La vía verde Garrucha-Bédar

vagonvagon3Jardinera del ferrocarril Bédar-Garrucha siendo arrastrada por caballos en sentido a Bédar.

via5

Portada de los planos de la línea del ferrocarril.

 

Uno de los asuntos de los que se habla con cierta frecuencia en el levante almeriense es el de la vía verde del viejo ferrocarril de los Chávarri que conectaba Garrucha con Bédar.

En muchos lugares se han reconvertido las viejas líneas de ferrocarril en vías verdes, una forma fácil de favorecer el Turismo por medio de unas infraestructuras sin uso. Pero hasta para esto parece que no somos capaces de reaccionar en nuestro levante almeriense, tan rico en patrimonio como escaso en iniciativa e interés de sus habitantes.

En efecto, esta antigua vía minera, de unos 17 km de recorrido, conecta la costa con la sierra de Bédar, lo que supondría un eje de conexión perfecto entre una serie de municipios que tendrían mucho que ganar, desde el punto de vista de promoción turística. Para Garrucha y Mojácar se trataría de una novedad en la oferta de actividades, y para Los Gallardos y Bédar supondría una nueva e interesante forma de atraer visitantes.

 

Tres Amigos webLocomotora del ferrocarril Bédar-Garrucha en la estación de Tres Amigos.

GENERAL (3)

Recorrido del ferrocarril en la actualidad, hasta su origen en la mina Mulata de Bédar.

 

La vía recorre los municipios de Mojácar, Garrucha, Los Gallardos y Bédar, que son  los que tendrían que ponerse de acuerdo para dicho proyecto. Los terrenos del ferrocarril, como antigua vía minera volvieron ya a ser propiedad del Estado, al haber finalizado su periodo de cesión para explotación.

La vía se conserva razonablemente en buen estado si tenemos en cuenta que tiene más de 100 años y que en varios puntos ha sido invadida por cultivos privados y otras estructuras, aunque no se trata de daños irreparables. En su recorrido, puentes y túneles pueden ser fácilmente recuperados, aunque el cruce de las principales vías de transporte podrían suponer un problema , en especial el paso por la autopista y el recorrido del AVE.

El aspecto histórico-patrimonial también sería un punto importante a tratar, con paneles informativos que rememoren su uso original como ferrocarril minero. Desde el punto de carga en Garrucha como las diferentes casas de peones vieros, cuyos restos todavía se encuentran junto al recorrido de la vía. Si olvidar de la conducción de agua con la que los Chávarri regaban sus cultivos de uva con el agua que se alumbraba en las minas.

 

via1

Vía minera en su recorrido por la sierra de Bédar.

via3

Caseta de los peones de vías.

via2

Estación de Garrucha.

 

En el aspecto histórico, últimamente se están recuperado muchos datos históricos referentes a este ferrocarril, incluidas fotografías de las locomotoras. Como dato curioso, recogido en el libro Trenes, Cables y Minas de Almería, el ferrocarril disponía de una “jardinera” o pequeño vagón para el transporte del personal de las minas. Esta jardinera se acoplaba a los convoyes para ir hasta la estación de Tres Amigos de Bédar. Pero para la bajada la jardinera podía aprovechar la pendiente favorable de la vía para bajar sola, con la sola ayuda del freno. Los días que no había convoy que subiera a Bédar, la jardinera podia subir por tracción animal, a modo de los viejos tranvías a caballos.

vagonvagon3

Anuncios

Crónicas de Bédar: hacia la Mojácar de los 90

Era 1988, el desarrollo turístico en el levante estaba en su máximo apogeo y en Bédar comenzaban a instalarse una serie de artistas extranjeros e ingleses, por lo general. La minería no era más que un mal recuerdo que había que superar, fuera como fuese. El turismo llegaba y Bédar no podía quedarse al margen. La apuesta era fuerte, ni más ni menos que llegar a ser la Mojácar de los años 90.

Los precios parecen hoy casi de risa, entre 800 y 1000 pesetas el metro cuadrado de terreno urbano, y 300 el de suelo rústico. La apuesta estaba clara, era el modelo de Mojácar, grandes urbanizaciones, hoteles y, por qué no, un campo de golf. Esa era la idea y fue en especial la urbanización de El Pinar la pionera, empezando a crecer de forma vertiginosa, donde la cantidad de casas previstas, en cifras de miles, daban literalmente vértigo. Y eso sería solo el comienzo de lo que se quería hacer.

Esa fue la tónica de los años 90, el modelo que se preseguía. Pero como todos saben, nunca se llegó, ni de lejos, a acercarse a ser una nueva Mojácar. Faltaba quizás lo más importante: la playa.  La puntilla para todo el proyecto fue la crisis de la construcción en 2007. Vuelta a la casilla de salida.

88

 

Pero es adaptarse o desaparecer. Casi 30 años después, el mismo periódico publica otra noticia (un artículo de opinón, en realidad) que, curiosamente apunta a todo lo contrario de la publicada en 1988. Ahora la ventaja es ser pequeños. Un pueblo con la mitad de su población formada por extranjeros, de edades avanzadas, que lucha por tener un futuro, necesitada de un tejido empresarial y económico que ayude a retener la población y, por qué no, atraer a nuevos habitantes.

 

17

 

Y es en este punto que Bédar mira de nuevo a su patrimonio natural, histórico y minero. Un pasado deliberadamente olvidado cuando el objetivo era ser la Mojácar del interior, ahora se ve como la posible tabla de salvación, la posibilidad de competir con la playa y el turismo de masas, de demostrar que no todo son ruidosos festivales, playas, chiringitos y bocadillos envueltos en papel de plata con una coca-cola.

No, se acabó de ser la Mojácar del interior. Bédar no puede acabar sepultada bajo un crecimiento urbanístico incontrolado que desdibuje todas sus señas de identidad. Bédar ha de ser simplemente Bédar,  la de la Almería auténtica, una Almería que en Bédar se ha conservado como ningún otro pueblo del levante, con su inmenso patrimonio natural y, sobre todo, minero. Llegará un día en que todo visitante de Almería no dejará de ir a visitar las minas de Bédar, de pasear por sus huertas moriscas plagadas de restos del pasado o disfrutar, simplemente, de la autenticidad de la Almería de antes. Solo hay que creérselo.

Crónica de un turista frustrado

A veces me llegan mensajes de gente que está interesada en conocer algo del patrimonio de Bédar, minas, restos arqueológicos, etc. Otras veces me llegan quejas de gente que han ido a ver cosas de las que hablo o que han visto en otros lugares (minas o tortugas, principalmente) y se sorprenden mucho cuando les dicen en Bédar que no hay nada o más bien poco. Creo que no somos conscientes de cómo nos ven los turistas que nos visitan.

Claro que hay dos tipos de visitantes que hay que distinguir muy bien. Están los que son de Bédar o tienen familia en Bédar y vienen para fiestas, vacaciones etc. y que siempre estarán contentos con sus estancias en Bédar (es obvio, es su pueblo). Por otro lado tenemos a los turistas que, sin relación previa con Bédar, o muy escasa, vienen a ver por sí mismos los tesoros patrimoniales o naturales de los que disfrutamos. Ya he hablado alguna que otra vez de la frustración que han sentido los visitantes que vienen con la idea de ver tortugas, o que creen que se puede visitar los restos del castillo de los moros, o que piensan que se puede visitar el patrimonio arqueológico-minero fácilmente… que va.

¿Nos importa realmente lo que piensan? o mejor dicho ¿sabemos lo que piensan? Publico un mail que me han enviado recientemente. No voy a poner el nombre de quien me lo ha enviado, aunque me ha autorizado a publicarlo. Aconsejo leerlo tranquilamente y luego que me digáis… ¿qué le contesto? Si alguien del ayuntamiento quiere responderle, le cedo gustosamente el espacio que precise en este modesto blog.

“”””

La intención de ponerme en contacto contigo, es para saber mas sobre Bédar y entender el porque de varias cuestiones entre las mas destacada:

Olvido o mas bien enterramiento de la memoria histórica de un pueblo.

Estado de conservación del actual patrimonio existente.

La no viabilidad a un proyecto de atracción turística.

La no integración de personas autóctonas del lugar con esa nueva comunidad de extranjeros existentes ya desde hace años.

La falta de recursos y mejoras en beneficio a los negocios actualmente existentes.

El estado de toda o la gran mayoría de la actual instalación en el sistema eléctrico de casi todas sus calles.

Actualmente vivo por motivos de trabajo en Granada, escuche la historia de una antigua almazara catalogada como BIC, en tu pueblo. Aprovechando unos días de descanso siempre vuelvo a mi segunda tierra Almería donde he vivido trece años, pensé en conocer este lugar y si te dijo la verdad me sorprendió dos aspectos, su riqueza cultural y su dejadez quizás por desconocimiento por parte del actual gobierno existente.

Mi intención era estar dos horas y al final pase prácticamente el día entero, lo cierto es que no me dio tiempo a verlo todo. Pero con lo que vi y escuche me sobro para darme cuenta que un pueblo que puede estar a la altura de Mojácar en turismo y vida, no lo esta por el descuido absoluto y la actuación de gente inepta en el trascurso de una legislatura, lo mas sorprendente es descubrir que es el PSOE quien gobierna actualmente. Un partido que para bien o para mal siempre ha invertido mucho en la recuperación del patrimonio, algo que no termino de entender.

Y debo decir que me enamoré de este lugar al descubrirlo. Llevo pensando dos días sobre todo cuanto se podría hacer para el beneficio del pueblo y su recuperación, quizás una locura que a mi no me corresponde, pero me sentí indignada como profesional ver esto que a groso modo deseo describirte.

Una iglesia del 1558 pintada de color salmón con pintura plástica, con todo la instalación eléctrica en fachada, y un sistema de alumbrado en pésimo estado de conservación.

Una almazara en estado de ruina, ya su belleza tal y como esta es indiscutible, pero ¿que no se halla llegado a un acuerdo simplemente en establecer un proyecto de conservación en su estado de ruina? Se que es de carácter privado y conozco parte de su historia pero daría vida a esa pequeña pedanía con nombre de mujer.

La fuente temprana rehabilitada sin considerar el mas mínimo criterio en su conservación y recuperación de su lectura.

Unas minas cerradas sin dar opción a su rescate no solo en su conservación, también como ruta turística y recuperación de la memoria histórica. Nada.

Que son de los restos de una ciudad completa que existe en el subsuelo. Poco o nada. ¿Que se hizo para su conservación y recuperación?

Lo sorprendente es pasear por las calles de Bédar y descubrir una bonita ilustración que refleja la magia de un pueblo y lo triste es ver que todo se quedo en el intento, pasear por sus calles es descubrir una amalgama de cables eléctricos de fachada en fachada, cruzando calles, que no solo perjudica la estética de sus calles, mostrando una dejadez absoluta en los tiempos que corren, sino la seguridad de sus vecinos.

Una entrada descuidada con torres de electricidad, sequedad, contenedores, incluyendo la falta de información de carteles indicativos o de información. Nada.

Descubrir una pequeña plaza donde antiguamente nuestros mayores colocaron una cruz en la memoria de todos aquellos que murieron en las minas. Monumento sustituido por la cara por una escultura de un minero donde el único nombre que figura es el del alcalde, persona que no sabe posiblemente lo que es un pico para picar piedra. Una vez mas se refleja la falta de respeto a la memoria de vuestros antepasados a un momento de vuestra historia para relucir un nombre que lo único que demuestra es su falta de criterio, respeto e incultura hacia un pueblo. Porque si verdaderamente tuviera la mas mínima noción sabría que el símbolo de la cruz tiene un potencial indescriptible formando parte de nuestra cultura y forma de vida. Siempre se podrían haber realizado mejoras en esa plaza respetando la actuación de vuestros antepasados.

Otro aspecto que me sorprendió fue descubrir esos pequeños paneles de noticias, cerrado con llave donde nadie tiene opción a anuncian nada, que no este sopesado por parte del ayuntamiento. Siempre he considerado que un tablón de anuncios es un espacio publico abierto a toda persona que se preste a publicar cualquier cosa.

Acto que a mi me fue imposible de hacer. Pensé introducirme en la pagina web del ayuntamiento para mi sorpresa tampoco daba la mas mínima posibilidad de escribir ni de exponer cualquier tipo de comentario, algo verdaderamente sorprendente.

Yo una simple turista entro en este fantástico balcón y solo me queda mi conocimiento y cultura para poder ver lo que nadie permite descubrir.

Si puedes aclararme algo de cuanto expongo te lo agradecería enormemente, podría escribir mas de todo cuanto vi. Soy una fiel defensora de nuestro patrimonio como andaluza y también del rescate en su memoria histórica.

Un pueblo que podría resurgir de sus cenizas y sin embargo muere poco a poco en su olvido por intervenir en él.

“””