 

Tan solo uno de los nombres nos era conocido, se trata de Juan Martínez Flores, registrador de una concesión minera de nombre San Antonio Segundo, junto a la concesión minera de La Perdiz, que tomó en arriendo la Sociedad Vizcaína de Bédar.

En 1908, el ingeniero José Prats realiza un informe sobre las minas de hierro que poseía la Sociedad Vizcaína de Bédar, en la que describe en la mina de La Perdiz la presencia de una serie de trabajos mineros junto al kilómetro 14 del trazado del ferrocarril de Chávarri, en concreto un tajo y labores por galerías en trancada. Estas labores, aunque José Prats las localiza en La Perdiz, se encuentran en realidad en el límite entre ésta y la colindante de San Antonio Segundo, indicando que “fue explotada por una compañía domiciliada en Vera, en esos momentos paralizada, que había dejado una buena cantidad de mineral amontonado en el exterior del frente beta del filón II, junto al kilómetro 14 de la vía férrea.” Desgraciadamente, no da más datos sobre esta empresa, pero la coincidencia de domicilio de la misma (Vera) junto al hecho de que la concesión San Antonio Segundo haya sido registrada por el mencionado Juan Martínez Flores, nos hace plantearnos la hipótesis de que esta mina ubicada en el filón II descrito por José Prats, haya sido explotado bien por esta sociedad minera Santa Isabel o bien por medio de otra sociedad minera relacionada con Juan Martínez, también domiciliada en Vera.

Seulement un de ces noms nous était connu, celui de Juan Martínez Flores, l’exploitant d’une concession minière nommée San Antonio Segundo, placée à Bédar aussi, près d’une autre concession nommée La Perdiz. Ces concessions avaient été prises en location pour une société minière avec du capital basque, la société minière Vizcaína de Bédar.

En 1908, l’ingénieur José Prats élabore un rapport sur les mines à la disposition de la société Vizcaína de Bédar, dont les concessions de La Perdiz et San Antonio Segundo. José Prats décrit dans La Perdiz la présence d’une série de travaux miniers à proximité du kilomètre 14 du tracé du chemin de fer de Victor Chávarri, pour le transport jusqu’au port de la ville de Garrucha des minerais d’une importante société minière de Bédar, propriété du Marquis de Chávarri. Les travaux consistaient en une carrière et des galeries descendantes. Ces travaux, bien que José Prats les place dans la concession de La Perdiz, se trouvent en réalité dans la limite entre celle-ci et celui de San Antonio Segundo. José Prats indique que « la mine avait été exploité par une compagnie domiciliée à Vera, paralysée à ce jour, avec une bonne quantité de minerai entassé à l’extérieur à côté du kilomètre 14 du chemin de fer. » Malheureusement, il ne donne plus de données sur cette société, mais la coïncidence de domicile (Vera) en plus du fait que la concession Sant Antonio Segundo avait été inscrite par Juan Martínez Flores, nous fait nous poser l’hypothèse dont ces travaux placées sur le filon II décrit par José Prats ont été exploités soit par cette société minière Santa Isabel soit au moyen d’une autre société minière liée à Juan Martínez.

abeja

Mina Abeja, barranco de la Fuensanta, 2006.  Sur la photo supérieure, la mine Abeja, ravin de la Fuensanta, 2006

 

barrilla

barrilla3

Puente de la Barrilla en el barranco de la Fuensanta, trazado del ferrocarril de Chávarri, 2006.  Sur les deux photos supérieures, le pont de la Barrilla, ravin de la Fuensanta, sur le tracé du chemin de fer de Chávarri, 2006.

 

Cabe destacar que en el filón I de la concesión La Perdiz descrito por José Prats, existen también trabajos mineros en trinchera, que podrían haber estado en relación con la explotación de la anteriormente mencionada sobre el filón II, siendo explotada por los misma sociedad. La falta de más información impide avanzar más, ya que la única información de la que disponemos es que recibía el nombre de mina Abeja, según se recoge en una memoria del Plan Nacional de la Minería de 1975-1976.

Il convient de noter que dans le filon I de la concession de La Perdiz il y a aussi des travaux miniers qui pouvaient être aussi en rapport avec l’exploitation susmentionnée. Le manque d’information empêche de progresser. Nous n’avons que peu de donnés sur les travaux du filon I, concrètement qu’ils étaient nommés mine Abeja (abeille), selon une mémoire du Plan National Minière de 1975-1976.

 

 

curato

Plano de la concesión de La Perdiz y otras colindantes a la vía férrea de Chávarri. Estan indicadas las minas de Ureña y los dos compadres, San Antonio Segundo y Abeja. Plan de la concession de La Perdiz et d’autres limitrophes au chemin de fer de Chávarri. On marque les mines de Ureña y los dos compadres, San Antonio Segundo et Abeja

 

cuesta blanca

La Cuesta Blanca, junto al paraje de Los Collados, 2018. Sur la photo supérieur, le lieu dit la Cuesta Blanca (la pente blanche), près du site de Los Collados, 2018.

 

En todo caso, la explotación de la mina de Los Corrales debía ser comprobada en el terreno. Aunque la información no era demasiado precisa, la mención del paraje y su situación en la diputación de Los Giles, nos lleva a un paraje con ese nombre mencionado en un plano de 1925, junto a otro de nombre “Cuesta Blanca”, que nos ayudó a ubicar dicho paraje de Los Corrales, en un paraje muy cercano a la pedanía de Los Collados, hoy en Los Gallardos, pero que en 1904 formaba parte de la Diputación de Los Giles (Bédar).

En tout cas, l’enquête sur place de cette exploitation de Los Corrales était obligée. Bien que le document ne fût pas très précis, la mention du placement dans la circonscription de Los Giles et avec l’aide d’un plan daté en 1925, on trouve le site dit Los Corrales au côté d’un autre nommé La Cuesta blanca (la pente blanche), description précise qui a été très utile pour sa localisation

CORRALES3

CORRALES2

CORRALES1

Depósito de mineral en la mina de Los Corrales, 2018.  Sur les photos supérieures, le depôt de minerai dans la mine Los Corrales, 2018.

 

La posible presencia de minas de hierro en la zona de Los Collados no nos era desconocida, aunque solo disponíamos de un anuncio publicado en el Diario de Almería de 21 de agosto de 1919, en el que se ofrecían varias minas de hierro en este lugar, de las que muy posiblemente forma parte la mina de la que hoy hablamos.

En dicho lugar de Los Corrales, efectivamente, encontramos los trabajos mineros que buscábamos. Concretamente un depósito con cierta cantidad de mineral de hierro no lejos de dos bocaminas hundidas. No muy lejos, se encuentra otra bocamina de lo que parece una pequeña explotación de hierro oligisto.

En fait, il s’avère que Los Corrales se trouve très proche de la commune de Los Collados, petite localité qui appartient à la ville de Los Gallardos, mais qu’en 1914 appartenait à Bédar. Nous disposions déjà des indices sur la présence de mines dans cet endroit, car nous avons trouvé une annonce publiée dans le journal Diario de Almería du 21 août 1919, dans lequel s’offrent quelques mines de fer dans Los Collados, dont très possiblement il faisait partie notre mine.

Dans Los Corrales nous trouvons, effectivement, les travaux miniers que nous cherchions. Il s’agit concrètement d’un dépôt avec quelques tonnes de bon minerai et des entrées de mines enfoncées pas très loin. On peut trouver aussi très proche une petite exploitation de fer oligiste.

CORRALES6

los collados11

Bocamina en Los Corrales con hundimiento de terreno que correspondería a otra entrada, 2018.  Sur les photos supérieures, l’entrée de la mine de Los Corrales et un affaissement du terrain, ce qui se correspondrait avec une autre entrée, 2018.

 

Aunque de poca entidad, esta mina nos lleva de nuevo a una parte de la historia minera muy poco conocida. Como se indica en el documento, el minero denunciante había trabajo en esta mina junto a algunos de sus hijos. Aunque pueda parecer que la minería de finales del siglo XIX- principios del XX era una minería en la cual los mineros trabajaban casi en exclusiva para las grandes compañías mineras (La Compañía de Águilas o la sociedad minera de Chávarri), casi siempre en malas condiciones, lo cierto es que había muchos mineros que trabajaban por su cuenta, en sus propias concesiones o bien arrendando o subarrendando concesiones mineras.

Bien que mineure, cette mine nous rappelle une partie de l’histoire de Bédar très peu connue : Diego González y travaillait avec certains de ses fils. Bien qu’on peut penser que le travail dans la mine pendant la fin du XIXème siècle et le début du XXème siècle était essentiellement une histoire de journaliers liés en exclusivité à des grandes compagnies minières (La Compagnie d’Aguilas ou la société minière de Chávarri), d’habitude dans de mauvaises conditions, la vérité c’est qu’il y avait beaucoup de mineurs qui travaillent par leur compte, soit dans leurs propres concessions minières soit en location ou sous-location.  

CORRALES5

CORRALES4

Cristales de barita sobre los óxidos de hierro que forman el yacimiento. Sur les photos supérieures, des cristaux de baryte sur les oxydes de fer qui forment le gisement.

 

Esta participación de mineros locales, cuya importancia por el momento no podemos estimar, fue consecuencia de la presencia de medios de transporte eficaces de mineral hasta el puerto de Garrucha. En especial el ferrocarril de Chávarri era especialmente importante, más que el cable aéreo de la Compañía de Águilas, pues su capacidad de transporte era mucho mayor.

Cette participation de mineurs locaux, dont nous ne pouvons pas encore estimer l’importance, a été la conséquence de la présence d’un réseau de transport effectif de minerai jusqu’au port de Garrucha. Le chemin de fer de Chávarri était particulièrement important, plus que le câble aérien de la Compagnie d’Aguilas, puisque sa capacité de transport était beaucoup plus grande.

 

CORRALES7

CORRALES8

Mina de oligisto cercana a la mina principal, 2018. Sur les photos supérieures, une mine d’oligiste près de la mine principale, 2018.

 

Es por eso que las concesiones que estos mineros locales explotaban, ya fueran propias o arrendadas, se encontraban muy cerca del ferrocarril de Chávarri. Para la sociedad minera de Chávarri el negocio era especialmente provechoso, pues compraba el mineral a estos mineros para transportarla en su ferrocarril, ahorrándose los gastos de explotación.

Les mines exploitées par les mineurs locaux étaient placés toujours le plus près possible du chemin de fer de Chávarri, puisque le bénéfice dépendait de l’économie dans le transport. Pour la société de Chávarri l’affaire était presque parfaite, ce n’était pas nécessaire d’investir en l’exploitation des mines, il suffisait d’acheter les minéraux à ces exploitants et les transporter confortablement à Garrucha pour y avoir un bénéfice facile..

los collados 2

Anuncio en el periódico Diario de Almería del 19 de agosto de 1919. Annonce publicitaire dans el Diario de Almería de 19 août 1919 au sujet d’une offre de location de cinq mines de fer au parage de Los Collados, députation de Los Giles (Bédar).

 

A lo largo de nuestras investigaciones hemos podido recopilar varios ejemplos de estos mineros locales. Tenemos ejemplos en la explotación de la mina Mahoma, Gracia, Ureña y Compadres, La Fe… además de las ya mencionadas mina Abeja (filón I de la concesión La Perdiz) y San Antonio Segundo (descrita como filón II de la concesión La Perdiz por el ingeniero José Prats). Muchas estas sociedades mineras tenían un marcado carácter familiar, así se confirma en las sociedades que explotaron en arrendamiento la mina Mahoma y la propia mina de Los Corrales que nos ocupa, en la que se ocupaban también a los hijos. Disponemos de otro dato interesante sobre una explotación llevada da a cabo en 1914, por parte de otro minero local de nombre Agustín Flores Zamora, que contó con varios empleados, entre ellos sus hijos. Desconocemos en qué mina o concesión trabajaron, solo que estaba cercana al ferrocarril, por lo que podría tratarse de alguna de las ya mencionadas (Gracia, Abeja, etc.)

Nous avons trouvé quelques exemples du travail de ces mineurs locaux, par exemple les travaux effectués dans la mine Mahoma, Gracia, Ureña y dos Compadres, la Fe… en plus des déjà mentionées mine Abeja (le filon I de la concession La Perdiz) ou San Antonio Segundo (le filon II décrit pour la même concession de La Perdiz).

Ces exploitations « locales » avaient un caractère nettement familial, comme dans la documentation consultée, ou l’exploiteur travaillait avec ses fils. Nous disposons aussi d’informations intéressantes sur une exploitation menée pour Agustín Flores Zamora en 1914, un mineur local qui a disposé de quelques employés, dont ses fils. Nous ignorons dans quel mine ou concession ils ont travaillé, seulement qu’elle était près du chemin de fer, dans ce casil pourrait s’agir d’une des mines que nous avons abordé aujourd’hui (La Gracia, La Abeja…)

san antonio1

san antonio 2

san antonio2.JPG

Mina San Antonio Segundo, junto al trazado del ferrocarril. Presenta una cantera y diversas labores subterráneas, 2014.  Trois photos de la mine San Antonio Segundo, près du tracé du chemin de fer. Il présente une carrière et diverses galeries souterraines, 2014.

 

A estos explotadores locales se unía el fenómeno de los “contratistas”, muy utilizados por las grandes compañías. Estos contratistas, por lo general también mineros locales, eran contratados no para realizar una explotación minera de forma autónoma, sino para la realización de una tarea muy concreta. Podía tratarse de la excavación de una galería, un pozo, la instalación de maquinaria o el corte de una cierta cantidad de mineral.

A ces exploiteurs mineurs s’ajoutait le phénomène des « contractants », très utilisés par les grandes compagnies minières. Ces contractants, en général aussi des mineurs locaux, n’étaient pas engagés que pour la réalisation d’une tâche précise. Il pouvait s’agir de l’excavation d’une galerie, d’un puits, de l’installation d’une machine ou l’extraction d’une certaine quantité de minerai.

 

barrilla2

ureña

Bocamina y galería de la mina Ureña y dos Compadres, 2006. Sur les photos supérieures, la entrée et une galerie de la mine Ureña y dos Compadres, 2006.

 

En resumidas cuentas, el trabajo minero no se limitó a los mineros contratados al jornal por las grandes compañías. Hubo muchos otros trabajadores, en una dimensión todavía muy desconocida, que o bien emprendieron sus propias explotaciones aprovechando la presencia del ferrocarril, o bien se dedicaron a realizar trabajos como contratistas para estas compañías.

En fin de compte, le travail minier n’était pas limité aux journaliers payés par les grandes compagnies, i y avait beaucoup d’autres travailleurs liés directement ou indirectement à l’exploitation minière. Il s’agit toujours d’une dimension très inconnue très liée à la présence, surtout, du chemin de fer, ou à la même activité des grandes compagnies, qui avaient besoin des contractants pour diminuer ses propres dépenses.

 

 

Una reliquia de las minas de Bédar. Une relique des mines de Bédar.

Vamos a hablar hoy de uno de los pocos restos que han sobrevivido de las viejas minas de Bédar y que hemos  podido recuperar, en vistas de poder donarlos al futuro museo de las minas de Bédar.

Su recuperación ha sido posible gracias  a las gestiones de Andrew Devey, residente de El Pinar que realizó todas las gestiones para su cesión.

Se trata de una pieza muy especial, pues es uno de los primeros cascos industriales de seguridad utilizados. Lejos de lo que pueda creerse, durante las antiguas minas de bédar (mediados del siglo XIX y principios del XX), los mineros no utilizaban cascos de forma habitual. Los cascos que se utilizaban, si se utilizaban, eran simples protecciones de cuero. No es hasta 1919 que la empresa de Edward D. Bullard patentó el primer casco de protección industrial, fabricado en lona endurecida al vapor, con pegamento y pintura de color negro. Los primeros modelos estaban claramente inspirados en los cascos con ala M1917 “Brodie”, que usaron los soldados ingleses durante la Primera Guerra Mundial.

 

casco

 

El casco, hallado en El Pinar de Bédar, es claramente uno de estos primeros modelos. La capa de lona presenta todavía restos de pegamento y pintura negra, tal y como se describen estos primeros modelos. Este ejemplar fue expuesto en el bar de El Pinar durante mucho tiempo, hasta el fallecimiento de sus propietarios, tras lo cual, su hija lo cedió en vista de su exposición en el futuro museo de Bédar. Le damos las gracias.

 

Nous allons parler aujourd’hui d’un des rares restes des anciennes mines de fer de Bédar qui ont survécu et que nous avons pu récupérer pour le futur musée des mines de Bédar. Cela a été possible grâce aux démarches d’Andrew Devey, un anglais résidant à El Pinar. Il s’agit d’une pièce vraiment spécial, car nous reconnaissons une des premiers casques de sécurité industriels fabriqués. Loin de ce qu’on peut croire, les miniers ne portaient pas des casques dans cette époque-là (dans le moitié du XIXe siècle et le principe du XXe), tout au plus des protections en cuir.

 

casco2

 

C’est en 1919 qu’Edward D. Bullard dépose le brevet du premier casque de protection industrielle. Les premiers modèles étaient de bâche endurcie sous vapeur, avec de la colle et de la peinture noire, inspirés dans les casques M1917 « Brodie » qui portaient les soldats anglais pendant la Première Guerre Mondiale.

Sans doute, le casque, trouvée à El Pinar de Bédar s’agit d’un de ces premiers modèles, on voit toujours les restes de colle et de la peinture noire originale sur la surface dénudée de bâche. Depuis sa découverte, cet exemplaire a été exposé dans le bar de El Pinar pendant beaucoup d’années, jusqu’au décès de ses propriétaires. Finalement, la fille des propriétaires l’a cédé en vue de son exposition dans le futur musée de Bédar, et nous le remercions.

 

Bédar: visita a la mina La Higuera. La visite à la mine La Higuera.

Comentamos hoy la noticia publicada hoy en el periódico El Ideal al respecto de la visita realizada el pasado lunes 19 de marzo en la mina La Higuera de Bédar, actividad con la que concluye el curso de campo que realizan los estudiantes del departamento de Ciencias de la Tierra de la Facultad de Ciencias y Tecnologías de la Université de Lorraine (Nancy).

Por quinta vez consecutiva se ha realizado este curso de formación. Los profesores son Christian Hibsch, Cédric Carpentier, Albert Galy y Aurélien Eglinger, esta vez con 26 estudiantes, que durante dos semanas se han dedicaco al mapeo, análisis de minerales metamórficos y deformaciones para conocer cómo se ubican las minas de hierro y de cobre dentro del contexto geológico. También estudian los sedimentos que están deformados dentro de la cadena montañosa y las relaciones con las rocas.

 

ideal

Artículo de El Ideal del 25/03/2018.  Publication dans le journal El Ideal du 25/03/2018

Desde el primer contacto con Christian Hibsch en 2010, en el curso de la elaboración de la tesis doctoral de Vanessa Dyja, empezó una fructífera colaboración con Bédar Sostenible, en especial en lo que concierne al estudio de la problemática científica de los depósitos de mineral de hierro en la zona, lo que finalmente cristalizó en la idea de realizar estos cursos de formación. La zona de Bédar y del levante almeriense es especialmente adecuada para ello, dado su interés geológico y la ausencia de vegetación, lo que facilita todas las observaciones y trabajos.

Los cursos se organizan gracias a la colaboración del Ayuntamiento de Bédar, junto a las asociaciones Bédar Sostenible, Asociación Amigos de El Argar y, más recientemente, con el apoyo y colaboración del Club Deportivo Aventura Sierra Almagrera. Los alumnos cuentan con el apoyo logístico (locales de estudio, WIFI, equipos informáticos…) además del material de seguridad que precisan para realizar sus estudios.

 

HIGUERA3

HIGUERA4

 

La colaboración ha avanzado en los últimos dos años, en el sentido de realizar unas estancias especiales para algunos de sus alumnos, con el objetivo de poner en valor y preparar para el turismo las minas con más potencial. En este sentido, los alumnos de Nancy realizan tanto la labor científica como de preparación turística (elaboración de rutas, proyectos de visita, etc.), incluida la realización de los trabajos de segurización de las minas, paso previo indispensable para su puesta en valor. En este sentido cabe destacar el importante trabajo realizado en la 2017 por parte de los alumnos Thomas Pesenti y Quentin Brunsmann, que con el apoyo de la C.D. Aventura Sierra Almagrera, avanzaron notablement en estos trabajos en la mina La Higuera.

Entre los proyectos que se seguirán, se cuenta el incluir la mina Mulata dentro de estos proyectos de rehabilitación.

 

HIGUERA5

HIGUERA6

 

Aujourd’hui nous parlerons de l’article publié dans le journal El Ideal au sujet de la visite réalisée le lundi 19 mars dans la mine La Higuera de Bédar, qui clôturait les travaux pratiques du cours de géologie des étudiants du département des Sciences de la Terre de la Faculté des Sciences et Technologies de l’Université de Lorraine (Nancy). Ce stage d’études a débuté il y a cinq ans et a été reconduit  chaque anée. Les professeurs Christian Hibsch, Cédric Carpentier, Albert Galy et Aurélien Eglinger, cette fois avec 26 étudiants, ont analysé et cartographié pendant presque deux semaines du matin au soir et sans un jour de repos les minerais métamorphiques et les déformations, pour connaître la disposition des mines de fer et cuivre dans le contexte géologique, ainsi que les sédiments qui se trouvent dans la chaîne montagneuse et ses relations avec les roches.

Depuis un premier contact avec Christian Hibsch en 2010, dans le cours de l’élaboration de la thèse doctorale de Vanessa Dyja, une collaboration fructueuse a commencé avec l’association Bédar Sostenible, spécialement en ce qui concerne à l’étude de la problématique scientifique des dépôts de minerai de fer dans la zone, un aspect important pour comprendre ces mines.

 

HIGUERA2

HIGUERA1

 

Cette collaboration a abouti à la fin en l’organisation de stages de formation pour les élèves de l’université, profitant l’intérêt géologique de la zone associée à l’absence de végétation, ce qui facilite toute observation du terrain. Les cours ont été possibles grâce à la collaboration du Conseil municipal de Bédar et les associations Bédar Sostenible, Asociación Amigos de El Argar et plus récemment avec l’appui et la collaboration du Club Sportif Aventura Sierra Almagrera.

Les élèves et professeurs bénéficient de l’appui logistique nécessaire (des locaux de travail, du WIFI, d’équipes informatiques…) en plus du matériel de sécurité nécessaire pour réaliser ses études. De plus, la collaboration est allée au-delà de la simple collaboration scientifique, car depuis deux années nous avons organisé des stages spéciaux pour certains des élèves intéressées. L’objectif est de mettre en valeur le patrimoine et de favoriser le développement touristique du village de Bédar, ces élèves étudient et préparent pour les visiteurs les mines afin de mettre en valeur le potentiel de Bédar. De cette façon, deux équipes ont déjà cartographié et aménagé partiellement la mine La Higuera, dont une étude géologique et une évaluation touristique (élaboration des routes, des projets de visite, etc.)

 

grupo2

El grupo de estudiantes y profesores junto al representante del ayuntamiento de Bédar, José Ramón Muñoz, y de la asociación Bédar Sostenible, Ine Thijs. Le groupe d’étudiants et professeurs avec le représentant du conseil municipal, José Ramón Muñoz et de l’association Bédar Sostenible, Ine Thijs, avant la visite à la mine.

 

Le premier stage d’aménagement de la mine La Higuera a été effectué pour les étudiants Hélène Velcin et Clément Vorgy.  Mais il faut remarquer la dernière visite « spéciale » d’aménagement réalisée en 2017 par les élèves Thomas Pesenti et Quentin Brunsmann, qui avec l’aide du Club Sportif Sierra Almagrera, ont avancé notablement dans ces travaux ainsi que dans la sensibilisation de plusieurs voisins de Bédar à l’importance de ce projet pour l’avenir de la communauté.

Dans les projets qui se suivront, se trouve l’aménagement de la mine Mulata, très proche à Bédar.

 

 

grupo1

A la izquierda, el profesor Christian Hibsch, junto a Ine Thijs, representante de la asocación Bédar Sostenible. A la derecha, el edil de turismo, José Ramón Muñoz. A gauche, le professeur Christian Hibsch, près d’Ine Thijs, représentante de l’association Bédar Sostenible. A droite, le conseiller municipal de Bédar, José Ramón Muñoz. 

HIGUERA2
HIGUERA2