Crónicas de Bédar: hacia la Mojácar de los 90

Era 1988, el desarrollo turístico en el levante estaba en su máximo apogeo y en Bédar comenzaban a instalarse una serie de artistas extranjeros e ingleses, por lo general. La minería no era más que un mal recuerdo que había que superar, fuera como fuese. El turismo llegaba y Bédar no podía quedarse al margen. La apuesta era fuerte, ni más ni menos que llegar a ser la Mojácar de los años 90.

Los precios parecen hoy casi de risa, entre 800 y 1000 pesetas el metro cuadrado de terreno urbano, y 300 el de suelo rústico. La apuesta estaba clara, era el modelo de Mojácar, grandes urbanizaciones, hoteles y, por qué no, un campo de golf. Esa era la idea y fue en especial la urbanización de El Pinar la pionera, empezando a crecer de forma vertiginosa, donde la cantidad de casas previstas, en cifras de miles, daban literalmente vértigo. Y eso sería solo el comienzo de lo que se quería hacer.

Esa fue la tónica de los años 90, el modelo que se preseguía. Pero como todos saben, nunca se llegó, ni de lejos, a acercarse a ser una nueva Mojácar. Faltaba quizás lo más importante: la playa.  La puntilla para todo el proyecto fue la crisis de la construcción en 2007. Vuelta a la casilla de salida.

88

 

Pero es adaptarse o desaparecer. Casi 30 años después, el mismo periódico publica otra noticia (un artículo de opinón, en realidad) que, curiosamente apunta a todo lo contrario de la publicada en 1988. Ahora la ventaja es ser pequeños. Un pueblo con la mitad de su población formada por extranjeros, de edades avanzadas, que lucha por tener un futuro, necesitada de un tejido empresarial y económico que ayude a retener la población y, por qué no, atraer a nuevos habitantes.

 

17

 

Y es en este punto que Bédar mira de nuevo a su patrimonio natural, histórico y minero. Un pasado deliberadamente olvidado cuando el objetivo era ser la Mojácar del interior, ahora se ve como la posible tabla de salvación, la posibilidad de competir con la playa y el turismo de masas, de demostrar que no todo son ruidosos festivales, playas, chiringitos y bocadillos envueltos en papel de plata con una coca-cola.

No, se acabó de ser la Mojácar del interior. Bédar no puede acabar sepultada bajo un crecimiento urbanístico incontrolado que desdibuje todas sus señas de identidad. Bédar ha de ser simplemente Bédar,  la de la Almería auténtica, una Almería que en Bédar se ha conservado como ningún otro pueblo del levante, con su inmenso patrimonio natural y, sobre todo, minero. Llegará un día en que todo visitante de Almería no dejará de ir a visitar las minas de Bédar, de pasear por sus huertas moriscas plagadas de restos del pasado o disfrutar, simplemente, de la autenticidad de la Almería de antes. Solo hay que creérselo.

Anuncios

Las ermitas desaparecidas de Bédar

Volvemos a hablar de las ermitas que fueron parte de la historia de Bédar pero que, por unos motivos u otros, acabaron desapareciendo. Han quedado muy pocos vestigios de estas ermitas, tanto físicos como fotográficos.

La más significativa es sin duda la ermita de N. S. de la Cabeza. Según cuenta la leyenda, la devoción a esta Virgen se remonta a la aparición el 12 de agosto de 1227 a un pastor llamado Juan Alonso de Rivas en el Cerro de la Cabeza, cerca de la localidad de Andújar, en Jaén. Este acontecimiento ocurre poco después de la entrega del castillo de Andújar al rey Fernando III en 1225, para facilitar la repoblación cristiana se promovía la devoción en esos lugares, y es en 1227 cuando se inicia la devoción a la Virgen de la Cabeza. La expansión  fue gracias a los pastores trashumantes, que llevaron esta devoción a numerosos lugares de la península.

La historia de la construcción de la primera ermita de la Virgen de la Cabeza en Bédar es muy conocida, ya recogida por Flores González Grano de Oro. La parroquia de Bédar era inicialmente un anejo de la de Antas y ambas celebraban las fiestas en honor a esta Virgen. A medida que los pueblos fueron creciendo, se decidió que uno de ellos se quedaría con la imagen, y sería aquél que construyera antes una ermita en su punto más alto. Fueron los vecinos de Bédar quienes acabaron antes una ermita en el cerro de la Señora, esta es la primera ermita del pueblo.

 

ermita virgen cabeza

Reconstrucción del aspecto que debió tener la primera ermita de N. S. de la Cabeza de Bédar.

 

La ermita, de planta rectangular, disponía de un pequeño patio a la entrada, un tejado a cuatro aguas y un pequeño campanario. Quedan pocas fotografías que nos muestran como era, porque su ubicación en la cima del cerro fue también el motivo de su desaparición.

 

bedar-xix1

erm2

Dos de las imágenes conocidas de la primera ermita de N. S. de la Cabeza de Bédar, a finales del siglo XIX.

 

La explotación a cielo abierto de la enorme masa de mineral de hierro donde se ubicaba la ermita hizo muy peligroso que los feligreses se acercaran a ella, por lo que al final se decidió derruirla. Esto debió ocurrir poco después de la puesta en funcionamiento del ferrocarril Bédar-Garrucha, en 1897. La compañía minera, en compensación, construyó una monumental ermita cerca de la primera, en el lugar conocido como “el Pecho”, en la parte más alta de Bédar. Esta ermita disponía de sacristía y de todo lo necesario para realizar los oficios en ella, incluido un púlpito. No hay constancia de que dispusiera de campanario, aunque tampoco podemos descartarlo, dado la falta de fotografías de época de esta ermita.

ermitapecho1

Fotografía de las fiestas de Moros y Cristianos del año 1989 en Bédar, que se celebran habitualmente en “el Pecho”. La parte posterior de las ruinas de esta ermita, convenientemente encalada, servía de fondo a la Virgen de la Cabeza, que preside las fiestas. Es a destacar las enormes dimensiones de esta ermita, construida por la sociedad minera del marqués de Chávarri en compensación por la pérdida de la primera ermita.

 

empl2

Reconstrucción de los restos de esta ermita antes de su derribo para la renovación de la plaza del Pecho y la construcción de la tercera ermita de N. S. de la Cabeza. Los agujeros laterales se formaron en los huecos laterales de los que disponía la ermita para colocar las imágenes.

Esta segunda ermita fue derribada para la renovación de la plaza, construyéndose la que sería la nueva ermita de la Virgen de la Cabeza, la que haría número tres.

 

empl3

Tercera ermita de N. S. de la Cabeza. Con un cierto parecido a la primera, aunque más pequeña, dispone también de un pequeño campanario.

La otra ermita de la que vamos a hablar es una de las más desconocidas, la ermita del otro patrón de Bédar, San Gregorio. Éste disponía de una pequeña ermita donde se guardaba la imagen, y que estaba ubicada precisamente en la plaza de San Gregorio, más conocida como “la Cruz”.

san gregorio

Reconstrucción de la ermita de San Gregorio según la descripción de los testigos.

san gregorio rest

En esta fotografía de los años 50, realizada por la fotógrafa Antonia García, se aprecian los restos del muro de la ermita de San Gregorio, justo al lado del grupo de gente que posa, a la derecha de la fotografía.

 

p1090858.jpg

Por dimensiones y forma, la ermita de San Gregorio debió ser muy similar a la actual de Santiago, en Serena.

 

Desconocemos cuando se construyó y el aspecto que tenía. Los testimonios la describe como una ermita rectangular muy pequeña y sencilla, con el espacio apenas necesario para guardar la imagen. Adosada al muro de la calle nueva, estaba provista también de un pequeño campanario.

La ermita fue derribada durante la guerra civil, y durante un tiempo no quedó más vestigio de ella que los restos de un muro.

Bédar: la mina Unión de Tres Amigos

EboAntes de empezar con el tema de hoy, quiero recordar a un buen amigo y vecino ilustre que lo fue de Bédar, que nos ha dejado hace poco. Ebo Hellemann nos deja a la edad 84 años. El ingente trabajo de recopilación de este ingeniero de minas se ha convertido en un referente para los que estudiamos el patrimonio minero almeriense. Su página Mining Andaluz ha sido una obra de consulta, y sigue siéndolo ahora que su legado ha sido incorporado en :

http://minasdealmeria.es/mining/

A Ebo Hellemann dedico este post, dedicado a una de las minas de hierro más icónicas y antiguas de Bédar, la mina de Tres Amigos.

Avant de commencer avec le sujet d’aujourd’hui, je veux me souvenir d’un bon ami et voisin illustre de Bédar qu’il s’est éteint la semaine dernière. Ebo Hellemann nous laisse à l’âge 84 ans. Le travail de cet ingénieur des mines s’est converti en un référant pour ceux qui étudions le patrimoine minier d’Almeria. Sa page web Mining Andaluz est un ouvrage de référence, bien que son legs a été incorporé sur le site http://minasdealmeria.es/mining/

Je voudrais dédier ce post à Ebo, un résumé sur une des mines en fer plus antiques de Bédar, la mine Tres Amigos.

 

tres amigos

Ubicación de los diferentes pozos con respecto al trazado del ferrocarril en su origen en la tolva en embudo del ramal de la mina Mulata. Placement des différents puits au côté du tracé du chemin de fer depuis son origine dans la trémie de l’embranchement de la mine Mulata.

 

Como otros lugares de Bédar, Tres Amigos, los pies del cerro Mojón, es un paraje que debe su nombre a la historia minera. Los datos de los que disponemos nos remontan al año 1857, antes de que se creara la sociedad Orozco y Cía. Gracias a los archivos de la familia Berruezo, que fueron importantes promotores mineros en la zona, sabemos de la existencia de La Sociedad para la explotación de la mina Jesús Nazareno, que hasta el momento tiene el honor de ser la primera sociedad minera ligada a la explotación de mineral de hierro de la que tenemos constancia en Bédar durante el “siglo minero”, el siglo XIX. Se trata de un contrato en el que Francisco Berruezo Ayora, representante de la sociedad, se obligaba a extraer 4000 quintales de mineral de hierro que entregaría al alemán afincado en Garrucha, Adolfo Kaiser, a un precio de 8 maravedís por quintal.

Située aux pieds du cerro Mojón (ce que veut dire la colline du borne), le parage de Tres Amigos doit son nom à l’histoire minière. Les données dont nous disposons remontent à un an avant la création de la société minière Orozco et Cía. Les fichiers de la famille Berruezo, qui sont un des promoteurs miniers les plus importants dans la zone, nous avons la connaissance de l’existence de la Société pour l’exploitation de la mine Jesús Nazareno. Cette société a l’honneur d’être la société minière plus ancienne dont nous avons constance à Bédar pedant le « siècle minier », le XIXème siècle. Il s’agit d’un contrat pour lequel Francisco Berruezo Ayora, représentant de la société, s’engageait à extraire 4000 quintaux du minerai de fer qu’il devrait livrer à Adolfo Kaiser, domicilié à Garrucha, à un prix de 8 maravédis.

 

ta21

ta7

Edificio para la máquina de extracción en el pozo número 1. El pozo ha sido completamente tapado, por lo que por mucho tiempo se consideró como un edificio de oficinas. Al fondo se observa la cantera de la mina. Sur la photos supérieures, le bâtiment de la machine d’extraction dans du puits número 1. Le puits a été complètement bouche, c’est pour cela qu’on a considéré ces restes comme un édifice de bureaux. Au fond on peut voir la carrière de la mine. 

 

Esta primitiva mina Jesús Nazareno debió estar ubicada en los crestones de mineral visibles que se encuentran junto a donde hoy se ubica la carretera de Bédar a Los Gallardos. Posiblemente sea la misma mina, o colindante de la que posteriormente fue explotada por la sociedad Orozco y Cía. Se trataba en este caso de la mina El Corazón de Jesús, una de las que proporcionó el mineral para la ferrería de los Orozco en Garrucha durante los años sesenta del siglo XIX. Estaba ubicada en el lugar dicho del Corral, pozo del padre Cura, en el paraje del Cerro Mojón.

Cette mine Jesús Nazareno étati placée sur les affleurements de minerai qui se trouvent à côté de l’actuel route Bédar-Los Gallardos. Il s’agit, probablement, de la même mine que l’exploitée pour la Société Orozco et Cía, la mine Corazón de Jesús. Cette mine a fourni le minerai pour la fonderie que la famille Orozco avait installé à Garrucha dans les années soixante du XIXème siècle. Cette mine s’y trouvait dans le site nommée del Corral , dans le lieudit le puits del padre Cura , au parage du cerro Mojón.

ta12

ta15

ta9

Restos del pozo número 2. El pozo está también tapado, aunque se aprecia parte de su sección. Los soportes de un castillete de madera todavía son visibles. Sur les photos supérieures, les restes du puits numéro 2. Le puits est aussi bouché, bien qu’une partie de sa section est toujours visible. Les supports d’un chevalement en bois sont encore visibles.

 

En 1875 se demarcó en esa zona la que sería la definitiva, la famosa Unión de Tres Amigos, demarcada en por Juan Manuel de Haro en la rambla de Bédar. Para su gestión, se creó la Sociedad minera La Reforma, siendo el presidente José Peña y contando entre sus miembros a Francisco Berruezo López y George Pecket. La mina fue arrendada a George Pecket para su explotación en 1890, ya planteándose la necesidad de construir un ferrocarril u otro medio de transporte masivo.

La concession d’Unión de Tres Amigos a été délimitée sur ce parage en 1875, elle a été registrée par Juan Manuel Haro, sur le ravin de Bédar. Pour pouvoir la gérér, les propriétaires ont crée la Société minière La Reforma, dont José Peña était le président et qui racontait parmi ses membres Francisco Berruezo López et George Pecket. La mine avait été louée à M. Pecket pour son exploitation en 1890, avec la condition de construire un chemin de fer pour le transport des minerais.

 

ta16

ta13

ta14

Las fotografías superiores muestran la entrada, trancada de acceso y galería con plano inclinado del pozo número 3. Se trataría de uno de las dos galerías con planos inclinados principales para la explotación de la mina. Sur les photographies supérieures montrent l’entrée, la galerie d’accès et le plan incliné du puits número 3. Il s’agit de l’un des deux galeries principaux avec des plans inclinés pour l’exploitation de la mine. 

 

Finalmente, y gracias a los esfuerzos de Pecket, la sociedad minera de Chávarri se hizo con los arriendos de diferentes minas en Bédar, entre ellas la de Tres Amigos, con la condición de la construcción de un ferrocarril minero. Este ferrocarril se acabó de construir en 1897, con dos ramales que recogían el mineral de las diferentes minas y lo conducían a una estación reguladora en un punto estratégico, precisamente en terrenos de la mina que nos ocupa hoy.

El ferrocarril permitió una intensa explotación de esta concesión, que acabó dando nombre tanto a la estación de ferrocarril primero y a todo el paraje después. Desde entonces toda la zona del barranco de Bédar que se encuentra a los pies del Cerro Mojón.

Finalement, et grâce aux efforts de M. Pecket, la société minière de Chávarri a pris la location de plusieurs mines de fer à Bédar, y compris Tres Amigos, toujours avec la condition de la construction d’un chemin de fer.

Le chemin de fer minier est fini en 1897 et il bénéficiait de deux embranchements pour le service des différentes mines. La station de départ s’y plaçait sur un point stratégique, précisément dans les terrains de la mine qui nous occupe aujourd’hui. Le chemin de fer a permis une intense exploitation de cette mie, qui a fini finalement pour donner le nom à la station d’abord, et puis à tout le parage placé aux pies du cerro Mojón.

 

ta5

En la fotografía superior, el pozo número 4, de sección rectangular, ya tapado con una capa de cemento para evitar accidentes. Estaba protegido por un pequeño edificio. Sur la photographie supérieure, le puits número 4, de section rectangulaire, déjà bouché avec une couche en ciment pour éviter des accidents. Il était protégé par un petit bâtiment.

 

A parte de las propias instalaciones del ferrocarril, incluida la casa-dirección de la sociedad de los Chávarri, nos encontramos con importantes labores mineras. Destaca una explotación a cielo abierto de la que queda un corte de unos 200 metros de largo. La capa de mineral, que se presentaba en la falda de la sierra, buzaba en dirección suroeste, en una delgada capa que en algunos puntos era de tan solo metro y medio de espesor. La explotación fue difícil, pero la buena ley del mineral y la cercanía del transporte hicieron que se trabajara intensamente en ella.

En plus des installations du chemin de fer, y compris la maison-direction de la société du marquis de Chávarri, nous trouvons des importants travaux miniers. On peut observer une exploitation à ciel ouvert d’environ 200 mètres de longueur. La couche minérale montrait un fort pendage en direction sud-ouest, et elle était très mince, dans quelques endroits ne montrait que un mètre et demi d’épaisseur. L’exploitation a été très difficile, bien que la bonne loi du minerai et la proximité du transport ait permis son exploitation.

 

ta19

ta17

En las fotografías superiores, el pozo número 5. Actualmente también se encuentra tapado. Al igual que el anterior, su función nos es desconocida.  Sur les photographies supérieures, le puits número 5. Actuellement il trouve aussi bouché. Comme l’antérieur, sa fonction reste ignorée.

 

La cantera se realizó durante a la vez que se construyó el ferrocarril, tal y como se deduce de la poca documentación conservada. Las labores subterráneas también empezaron a prepararse en el momento de la construcción del ferrocarril, obligados por el buzamiento de la capa de mineral. En 1896 ya se instaló una máquina fija de vapor por medio de una vía portátil para las vagonetas cargadas de mineral

Se practicaron dos galerías muy inclinadas que descendían por la capa de mineral, dotadas de planos inclinados por los que se extraía el mineral. A derecha e izquierda de los mismos se iban formando los pisos de explotación, a diferentes niveles. Del segundo plano se extraía un mineral muy mezclado con arcilla, lo que requería un difícil trabajo de tría.

Selon les documents conservés, la carrière a été coupée à la fois qu’on construisait le chemin de fer. Les travaux souterrains ont aussi commencé au moment de la construction du chemin de fer, obligés par le fort pendage de la couche. En 1896 la société avait installé une machine fixe à vapeur avec un plan incliné portative pour les wagonnettes de minerai.

La couche de minerai a été exploitée au moyen de deux galeries inclinées qui poursuivaient le minerai et dotées de plans inclinés pour l’extraction du fer. Des étages d’exploitation se formaient à droite et à gauche de les galeries principales, à différents niveaux. La deuxième galerie fournissait un minerai très mélangé avec de l’argile qui requérait un lourde travail de tri postérieur.

 

TRESAMIGOS

Esquema de uno de los planos inclinados de la mina Tres Amigos (Alfonso Sierra, 1926). La galería sigue el buzamiento de la capa de mineral, con galerías a ambos lados para su explotación. Schéma de l’un des plans inclinés de la mine Tres Amigos (Alfonso Sierra, 1926). La galerie suit le pendage de la couche de minerai, avec des galeries aux côtés pour son exploitation.

 

La mina tenía fama de peligrosa, pues a parecer de los mineros precisaba de fortificaciones y otras precauciones para evitar desgracias. Ya en 1897 moría en su plano inclinado Isidoro Arriola, un importante empleado de la sociedad Chávarri, al caer en la vía y ser arrollado por una vagoneta. En 1907 se habla de un peligroso hundimiento que casi estuvo a punto de enterrar a casi 30 mineros.

Como otras minas de Bédar, también precisó de trabajos de desagüe, lo que complicaba el avance de las labores en profundidad.

La mine avait une très mauvaise réputation chez les mineurs. A son avis, la mine avait besoin des fortifications et d’autres précautions pour éviter des malheurs. En 1897,  Isidoro Arriola, un important employé de la société du marquis de Chávarri, est décédé dans un des plans inclinés. M. Arriola a tombé sur les rails et a été percuté par un wagonnet. En 1907 un éboulement a presque failli tuer les 30 miniers qu’y travaillaient. En plus, et comme d’autres mines de Bédar, il a fallu des travaux de drainage pour poursuivre l’exploitation en profondeur.

 

ta8

TA1

ta3

Restos del edificio de máquinas y otras instalaciones auxiliares del pozo número 6. Fue explotada por Hierros de Garrucha. Sur les photographies supérieures, les restes du bâtiment de la machine de extraction et d’autres installations auxiliaires du puits número 6. Elle a été exploitée par la société Hierros de Garrucha. 

 

Como todas las minas explotadas por Chávarri, la explotación fue bastante irregular. En algunos momentos solo trabajaron en ella dos parejas de picadores. A pesar de todo los trabajos alcanzaron una profundidad tal que la compañía experimentó verdaderos problemas para seguir la explotación, por lo que se centró en las galerías más altas, que aunque con menos mineral, la explotación era mucho más económica.

En 1916 la mina contaba con dos máquinas de extracción con todos sus accesorios, 3 volquetes de minas de 400 kg de capacidad y cinco de una tonelada. Además había instalado un torno de madera y una fragua portátil para la reparación de herramientas.

Comme toutes les mines exploitées par la société Chávarri, l’exploitation a été assez irrégulière. A certaines époques il n’y avait que deux paires de piqueurs. Malgré tout, les travaux ont atteint une profondeur telle que la compagnie a expérimenté difficultés pour poursuivre l’exploitation, c’est pour cela qu’ils se sont concentrés sur les galeries les plus hautes, plus économique à exploiter mais avec moins de minerai.

En 1916 la mine disposait de deux machines d’extraction avec tous ses accessoires, 3 wagonnettes de 400 kg et 5 d’une tonne. On y avait aussi un tour en bois et une forge portative pour la réparation d’outils.

 

tres amigos per

Fotografía publicada en el periódico El Yugo el 1 de abril de 1959. Photographie de l’exploitation du puits Tres Amigos, El Yugo 1 avril 1959.

 

Los restos que actualmente se pueden encontrar en esta mina incluyen la presencia de 3 pozos conocidos, una galería inclinada con los restos de haber dispuesto de un plano inclinado, las ruinas de una caseta de máquinas (aunque sin retos del pozo al que debía servir) y aún otro pozo taponado con indicios de haber estado provisto de un castillete de madera.

Les restes qu’on y peut trouver actuellement incluent 6 puits, un d’eux avec les restes d’avoir disposé d’un plan incliné, les ruines d’un bâtiment pour la machine à vapeur et un puits bouché avec d’indices d’avoir être pourvu d’un chevalement en bois.

 

ta2

ta4

Pozo número 6 y soporte del castillete metálico instalado por Hierros de Garrucha. Sur les photographies supérieures, le puits numéro 6 et une des fixations du chevalement métallique installée pour Hierros de Garrucha.

 

Uno de estos pozos, de 50 metros de profundidad, fue puesto de nuevo en explotación a mediados del siglo XX por parte de la empresa Hierros de Garrucha. En él se instaló un castillete metálico y una máquina de extracción, aprovechando parcialmente las estructuras de las primeras minas. El mineral se almacenaba en unas tolvas metálicas desde donde se cargaba en los camiones que lo llevaban a Garrucha.

Un de ces puits, de 50 mètres de profondeur, a été mis à nouveau en exploitation au XXème siècle de la part de la compagnie minière Hierros de Garrucha. Ils ont installé un chevalement métallique et une machine d’extraction, en profitant les structures déjà existantes de la première exploitation. Le minerai était stocké dans des trémies métalliques d’où il se chargeait dans des camions pour le porter à Garrucha.

 

ta6

Pequeña galería cercana al pozo número 6. Sur la photographie supérieure, une petite galerie proche du puits número 6.

 

TRESAMIGOS

Reconstrucción del pozo de Tres Amigos durante su explotación por Hierros de Garrucha. Reconstruction de la mine Tres Amigos pendant son exploitation par Hierros de Garrucha.

Crónicas de Bédar: 1983, la comunidad de regantes del pozo “Los Dolores”

El 11 de diciembre de 1983 se publicaba en “La Voz de Almería” la noticia de la constitución de la comunidad de regantes del pozo “Los Dolores”, ubicado en los montes comunales de Bédar.

 

noticia

 

La prospección de un pozo en la parte más alta del barranco de los Chorreadores venía siendo una necesidad ante la escasez de agua para riego, con Ramón Rubio Bolea como presidente y 77 socios en el momento de su constitución.

 

chorreadoresp

En la fotografía, Francisco Manuel Bascuñana y Juan Bolea González en los trabajos de alumbramiento de aguas realizados en noviembre de 1960 en el barranco de los Chorreadores.

 

En esos momentos estaba en explotación un antiguo pozo minero en El Pinar, el antiguo “pozo de la Bomba”, de 200 metros de profundiad. De este pozo  se obtuvieron hasta 90 litros de agua por segundo, que inicialmente se destinó al suministro de la finca “el Cortijo Grande” de Turre, por medio de una tubería de 6 km. Posteriormente este agua se destinó al suministró de los términos municipales de Mojácar y Garrucha, por medio de la empresa privada VEGARADA. Este agua fue importante durante la importante fase de desarrollo turístico del levante durante esa época, pero ante el aumento progresivo de usuarios, pronto empezó a ser insuficiente. Finalmente se llegó a su agotamiento tan solo unos cuantos años depués, cuando se comprobó que del pozo ya solo salía barro.

 

Chorreadores2p

Tareas de perforación del pozo “Los Dolores” en el barranco de los Chorreadores el 24 de diciembre de 1983.

Crónicas de Bédar: la inauguración de los lavaderos de la fuente en 1952

Hoy inauguramos una de las secciones que esperamos sea de las más interesantes. Se trata de “crónicas de Bédar”, en la que recogeremos las principales noticias que hayan sido publicadas en cualquier medio .

Hablando de acontecimientos especiales, queremos recordarles también que hoy domingo día 4 de marzo, se emitirá el primero de los dos reportajes sobre Bédar en Canal Sur (Salud al día) a las 15:35 horas, el primero de los dos que se emitirán. También recordamos la llegada el día 6 de marzo de los estudiantes franceses del 5º Curso de Campo de Bédar, del que ya volveremos a hablar.

Volviendo a las crónicas, vamos a empezar la sección con una noticia referente a una de los inmuebles más conocidos de Bédar y reconocido como “maravilla” de la misma junto a la antigua fuente Temprana. Realmente estos lavaderos, ya lógicamente en desuso, no son tan antiguos como puede parecer. En la plaza en la que se encuentra esta fuente, con una vista inmejorable del pueblo, antes solo había dos lavaderos no muy diferentes del abrevadero que se encuentra hoy todavía junto a los caños.

 

lavadero-1

Lavaderos de Bédar, 2017

 

Los lavaderos, tal y como los conocemos, fueron inaugurados realmente el 24 de septiembre, durante las fiestas patronales del año 1952. Aún no disponían de la cobertura, que se añadiría posteriormente. Se trató de una mejora de los dos lavaderos que ya existían. Sin embargo, su inauguración se llevó a cabo por todo lo alto, con presencia del gobernador civil, Manuel Urbina Carrera. Según la crónica, el gobernador Civil llegó en compañía del lugarteniente Alfredo Ortiz Requena y el arquitecto Antonio Góngora Galera. Fue recibido por el alcalde Luis Fernández Tapia; el primer teniente de alcalde Simón Torres Fernández; la delegada local de la Sección Femenina, Dolores Caparrós Lozano; el jefe de la Hermandad Sindical de Labradores y Ganaderos, Francisco Guerrero Castaño; el juez de paz, Francisco Castro Mañas; el jefe de la Guardia Civil, Juan Pla Diéguez; un sacerdote comisionado por el obispo de la Diócesis para las fiestas en honor de la Virgen de la Cabeza, Bartolomé Marín Fernández; el sacerdote de Lubrín, Rafael López Luipáñez; el secretario de ayuntamiento, Diego Balastegui Ruíz; el secretario del ayuntamiento de Los Gallardos, Aurelio Martínez Muñoz; el juez de paz también de Los Gallardos, José García Angulo;  así como los concejales de Bédar y Los Gallardos.

 

lavaderos2

Recorte de el periódico “Yugo” de 25 de septiembre de 1952. Fotografías realizadas por el fotógrafo Luis Ruiz Marín. En la de la izquierda, el gobernador Civil Manuel Urbina inaugura los nuevos lavaderos, a la izquierda se encuentra junto a un grupo de mineros de Hierros de Garrucha.

 

Las mejoras consistieron en la instalación de quince pilas individuales y una común. Además, el gobernador visitó el edificio en el que se proyectaba la instalación de las escuelas primarias y las obras de reforma del ayuntamiento. Según la crónica, el edificio se encontraba prácticamente en ruinas.

Posteriormente, el gobernador acudió a la iglesia para orar ante la Virgen de la Cabeza y de vuelta en el ayuntamiento, recibió a una comisión de mineros, con los que estuvo hablando sobre las condiciones laborales, legislaciones laborales y seguros sociales.