Mina Concepción: los Trances del río Jauto, Bédar.

Hoy vamos a hablar de una de las minas más desconocidas de toda la sierra de Bédar. Se trata de la mina Concepción. Quizás sea más conocido el paraje conocido como “Trance” o “Trances” del río Jauto, al oeste de Carabinera, junto al camino que lleva hasta los Castaños. Aunque no muy lejos de el Albarico, se trata de una zona muy aislada a la que solo se puede llegar por un pequeño carril de tierra desde Los Castaños.

Concepcion

trances

Trances del río Jauto. El número 1 se correspondería con una galería que llega hasta el río Jauto, donde forma una gran oquedad, conectada con la superfície con una especie de tolva o pozo con obra de mampostería. El número 2 se corresponde con una explotación a cielo abierto, donde se encontrarían algunas galerías. El número 3 indica la posición de un pequeño desmonte con un pozo. Quedaría una cuarta zona minera que no hemos estudiado pero que se encontraría cerca del cortijo de los Sotos.

La zona pasó por tiempos mejores, numerosos cortijos en ruinas  se encuentran a lo largo de todo el trayecto del río Jauto, aprovechando el agua de este río, que captaban por medio de pozos y norias. Hoy en día son pocos los que viven en este paraje. Entre ellos Daniel, que habita actualmente en el viejo cortijo de los Trances, que compró y rehabilitó, y que nos acompañó a ver los restos mineros de esta vieja mina, que se encuentran en sus terrenos.

CONCEPCION8

CONCEPCION9

Los trances del río Jauto y el cortijo de los Trances.

No muy lejos del cortijo, en dirección al Jauto, se encuentra una pequeña explotación a cielo abierto y una galería que, desde un terreno de cultivo, se dirige hacia el Jauto, junto al que se encuentra un gran hueco o galería de la que se debió extraer una cantidad respetable de mineral. Una especie de pozo (o tolva), protegida por obra de mampostería, conecta con este gran hueco o gruta. Daniel nos cuenta que entre la pequeña explotación con el pozo o tolva y la pequeña explotación a cielo abierto, había dos o tres pozos, uno de los cuales alcanzaba los 130 metros de profundidad (?), cubiertos todos actualmente.

CONCEPCION1

Bocmina de la galería que conecta con el río Jauto (1)

En cuanto a las minas en sí, Daniel poco nos pudo decir. La explotación no fue nunca muy grande, y el motivo de que fueran tan lejos para explotar el mineral solo se justificaba por la riqueza del mineral de hierro que contiene. Hasta que llegamos nosotros, poca gente se había interesado por ellas, incluyendo un hombre que cierto día llegó a la zona y que comentó que tenían intención de hacer sondeos para ver la cantidad de mineral disponible. Claro está que no hicieron nada, pudo tratarse de algún agente de Hierros de Garrucha que fue a interesarse por los yacimientos de hierro de la zona.

CONCEPCION2

Pozo-tolva de mampostería que conecta con las labores (1)

CONCEPCION3

Salida de la galería junto al río Jauto  (1)

La documentación antigua que hemos podido consultar nos ofrece más información sobre esta mina. Se trataría de una de las minas del vicecónsul inglés George Pecket, demarcada el 20 de octubre de 1892. Dada su ubicación, el transporte del mineral de esta mina era un problema y dificultaba mucho su explotación. Así lo reconoce Miguel Figuera en su correspondencia, que comenta las dificultades de transportar el mineral desde esta mina hasta el ferrocarril de Chávarri, y que tan solo sería posible llegar a un acuerdo de transporte con la Compañía de Águilas, cuya mina más cercana conectada al sistema de transporte general era la mina Carabinera, siguiendo el río Jauto.

CONCEPCION5

Explotación a cielo abierto junto al cortijo de los Trances (2)

CONCEPCION4

Ubicación de uno de los pozos (según el testigo) ya tapado, entre las zonas 1 y 2.

Sabemos que Concepción fue una de las minas explotadas a partido por Carlos Bahlsen, junto con otras también propiedad de Clifton Pecket (Angelita y Soria). Esta explotación se limitó al año 1898 y se contabilizaron 3700 toneladas de mineral de hierro extraído, que seguramente fue transportado hacia el cable aéreo de la Compañía por medio de carretas y mulos, siguiendo el río Jauto. Fue sin duda durante este año de 1898 cuando se realizaron los trabajos que se pueden observar hoy en día.

Además de las labores junto al cortijo de los Trances, hay otras labores de menor entidad en dos puntos no muy lejos del cortijo. Una de estas labores consisten en un pequeño desmonte con un pozo, el segundo punto de explotación no pudimos explorarlo, pero se trataría también de pequeños trabajos.

CONCEPCION7

CONCEPCION6

Desmonte y pozo en la zona 3.

En 1920, la empresa Unión Bedareña rehabilitó el registro minero de Concepción, aunque no nos consta que se realizaran trabajos en ella. En 1975 la mina fue explorada en 1975, describiéndose una capa de mineral sobre una capa de oligisto micáceo, describiendo cuatro galerías a distinto nivel siguiendo la mineralización, siendo la más importante la inferior, provista de una tolva donde descargaban el mineral las labores superiores.

Anuncios

Extraña moneda del “castillico de los moros” de Bédar.

Parecía que el “castillo de los moros” de Bédar no podía darnos más sorpresas, pero recientemente hemos localizado un objeto procedente de este castillo de lo más extraño. Supongo que algunos de los que lean esto recordarán como, de niños, subían al castillos a la busca de “tesoros”. Las historia de un tesoro en el castillo (supongo que como en todos los sitios donde hay castillos antiguos) era reclamo más que suficiente para subir al castillo para hacer algún agujero.

Claro está que el botín no pasaba de algún trozo de cerámica. Pero tras la pérdida de los caminos de ascenso al castillo, la subida se ha convertido en algo tan penoso que raramente alguien sube por allí.

castillo4n

Nunca se han realizado ninguna excavación, al menos que tengamos noticia, y la única descripción más o menos profesional proviene del arquitecto técnico de la Universidad de Granada, Mariano Marín García. El castillo presenta un aljibe rectangular con unas dimensiones aproximadas de 3,5 x 2 m. La parte de la meseta situada al norte-noroeste está llena de abundantes restos de muros de mampostería en hiladas, pero es en la parte sur-suroeste donde se encuentran observar todavía algunos muros que se mantienen en pie, así como también algún fragmento de muro en la entrada por el este, los restos de las torres que que defendían el acceso.

cast029

El castillo despertó de nuevo cierto interés tras el descubrimiento “oficial” de la curiosas decoraciones existentes en la Balsa Alta, que se encuentra en el barranco al pie de la edificación. Aunque presuponíqmos aue dicha edificación militar era de época nazarita, tal y como ocurre con el castillo de la vecina Serena, las conclusiones de los arqueólogos que estudiaron los restos (María del Rosario Torres Fernández y Mª del Mar Nicolás Martínez) apuntan hacia un pabellón de caza o de recreo, de entre los siglos X o XI, asociado a esta fortaleza. En cierta manera, esto venía ya a indicarnos que nuestro castillo podría ser anterior a la época del reino de Granada.

Entre los restos que sabemos que proceden de esta fortaleza nos encontramos con diferentes fragmentos de cerámica esgrafiada al manganeso, muy típica de época nazarí.

CERAMICA BEDAR1

A parte de otros objetos, como fragmentos de plomo, una punta de flecha y un fragmento de herradura, destaca unas pequeñas pinzas con dientes, que se utilizaban para pequeñas intervenciones en la piel, como para la extracción de cuerpos extraños, etc. Una curiosa muestra de “instrumental médico” que, con permiso de los arqueólogos que son lo que de verdad entienden de esto, podría atribuirse también a la mencionada época nazarí… pero ya se trata de un objeto muy inusual.

pinz

Hasta ahora no teníamos conocimiento de ningún hallazgo numismático en este castillo, lo que podría dar más pistas sobre el origen de este castillo. Sin embargo, hace unas semanas nos han comunicado el hallazgo de una pieza numismática procedente de este lugar.

Aunque, según nos cuentan, el hallazgo fue hace mucho tiempo, nos aseguran que procede del castillo, concretamente de su parte superior. No  le dieron más importancia a este curioso objeto hasta hasta que decidieron comunicarnos el hallazgo. Como en otras ocasiones, esperábamos encontrarnos con el típico felus o dirhem de época nazarí, pero la primera fotografía que recibimos nos dejó estupefactos:

IMG-20170424-WA0024.jpg

Se trataba de una pequeña pieza de cospel rectangular, en el que se apreciaban muy varios trazos muy débiles, sobre los que destacaba claramente un resello que había dejado una fisura en parte superior de la moneda… una letra del alfabeto árabe. En el siguiente dibujo destacamos los diferentes trazos de la pieza original en verde y del resello en naranja:

graficos.jpg

Consciente de lo inusual (raro no, rarísimo) de los resellos árabes, solicitamos ver la pieza directamente.

IMG_5298

uno.jpg

Se trata de una pequeña pieza de cobre de cospel rectangular de 20×22 mm y 1,2 grs de peso. Se trataría, pues, de un felus. En el anverso se aprecia claramente un resello con una letra árabe, que ha fisurado la moneda y cuya impresión se aprecia claramente en el reverso (marcado en naranja en la segunda imagen). Los trazos de la moneda original parecen mostrar un busto de frente (los trazos son muy débiles, pero se aprecian los puntos de una armadura, lo que parece un escudo a la derecha en su parte inferior, una imagen circular en la parte derecha superior y, puede, una figura esférica a su izquierda. El resello estaría justo en lo que vendría a ser el rostro del busto, como si hubieran querido hacerlo desaparecer a propósito. El reverso está muy deteriorado y no se aprecia casi nada, aunque se observa claramente la impresión dejada por el resello, que deforma la moneda hasta fisurarla. En el siguiente dibujo hemos representado los trazos que aparecen:

IMG_5285

Los trazos de la moneda original se habrían visto bastante afectados al recalentar el cospel para efectuar el siguiente resello:   rese.  Podría tratarse del final  de la palabra Allah ( الله  ), una  y una h; o quizás de la palabra LAHU, que significa EL, refiriéndose a Dios.

Será a partir del 720 d. C. con la reforma de Al-Malik cuando se impone el clásico patrón musulmán con las típicas leyendas unitarias y mencionando al profeta. Aunque antes de esta fecha y ante la falta de moneda propia los nuevos pobladores musulmanes utilizaron la moneda que existía previamente, los resellos de este tipo son rarísimos. No hemos podido identificar la moneda base, además del desgaste natural, la moneda tuvo que ser recalentada para aplicarle el resello, podría tratarse de una moneda anterior visigoda o bizantina.
En todo caso hemos de tener en cuenta el lugar del hallazgo, del cual no podemos dudar (un castillo de época musulmana derribado tras la conquista de Vera). También es imoprtante la extraña tipología que muestra (un resello de tipo árabe aplicado, parece que intencionadamente, sobre el rostro representado en una moneda que no hemos podido identificar). Todo estas inusuales características nos llevan a penar en un felus resellado de la primera época de la dominación musulmana, siglo VIII. De confirmarse estas suposiciones, y ahí están las pruebas, podría tratarse de uno de los restos más antiguos encontrados en Bédar… y ya pueden ustedes suponer lo que ello puede suponer para para la historia de este castillo.

castillo1n

Destrucción parcial del yacimiento de El Chuche, Benahadux.

Tenemos el honor de publicar la siguiente comunicación oficial del presidente de la Asociación Amigos de El Argar, Julián P. Flores en referencia a la destrucción de el yacimiento del “Chuche” en Benahadux. Ante todo queremos mostrar todo nuestro apoyo a la Asociación Amigos de la Alcazaba.

La arqueología es la única ciencia que nos sirve para estudiar la naturaleza y el desarrollo de los grupos sociales que han desaparecido sin dejar otros rasgos de la cultura que sus restos materiales. No podemos permitir bajo ningún concepto agresiones a los yacimientos como el ocurrido recientemente en el yacimiento del “Chuche”, que nos priva, para siempre, de disponer de esos restos materiales para su posterior investigación; debemos evitar que se borre la información que nos permite estudiar nuestros orígenes, y exigir responsabilidad a los que han provocado esta actuación desmesurada. ¿Quizás sea la ignorancia del infractor o bien tiene otro trasfondo su agresor?

Se impone una preocupación extrema por buscar acciones para potenciar la conservación, la protección, su investigación, su puesta en valor, su difusión, debemos proyectar un plan director que recoja el itinerario a seguir, impulsando acciones que aglutinen al tejido social, administraciones, al tejido empresarial y otros agentes.

En estos momentos de desarrollo desmedido, estamos convencidos que si no se ejerce presión para una tutela de todo el descomunal patrimonio de nuestro pasado al amparo de una declaración importante, como la que estamos programando para el sureste peninsular, dejaremos como herencia a las generaciones futuras, un patrimonio mermado y no enriquecido que es nuestra obligación. Esa es la herencia, el legado, de algunos de nuestros antepasados y el ejemplo de Luis Siret y Pedro Flores así lo demuestra. Esto es lo que pensamos en la Asociación Amigos de El Argar (A.A.A.), y aprovechamos la oportunidad que nos brinda la Asociación Amigos de la Alcazaba, para dar soporte en su reivindicación ante lo acontecido recientemente en el yacimiento del “Chuche”.

Asociación Amigos de El Argar

Julián P. Flores

Arquitecto

PD. No olvidemos que el fracaso comienza cuando cede el esfuerzo.

Aprovechamos para informar de lo sucedido para quien no haya tenido noticia. Curiosamente todo coincide con la destrucción parcial del yacimiento de la villa romana de El Roceipón, en Vera, del que hablábamos hace pocos días.

Se publicaba en El Mundo del día 19/03/2017 (http://www.elmundo.es/andalucia/2017/03/19/58cd7d3be5fdea300b8b4587.html) que la Guardia Civil había abierto una investigación para investigar una concentración en el yacimiento arqueológico de El Chuche (desde la Edad del Cobre hasta periodo tardorromano), en Benahadux para reivindicar su importancia y protestar por los destrozos realizados durante las obras de una rotonda. En concreto se denunciaba que se había arrasado al menos con una tumba de la Cultura de Los Millares en este lugar declarado BIC desde 1999 (a diferencia de la villa púnica y romana de El Roceipón, en Vera).

La investigación de la Guardia Civil se realizaron por falta leve por concentración sin comunicación previa, aunque ya vemos en la fotografía lo “peligrosa” que fue dicha concentración. Tal y como declaraba el mismo vicepresidente de la Asociación de Amigos de la Alcazaba (Francisco Verdegay), llama mucho la atención como la misma Administración que ha destruido el yacimiento sin pedir permiso a la Consejería de Cultura se ha apresurado a investigar a los que, al fin y al cabo, denunciaron los hechos. La Asociación de Amigos de la Alcazaba no tardó en denunciar ante la Fiscalía la actuación irregular del Ministerio de Fomento, por falta grave.

Demasiado poco tiempo tardó en contestar el subdelegado del gobierno en Almería, Andrés García Lorca. Tal y como se publica en otra noticia en El Mundo (http://www.elmundo.es/andalucia/2017/03/23/58d4269e22601d48728b4587.html) el 23/03/2017. Asombrosamente, el subdelegado negó la mayor…  nada de lo ocurrido era verdad.

Como ya nos tienen acostumbrados los políticos, los argumentos esgrimidos rozan el ridículo, no hace falta más que repasar las recomendaciones de la Comisión de Cultura de la Junta de Andalucía cuando se votó en contra de la excavación arqueológica de urgencia en el yacimiento de El Argar, en Antas (véase la memorable participación del diputado almeriense José Luís Sánchez Teruel). Pero veamos la aportación de Andrés García Lorca al interminable listado de insensateces a los que nos tienen tan acostumbrados nuestros políticos: “únicamente se han aportado tierras limpias sobre la antigua carretera asfaltada” -junto a una rotonda de la Carretera Nacional 340-, con lo que “la única afectación posible al yacimiento sería por cubrición o por el derrame de las tierras al extenderlas” . Nuestro preclaro político llegó incluso a tachar la denuncia de “elucubraciones” por algún tipo de interés oculto… aún le debe sorprender que haya gente que simplemente se preocupe por su patrimonio.

No creo que haga falta muchas explicaciones, simplemente viendo las imágenes publicadas en El Mundo cualquiera puede identificar un claro desmonte, al estilo del realizado en Vera por las mismas fechas. Seguramente, y quizás para intentar excusarse de la tremenda tontería que acababa de soltar, nuestro subdelegado del gobierno pasa a la excusa habitual y preferida por nuestros políticos de todos los colores: “la culpa es de los otros”. En efecto, el subdelegado afirma sin pudor que no tenían ni idea de que hubiera un yacimiento arqueológico allí “al no estar señalizada la zona”…   y claro, la culpa es de la Junta por no haber señalizado los límites del yacimiento tras 17 años de su declaración, zona que “se tendría que haber puesto en valor o haberlo sellado”.

plano

Para vergüenza de nuestro subdelegado de gobierno, en el periódico La Voz de Almería
(http://www.lavozdealmeria.es/Noticias/124066/2/Amigos-de-la-Alcazaba-denuncia-da%C3%B1os-en-el-yacimiento-de-El-Chuche) se da mucha más información sobre los destrozos, aportando además un interesante plano que indica la situación del yacimiento, la zona afectada y la ubicación de la tumba destruida. Miembros de la Asociación de Amigos de la Alcazaba pudieron comprobar in situ como se había producido un desmonte bajo el que “se encontraba una tumba tipo Millares”, quedando éste totalmente allanado.

Que el subdelegado alegue ignorancia es quizás lo único acertado y próximo a la realidad de sus declaraciones, lo que nos confirma una vez más que no se enteran de nada y lo peor de todo, que parece que ni les importa. La Junta, sin embargo, ha ignorado la alegación de ignorancia del subdelegado de gobierno (valga la redundancia) y ha abierto el correspondiente expediente sancionador contra el Ministerio de Fomento… la multa puede ascender hasta 600.000 euros.

Al final, claro está, salimos perdiendo todos nosotros. Pero la cosa no acaba en este conflicto territorial-político entre PSOE y PP. La última noticia sobre este asunto data del 11 de abril de 2017. Según la noticia publicada en El Ideal (http://www.ideal.es/almeria/201704/11/unidos-podemos-lleva-congreso-20170411133104.html).                                       El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha trasladado al Congreso de los Diputados el caso de la destrucción parcial del yacimiento de El Chuche, estimados en el desmonte y allanamiento de casi 1.000 metros cuadrados de este yacimiento (lo que concuerda más con las fotografías observadas y no con las alucinantes excusas esgrimidas por el subdelegado del gobierno en Almería).

¿Cómo acabará todo esto? Pues en el olvido.

Hasta la próxima destrucción de patrimonio en Almería.

La villae romana de Roceipón, Vera

Leíamos hace unas semanas en diferentes medios una triste noticia que ya viene siendo, desgraciadamente, habitual por estas tierras. Se trata del último ataque contra el patrimonio arqueológico de nuestra zona.

Así, en varios medios se daba la noticia de la destrucción de parte del yacimiento de el Roceipón, en Vera. Destacamos la noticia de La Opinión de Almería (http://www.laopiniondealmeria.com/2017/03/la-villa-romana-de-roceipon-puede-estar.html). En el artículo el periodista Manuel León nos narra los hechos, que serían la vergüenza para cualquier municipio, comarca o región española, pero que para nosotros ya va siendo casi lo habitual. Para variar, la repercusión se me antoja casi nula, está claro que no nos importa que se destruya impunemente nuestro patrimonio. El de todos.

rocepd

rocepc

rocepb

Zonas afectadas. El Roceipón.

Resulta que una máquina agrícola estuvo trabajando tranquilamente sobre el yacimiento de cara a preparar una plantación de lechugas. Sorprendentemente este yacimiento, aunque conocido desde hace mucho tiempo (desde que Siret hizo la primera excavación), todavía no tiene la categoría de BIC (Bien de Interés Cultural), aunque tiene incoado ya el expediente para que así sea declarado.

rocepa

Roceip7.jpg

Restos arqueológicos en la parte afectada delimitados por una cinta de la policía local.  El Roceipón.

Resulta que un informante avisó al arqueólogo veratense Domingo Ortíz, concretamente el 18 de marzo. A pesar de ésto, la máquina agrícola siguió trabajando tranquilamente hasta el 20 de marzo, en el que nuevas denuncias de vecinos de la localidad, que advirtieron al arqueólogo, provocaron finalmente una reacción por parte de las autoridades municipales. Un policía local acordonó la zona y puso en marcha los pesados e ineficientes mecanismos burocráticos en estos casos. A pesar de todo, la máquina siguió trabajando sin problema alguno hasta el 28 de marzo… Parece el argumento de una película cómica, pero es realmente lo que pasó.

Roceip6

Roceip8

Restos en el yacimiento de el Roceipón, Vera.

Aunque Alfredo Valdivia, delegado de Cultura está esperando el “informe técnico correspondiente” para “proceder según la ley de Patrimonio”, en Vera la gente ya sabe lo que pasará… nada de nada. Saben lo que pasará porque siempre pasa igual. El destrozo será recubierto por la vegetación del lugar, se olvidará lo que pasó, seguirán acumulándose basuras y así hasta el siguiente destrozo. Sí señores, esto es Almería.

Me gustaría saber lo que piensa de todo ésto nuestro ilustre diputado José Luís Sánchez Teruel,  ya saben,  el diputado almeriense del PSOE que votó en contra de una excavación de emergencia en el yacimiento de El Argar de Antas. Igual la  Comisión de Cultura de la Junta vuelve a recomendar limpiar las estructuras parcialmente visibles, como hizo en El Argar…  Es una vergüenza que estos “políticos” cobren por el “trabajo” que hacen. Veamos de nuevo su fotografía, que no se nos olvide:

jlst

Para apreciar el nivel de destrozo nos desplazamos a la zona, y nos entristeció bastante ver toda la zona explanada y restos arqueológicos por doquier. Algunos restos que pudimos fotografiar en la zona afectada los incluimos en este post, creemos que dan una idea del valor de lo destrozado.

¿Y qué se han cargado exactamente? Pues se trata de una gran villae romana. Aunque la mayor parte de lo investigado en este lugar corresponde a las últimas fases de ocupación, la ocupación de la zona se remonta realmente a la época tardopúnica. El Roceipón fue ya excavado por Siret y posteriormente por A. Pérez Casas, entre 1976 y 1982, gracias a estas excavaciones, sabemos lo poco que se conoce sobre este importante yacimiento.

cer1

cer3

Fragmentos de Terra Sigillata con decoración. Roceipón.

Siret ya habla de una población romana, concretamente una población de importancia … que debió alcanzar su máximo esplendor en la segunda mitad del siglo III y primera del siglo IV, de nuestra Era. Siret menciona diferentes restos, entre los que destacan estiletes de hueso, un objeto de nácar y un tapón de ánfora en yeso con dos inscripciones.

estuco

Fragmentos murales de estuco pintado procedentes de la zona afectada por los desmontes. El Roceipón, Vera.

La villa romana incluía una pars urbana, una pars rustica destinada posiblemente a almacenamiento y una tercera industrial. En la pars urbana, en la parte sureste del yacimiento, se documentó una villa romana tardoimperal, con los restos de un mosaico polícromo con motivos geométricos y decoración parietal de estuco pintado, además de algunas monedas bajoimperiales. Concretamente, bajo el mosaico polícromo se encontró una moneda de Constancio Galo (351-354 d.C). La existencia de diferentes reformas constatan la pervivencia de este núcleo de población, remontándose los hallazgos numismáticos hasta la época púnica.

En cuanto a la pars industrial, en la zona noroeste se identificaron una serie de piletas relacionadas con la industria de salazón u oleaginosa, en la parte central una estancia rectangular con opus incertum recorrida por una atarjea cuya funcionalidad sería la de almacenamiento o establo. Entre los restos, nuevamente se menciona material numismático bajoimperial.

cer4

cer5

Restos de época medieval. Destaca el fragmento de ataifor con decoración vegetal. El Roceipón.

monmed

Hallazgos numismáticos. A la izquierda una moneda de 2 cuartos de Felipe II con dos resellos, el primero de 4 Maravedís con ceca de Cuenca y el segundo de (1)65(-) sin ceca. AE2, 9 grs, 21-23 mm de diámetro, siglo XVII. La moneda de la derecha se trata de un Diner de Valencia de la época de los Austrias “+VAL-” AE, 0,4 grs, 14 mm de diámetro. El Roceipón

Entre los restos recogidos se mencionan fragmentos de cerámica y un fragmento de ánfora púnica. Entre los restos romanos destacan fragmentos de Terra Sigillata Hispánica, Africana y Gálica, además de restos de cerámica de cocina norteafricana, fragmentos de ánfora romana, cerámica de cocina tardía y algunos restos medievales.

El diferente material encontrado abarcaría desde el siglo III a. C. hasta la primera mitad del siglo VI d. C. con una ocupación posterior medieval.

Roceip5

Roceip2

Roceip1

Cerca de la zona afectada se encuentra el “acueducto del Roceipón”, que conserva uno de los arcos. No tenemos información sobre él o sobre la posible relación con esta antigua villa.

Bibliografía:

  1. Chávez Álvarez, María Esther. Análisis del territorio durante la ocupación protohistórica y romana en la depresión de Vera y Valle del río  almanzora, Almería. Universidad de la Laguna, Departamento de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua.
  2. Mario Gutiérrez Rodríguez, Daniel Hernández San José y Esther Chávez Álvarez. Análisis de visibilidad e interferencias sobre el patrón de asentamiento: Cabezo María, un caso en la depresión de Vera durante la Antigüedad Tardía. ANTIQVITAS 2012, Nº 24 (pp. 187-202)

¡Agua!

El sistema de riego tradicional de Bédar es una de las peculiaridades más interesantes del municipio. En pocos sitios se conserva el sistema de riego tradicional como en Bédar, cuyo sistema es heredado del que ya utilizaban los moriscos, y aún se conservan historias sobre las acequias y balsas, historias que se remontan a la época musulmana.
cimbra
Fuente Cahara, agua procedente de “la Pecera” y la entrada de la cimbra.
El mismo escribano del rey, Rodrigo Alonso, al realizar el apeo de los bienes que los moriscos tenían en Bédar, no puede ocultar su admiración por este sistema por tandas, que permitía aprovechar al máximo la poca agua de la que se disponía y regar, de forma proporcional y equitativa, todos los pagos de regadío. A los que conocen el sistema de riego actual, le sorprenderá leer lo que Rodrigo Alonso indicó al respecto en el siglo XVI, y se asombrarán de comprobar que prácticamente no ha variado:

Fuentes y el encaminamiento de aguas:

Preguntado que agua tiene y le pertenece al dicho lugar de Bédar y de que río se saca y por qué acequia se trae y como se regaba con ella y que agua tenían en propiedad los moriscos del dicho lugar, dijeron que en el dicho lugar y su término no hay ríos y que solo hay cuatro fuentes con que se riega la tierra arbolada que son las siguientes:

Una que llaman la fuente Vedarin, que está desde el pueblo hacia la parte de Lubrín, que podrá echar media hazada de agua. Que con ella se riegan las heredades del pago de Vedarín y la dicha agua se recoge en una balsa que está junto a la fuente y los vecinos que tenían heredades en el dicho lugar regaban por sus tandas y orden tomando el agua la primera heredad, conforme al repartimiento que de ella tenían hecho, y todos gozaban igualmente de ella respecto de la tierra que cada uno tenía.

Otra fuente que se llama Alain, que nace encima del pueblo en una rambla que echa media hazada de agua con la cual se riega el pago de Jumintal, que tiene una balsa junto a la fuente, y de ella sale una acequia con que se regaban todas las heredades del dicho pago por sus tandas, y con la misma orden que el pago antes de este, prefiriendo siempre el riego las heredades más cercanas al agua. Y acabado de regar el dicho pago se tomaba la dicha agua por otra acequia de la misma balsa y se llevaba al pago de Vedarin y se regaban las heredades que alcanzaba. Y las que no se podían regar con ella se acababan de regar con el agua de la fuente de Vedarin, y que las dichas tandas se tomaban de doce en doce e de quince en quince días conforme a como tenían necesidad la tierra de riego, y por ser poco el hilo de estas dos fuentes se metía siempre en las balsas y no se regaba con él.

Hay otra fuente encima del pueblo en una rambla que nace de la sierra que está frontero del Castillo que se llama la fuente de Cahara, que echará una hazada de agua con la cual se riega el pago de Cahara y otro pago que está junto al pueblo que se dice el pago de Aofar. Los cuales dichos pagos se riegan por sus tandas en esta manera que está una balsa en bajo de la dicha fuente donde siempre entra el hilo de agua en ella con la cual se riegan las heredades de los dichos pagos. Y primero se riegan las heredades del pago de Cahara y acabadas se riegan la del pago de Aofar, y la más tierra que de allí abajo alcanza tomándola por sus tandas y orden como se ha declarado, y el que ha de regar tiene cuenta el día antes a la puesta del sol de tapar la balsa.

Tiene otra fuente junto de la Almazara del pueblo que se llama el Begira, que en nuestro lenguaje quiere decir la fuente temprana, que tiene poca agua con la cual se regaban las heredades que alcanzaba del pago de Baguira. Recogiéndose en una balsa que está junto a la fuente y la orden que tenían de regar con la dicha agua era la que tenían con las demás fuentes del dicho lugar y todos los dichos pagos tienen su acequia principal, y de ellas salen sus ramales por donde se riegan las heredades conforme al orden de tandas que tenían.

Sin duda sorprende que este sistema haya sobrevivido durante cuatro siglos con tan pocos cambios, y sorprende más aunque todavía se siga regando así. Sin embargo cada vez son menos los que riegan y, como ya sabrán muchos, los acuíferos están siendo sobreexplotados. En un paraje donde apenas ha habido agua para llegar 4 balsas, es raro encontrarse un chalet campestre que no disponga de piscina. Sería necesario empezar a pensar en cómo proteger y conservar este sistema tradicional de riego, uno de las más importantes bienes históricos que posee el municipio, antes de que acabe siendo un simple recuerdo.

basmor

Antigua Balsalta, la “de los moros”.

dibujo.jpg

Graffitis musulmanes en la Basalta de los moros. Según los especialistas, datan del siglo XI. En el perro que aparece en el centro, de representa una escena de caza, se ha basado el logo de la asociación Bédar Sostenible.

bas3

Acequia en dirección a la Basalta.

bas2

Basalta, la balsa de recogida del agua de la fuente Cahara.

bas1

Salida de la Basalta, división en las dos acequias madre.

bas4

bas5

Acequia madre en dirección a la Fuente Temprana. junto a la acequia discurre un pequeño camino utilizado por los regantes. Este camino es estrecho y muy frecuentemente junto a barrancos bastante profundos. No siempre está en buen estado, por lo que hay que recorrerlos con cuidado, en especial esta acequia madre, que es la que sigue la actual “ruta del Agua” de Bédar, que utiliza este trayecto existente entre la Fuente Temprana y la Basalta.

Aofar

Acequia a la altura del Malecón, el antiguo pago Aofar.

Para comprender hasta qué punto el sistema se ha mantenido, veamos algunos datos recogidos en 2012:

El pago de Jamontar posee su propia balsa, que se corresponde con la fuente Alaín mencionada por Rodrigo Alonso. La tanda es de 11 días, tres de los cuales es para el riego de tierras (heredades) del pago de Jamontar y los 8 siguientes el de Bedarín. La acequia madre de esta balsa es la conocida como “acequia de los moros”, sobre la cual existe una curiosa historia. Cuentan que los regantes de Bedarín, necesitados de agua para sus tierras y tras algunos problemas con los regantes de Jamonar, construyeron en una sola noche una acequia para poder llevar el agua a sus tierras.

chorreadores

La fuente Alaín se corresponde con “los Chorreadores”, “Chorradores” o “Chorreaores”. El agua procede tanto de la fuente, actualmente protegida por una caseta y de una mina de agua, la mina de los Chorreadores. Se trata de una mina moderna, construida a finales del siglo XIX o principios del XX. La galería es de 80 metros y posee una “lumbrera”, o pozo de aireación de sección circular. La mina atraviesa terrenos de diferente consistencia, por lo que tuvo que realizarse trabajos de entibado con mampostería, como se puede observar en la fotografía, realizada a la altura de la “lumbrera” de la mina.

fortuna1.jpg

Aunque no podemos afirmarlo con seguridad, la construcción de la mina de agua de los Chorreadores tenga que ver con esta sociedad de nombre “La Fortuna”, constituida el 15 de abril de 1915 para la explotación de aguas subterráneas en dicho barranco.

chorr2

Se pueden observar preciosas concreciones en las paredes de la mina, consecuencia de los muchos años de paso del agua.

Jamontar

La Balsa de Jamontar tal y como estaba en 2003, sin verja de protección.

jamontal1

Actualmente la Balsa de Jamonar luce este aspecto.

regulador

Regulador de salida de la Balsa de Jamontar. Hay dos acequias madre, una es la acequia de los moros y la otra sirve para regar los terrenos por debajo de la balsa, en el pago de Jamontar.

moros

Acequia de los moros, en dirección a Bedarín.

La fuente Vedarin mencionada por Rodrigo Alonso se corresponde con la Balsa Nueva de Bedarín, con una tanda de 11 días.

La fuente Cahara se correspondería, a su vez, con la ya famosa Balsa Alta o “Basalta”. El descubrimiento de graffitis de época musulmana en la antigua balsa datadoso en el siglo XI denota la gran antigüedad de este sistema de balsas y acequias. Aunque no hay documentación histórica oficial, la tradición oral de Bédar cuenta que la antigua balsa de los moros era bastante pequeña, por lo que cuando construyeron una cimbra en el barranco del mismo nombre se vieron obligados a construir otra balsa más grande junto a la antigua. La cimbra hoy en día sigue proporcionando parte del agua a la balsa, a parte de la proveniente de la antigua “fuente Cahara”.

cana

cana2

El sistema de medida de las tandas se sigue haciendo con una caña, con la que se mide el descenso del nivel del agua. Este sistema, imaginamos, no ha cambiado desde que los moriscos regaban.

De la Basalta, que tiene una tanda de 13 días, salen dos acequias madre. La primera acequia madre se dirige hacia la fuente Temprana (Begira), con los que se riegan tierras en el pago de la Fuente y llegando hasta la huerta de don Pepe y algunas tierras del cortijo Bernardo.

La segunda acequia madre se dirige hacia el Malecom (antiguo pago Aofar), desde aquí una acequia cubierta atraviesa el pueblo hasta la parte más baja, el paraje conocido como “la Meseta”, acabando en “las Oliveras”, junto a la carretera a Los Gallardos.

La cuarta fuente es la de Begira o Fuente Temprana, más conocida como “la Fuente”. Con sus aguas se riegan las tierras del mismo pago.

balsa2

Vieja balsa en Serena.

queque1

Balsa de Bedarín, un hilo de agua alimenta la balsa.

Minas de Bédar: restos mineros

Cuando se plantea la creación de un museo minero en Bédar, surge el problema de dónde se sacará el material que se utilizaría. A diferencia de otros lugares, en los que el museo se pudo prever el museo poco antes o poco después del cierre de las minas, en Bédar hace ya muchos años que éstas cerraron, así que el material que queda es casi inexistente. Además, en periodos de necesidad, la “rebúsqueda de hierros” era una forma más de conseguir algo de dinero, por lo que es prácticamente imposible encontrar restos metálicos que correspondan al periodo minero, ya sea del periodo de Hierros de Garrucha o, mucho más difícil, al periodo de minas entre 1850 y finales de los años veinte del siglo pasado.

Dado el caso, es seguro que se podría recuperar material guardado por los vecinos del pueblo, pero es posible que solo se trataran de carburos de época de Hierros de Garrucha y, puede, algún casco.

El problema sería mucho mayor en caso de querer habilitar un museo en la mina, pues no se podría contar ni con una sola vagoneta para recrear el ambiente minero de entonces (difícil en el caso de Hierros de Garrucha y casi imposible en las minas más antiguas). A la falta de material de época, se añade la dificultad de conocer los sistemas extractivos de entonces, aunque en ese aspecto, y gracias a la documentación que hemos podido recuperar (perforación, explosivos, diferentes tareas y oficios, etc.), algo podría hacerse. También existe la posibilidad de reconstruir alguna de las vagonetas antiguas, pues quedan planos originales de dos de ellas, en concreto de las vagonetas utilizadas en la mina Carabinera y la mina Higuera.

A lo largo de estos años hemos ido documentando una serie de objetos, muchos de ellos muy interesantes, que pasamos a repasar hoy. No están todos, faltan bastantes, pero esta selección sin duda es muy representativa de lo que un museo de la minería en Bédar podría o debería mostrar al público.

CANDILES Y CARBUROS

Empezamos con los candiles y carbureros. Los instrumentos de iluminación son uno de los más característicos de los trabajos mineros. Empezando por los más antiguos, los candiles de aceite, petróleo o grasa, a los más modernos utilizados en Bédar (carburos), disponemos de algunos ejemplos muy interesantes.

IMG_2770

Candil de petróleo. Procedencia exacta desconocida.

IMG_2766

Candil de aceite artesanal, claramente inspirado en el modelo anterior. Minas del barranco de San Marcos (El Pinar de Bédar), principios del siglo XX.

IMG_2765

Candil de aceite tipo “Almadén”. Minas del barranco de San Antonio el Alto (El Pinar de Bédar), de finales del siglo XIX.

 

carburo1

Parte superior de un carburo. Minas del barranco del Gato (Pinar de Bédar), principios del siglo XX.

carburo de vagoneta

Carburo de motocicleta utilizado en las vagonetas. Hierros de Garrucha.

BARRENAS Y OTROS ELEMENTOS DE PERFORACIÓN

Son pocos los restos encontrados, y proceden en su mayor parte de la época de Hierros de Garrucha.

REST22

Barrenas de la época de Hierros de Garrucha, desde las más simples (a martillo) hasta las utilizadas en los martillos neumáticos. Proceden de las minas Júpiter y la Higuera.

rest19.jpg

Punta de barrena procedente de las antiguas minas, mina Júpiter.

STA CATALINA15

Punta de barrena de las minas antiguas. Mina Santa Catalina.

rest11.jpg

rest12.jpg

Curiosa punta de barrena de las minas antiguas fabricada con un fragmento de raíl. Mina Higuera.

VÍAS DE TRANSPORTE

Los rieles de vía, ya sea de las diferentes vías para vagonetas como la del ferrocarril, fueron usadas para la construcción de edificios, como vigas de casas o para rejas y otros elementos. Es por eso que no es difícil encontrar hasta rieles enteros, traviesas, así como clavos rieleros (o “escarpias”), tornillos y placas de conexión.

REST15

Diferentes clavos rieleros y diferentes tornillos y piezas correspondientes al periodo de Hierros de Garrucha.

REST17

Más clavos rieleros de diversas procedencias.

REST16

Detalle de clavos rieleros y otros tornillos procedentes de la vía Vulcano.

REST14

Placas de conexión de rieles, túnel de la Higuera.

REST20

Detalle de placa de conexión de rieles.

REST3

Más ejemplos de clavos rieleros, tuercas y fragmentos de placas de conexión. Vía Vulcano.

SISTEMAS DE TRANSPORTE DE MINERAL

Desgraciadamente queda muy poco actualmente, lo que dificultaría mucho crear, por ejemplo, un museo en la mina. No se conoce que quede ninguna vagoneta entera, y los restos se limitan a algunas ruedas.

Los elementos más básicos son las espuertas, eran de esparto en las antiguas minas y de lona durante Hierros de Garrucha.

REST13

Restos de espuerta de esparto, mina Higuera.

P1130634

Espuerta de esparto y puntal de madera, mina Higuera.

IMG_2417

Espuertas de lona de Hierros de Garrucha. Mina Júpiter.

Con respecto a las canastas de los cables aéreos, los restos se limitan a una canasta completa del viejo cable y otra del cable de Hierros de Garrucha, además de dos “pendientes” de vagoneta de este último.

REST6

Rueda de vagoneta procedente del barranco de Los Lobos.

REST7

Rodadura de un pendiente del antiguo cable aéreo. Se trata de las ruedas que permitían el desplazamiento de las vagonetas aéreas sobre el cable.

REST8

Extraña rueda de vagoneta procedente de El Pinar de Bédar. Se trataba de una carreta minera que no iba sobre raíles.

REST26

REST25

REST24

Vagoneta aérea (conteniendo barrena) de época de Hierros de Garrucha.

REST31

REST33

Dos pendientes completos de vagonetas del cable de Hierros de Garrucha. Están completos, con las rodaduras.

REEST28

REST27

Vagoneta del antiguo cable. Obsérvense las diferencias con las canastas de época de Hierros de Garrucha y el fondo de madera.

Aunque raros, también disponemos de algunos elementos procedentes de los sistemas de sostén de los cables aéreos (pilares, restos de cables y diferentes elementos de enganche). Pueden encontrarse todavía trozos del cable aéreo de Hierros de Garrucha hasta Los Gallardos, pero también algunos elementos del antiguo cable.

REST32

Fragmento de cable de época de Hierros de Garrucha con enganches.

REST4

Enganche de fijación de una columna del cable aéreo todavía engarzada en el soporte. Procede de los restos de uno de los accidentes sufridos por el viejo cable a la altura de El Pinar de Bédar.

REST18

Otros fragmentos procedentes del accidente mencionado en la anterior fotografía. Se observan algunos filamentos del antiguo cable aéreo (cortados con alicates, sin duda durante los trabajos de reparación), una arandela, una tuerca y un fragmento de una de las rodaduras.

REST5

Otro enganche de fijación de una columna del antiguo cable.

OTROS RESTOS MINEROS

REST21

Manivela del freno del plano de Santa Catalina. Mediante esta manivela se podía tensar o destensar el tambor de freno del plano inclinado y regular de esta manera la velocidad de bajada de las vagonetas cargadas de mineral.

REST30

REST29

Torno manual (winche) de Hierros de Garrucha utilizado en San Manuel.

REST23

Botijo minero, mina Higuera. La abertura con perforaciones intentaba evitar la entrada de piedras y polvo.

REST10

Desconocíamos la utilidad de estas extrañas cuñas de madera hasta que Diego Rubio nos dio la respuesta. Se ubicaban en el techo para poder seguir la dirección correcta de la galería. Esta explicación nos parece más que plausible desde que encontramos una de ellas ubicada justamente en el techo de una de las viejas galerías, justo en el centro de la misma:

REST9

REST2

REST1

Fragmento de rueda dentada, El Pinar de Bédar. Algunos de los dientes están reparados en fragua.

DSCN1356

Extraña lata de transporte de algún líquido (¿aceite?). Llevan el sello de Minas del Rif:

DSCN1339

Para terminar, esta fantástica bomba de agua procedente de la vieja fundición Carmen, de El Pinar de Bédar, quizás uno de los restos de maquinaria más antiguos de todo Bédar:

IMG_1920

Beatificación del párroco José Castaño Galera

 

7212522_bdbf7d8fa8_m

En el día de ayer, sábado 25 de marzo de 2017, fue beatificado como mártir el párroco de Bédar José Castaño Galera junto con otros 114 almerienses.

Para conocer un poco lo que pasó, incluyo algunos pasajes del artículo “Sacerdotes asesinados en el Levante Almeriense en 1936 (2ª parte)” publicado en el nº 15 de la revista Axarquía:

“Nuestro sacerdote había nacido en Bédar el 8 de noviembre de 1870 y allí fue bautizado al día siguente. Hijo de una familia de labradores, supo desde niño lo que es el duro trabajo del campo, por eso trabajó sin desfallecer ganando sus sustento hasta el último día de su vida.”

“Destacó Don José por su sencillez evangélica: vida de oración, atención a todos sin distinción ni acepción de personas y extrema pobreza. Recuerdan todavía hoy algunos octogenarios de Bédar haber visto al cura ´rebuscar´olivas en el campo para poder sobrevivir, pues debido a la extrema pobreza de los feligreses no obtenía estipendio alguno por sus servicios pastorales”

Al estallar la Guerra Civil fue detenido y obligado a realizar trabajos forzados entre golpes e insultos, sin apenas comida ni bebida.

Finalmente el anciano párroco ya no pudo más. “…don José se encontraba ya muy débil por los duros trabajos, el poco alimento y su avanzada edad; por la tarde se sentó en el suelo y soltó el azadón con el que trabajaba; entonces los milicianos le amenazaron diciéndole que, si no picaba, lo iban a matar, y él respondió: ‘Haced lo que queráis, muero gustoso por Cristo’. Le pusieron varias veces el astil del azadón en las manos pero ya no tenía fuerzas para sujetarlo, y allí mismo entre insultos, blasfemias y golpes lo acribillaron a tiros.”

Al acto de beatificación, llevado a cabo en Aguadulce, acudieron alrededor de 6000 personas, entre las cuales una representación del pueblo de Bédar.A continuación incluimos algunas fotografías facilitadas por Mariana Recio Moncayo y Francisco Soler Antequera:

IMG-20170326-WA0009

 

IMG-20170326-WA0008

 

17554751_215292872281974_1899531576_n

 

IMG-20170326-WA0004

IMG-20170326-WA0005