La villae romana de Roceipón, Vera

Leíamos hace unas semanas en diferentes medios una triste noticia que ya viene siendo, desgraciadamente, habitual por estas tierras. Se trata del último ataque contra el patrimonio arqueológico de nuestra zona.

Así, en varios medios se daba la noticia de la destrucción de parte del yacimiento de el Roceipón, en Vera. Destacamos la noticia de La Opinión de Almería (http://www.laopiniondealmeria.com/2017/03/la-villa-romana-de-roceipon-puede-estar.html). En el artículo el periodista Manuel León nos narra los hechos, que serían la vergüenza para cualquier municipio, comarca o región española, pero que para nosotros ya va siendo casi lo habitual. Para variar, la repercusión se me antoja casi nula, está claro que no nos importa que se destruya impunemente nuestro patrimonio. El de todos.

rocepd

rocepc

rocepb

Zonas afectadas. El Roceipón.

Resulta que una máquina agrícola estuvo trabajando tranquilamente sobre el yacimiento de cara a preparar una plantación de lechugas. Sorprendentemente este yacimiento, aunque conocido desde hace mucho tiempo (desde que Siret hizo la primera excavación), todavía no tiene la categoría de BIC (Bien de Interés Cultural), aunque tiene incoado ya el expediente para que así sea declarado.

rocepa

Roceip7.jpg

Restos arqueológicos en la parte afectada delimitados por una cinta de la policía local.  El Roceipón.

Resulta que un informante avisó al arqueólogo veratense Domingo Ortíz, concretamente el 18 de marzo. A pesar de ésto, la máquina agrícola siguió trabajando tranquilamente hasta el 20 de marzo, en el que nuevas denuncias de vecinos de la localidad, que advirtieron al arqueólogo, provocaron finalmente una reacción por parte de las autoridades municipales. Un policía local acordonó la zona y puso en marcha los pesados e ineficientes mecanismos burocráticos en estos casos. A pesar de todo, la máquina siguió trabajando sin problema alguno hasta el 28 de marzo… Parece el argumento de una película cómica, pero es realmente lo que pasó.

Roceip6

Roceip8

Restos en el yacimiento de el Roceipón, Vera.

Aunque Alfredo Valdivia, delegado de Cultura está esperando el “informe técnico correspondiente” para “proceder según la ley de Patrimonio”, en Vera la gente ya sabe lo que pasará… nada de nada. Saben lo que pasará porque siempre pasa igual. El destrozo será recubierto por la vegetación del lugar, se olvidará lo que pasó, seguirán acumulándose basuras y así hasta el siguiente destrozo. Sí señores, esto es Almería.

Me gustaría saber lo que piensa de todo ésto nuestro ilustre diputado José Luís Sánchez Teruel,  ya saben,  el diputado almeriense del PSOE que votó en contra de una excavación de emergencia en el yacimiento de El Argar de Antas. Igual la  Comisión de Cultura de la Junta vuelve a recomendar limpiar las estructuras parcialmente visibles, como hizo en El Argar…  Es una vergüenza que estos “políticos” cobren por el “trabajo” que hacen. Veamos de nuevo su fotografía, que no se nos olvide:

jlst

Para apreciar el nivel de destrozo nos desplazamos a la zona, y nos entristeció bastante ver toda la zona explanada y restos arqueológicos por doquier. Algunos restos que pudimos fotografiar en la zona afectada los incluimos en este post, creemos que dan una idea del valor de lo destrozado.

¿Y qué se han cargado exactamente? Pues se trata de una gran villae romana. Aunque la mayor parte de lo investigado en este lugar corresponde a las últimas fases de ocupación, la ocupación de la zona se remonta realmente a la época tardopúnica. El Roceipón fue ya excavado por Siret y posteriormente por A. Pérez Casas, entre 1976 y 1982, gracias a estas excavaciones, sabemos lo poco que se conoce sobre este importante yacimiento.

cer1

cer3

Fragmentos de Terra Sigillata con decoración. Roceipón.

Siret ya habla de una población romana, concretamente una población de importancia … que debió alcanzar su máximo esplendor en la segunda mitad del siglo III y primera del siglo IV, de nuestra Era. Siret menciona diferentes restos, entre los que destacan estiletes de hueso, un objeto de nácar y un tapón de ánfora en yeso con dos inscripciones.

estuco

Fragmentos murales de estuco pintado procedentes de la zona afectada por los desmontes. El Roceipón, Vera.

La villa romana incluía una pars urbana, una pars rustica destinada posiblemente a almacenamiento y una tercera industrial. En la pars urbana, en la parte sureste del yacimiento, se documentó una villa romana tardoimperal, con los restos de un mosaico polícromo con motivos geométricos y decoración parietal de estuco pintado, además de algunas monedas bajoimperiales. Concretamente, bajo el mosaico polícromo se encontró una moneda de Constancio Galo (351-354 d.C). La existencia de diferentes reformas constatan la pervivencia de este núcleo de población, remontándose los hallazgos numismáticos hasta la época púnica.

En cuanto a la pars industrial, en la zona noroeste se identificaron una serie de piletas relacionadas con la industria de salazón u oleaginosa, en la parte central una estancia rectangular con opus incertum recorrida por una atarjea cuya funcionalidad sería la de almacenamiento o establo. Entre los restos, nuevamente se menciona material numismático bajoimperial.

cer4

cer5

Restos de época medieval. Destaca el fragmento de ataifor con decoración vegetal. El Roceipón.

monmed

Hallazgos numismáticos. A la izquierda una moneda de 2 cuartos de Felipe II con dos resellos, el primero de 4 Maravedís con ceca de Cuenca y el segundo de (1)65(-) sin ceca. AE2, 9 grs, 21-23 mm de diámetro, siglo XVII. La moneda de la derecha se trata de un Diner de Valencia de la época de los Austrias “+VAL-” AE, 0,4 grs, 14 mm de diámetro. El Roceipón

Entre los restos recogidos se mencionan fragmentos de cerámica y un fragmento de ánfora púnica. Entre los restos romanos destacan fragmentos de Terra Sigillata Hispánica, Africana y Gálica, además de restos de cerámica de cocina norteafricana, fragmentos de ánfora romana, cerámica de cocina tardía y algunos restos medievales.

El diferente material encontrado abarcaría desde el siglo III a. C. hasta la primera mitad del siglo VI d. C. con una ocupación posterior medieval.

Roceip5

Roceip2

Roceip1

Cerca de la zona afectada se encuentra el “acueducto del Roceipón”, que conserva uno de los arcos. No tenemos información sobre él o sobre la posible relación con esta antigua villa.

Bibliografía:

  1. Chávez Álvarez, María Esther. Análisis del territorio durante la ocupación protohistórica y romana en la depresión de Vera y Valle del río  almanzora, Almería. Universidad de la Laguna, Departamento de Prehistoria, Antropología e Historia Antigua.
  2. Mario Gutiérrez Rodríguez, Daniel Hernández San José y Esther Chávez Álvarez. Análisis de visibilidad e interferencias sobre el patrón de asentamiento: Cabezo María, un caso en la depresión de Vera durante la Antigüedad Tardía. ANTIQVITAS 2012, Nº 24 (pp. 187-202)
Anuncios

Algo está cambiando: Almería y su patrimonio

Desde hace unas semanas viene ocurriendo un curioso fenómeno que tiene preocupado a numerosos políticos de la Junta de Andalucía, se trata de la potente campaña en marcha contra el conocido como “impuesto de sucesiones”. Como buenos políticos que son en la Junta, al principio se intentó frenar con las contra medidas habituales, echar la culpa de la organización al eterno rival y gastando dinero en campañas publicitarias para demostrar las bondades en términos de redistribución pública del mismo. Pero nada de esto ha funcionado y la presión aumenta día a día…

¿Por qué les preocupa tanto? pues porque a la gente le da exactamente igual si la idea viene de un partido u otro, o si puede justificarse desde un punto de vista de redistribución social de la riqueza o no. La gente simplemente ve como algo que, o bien le afecta, o bien le puede afectar en un futuro desde el punto de vista económico. Ahí no hay ideas políticas que valgan.

Si en Almería, y más concretamente en el levante almeriense, la gente no se ha echado a la calle, es porque quizás no es capaz de ver directamente como el gobierno autonómico les escaquea su dinero. No, no hay un impuesto a todas luces injusto, al contrario, parece que se aplican en hacernos llegar diversas subvenciones y ayudas que dan como mucho para sobrevivir. Sin embargo, y como ya tímidamente se va viendo, pequeños grupos empiezan a crearse exigiendo que Almería, esa provincia olvidada por el resto de España y por el resto de su propia Comunidad Autónoma, reciba la misma atención que el resto.

 Con esto no me refiero solo al enorme y abandonado patrimonio arqueológico, histórico y industrial del que dispone Almería. La carencia de transporte es tan clamorosa como imposible es ir en tren entre Murcia y Almería. El proyecto paralizado del AVE es una burla para todos los almerienses mientras disponen de una de las autopistas de pago más ruinosas entre Vera y Cartagena. Eso sí, todo esto mientras que muchos pueblos son completamente inaccesibles si no se dispone de vehículo propio, entre ellos Bédar.

dscf2747

En 2017 se ha organizado en Bédar el 4º stage junto a la universidad de Nancy.

PLANO2

Cartografía en 3D de la mina Higuera de Bédar realizada por alumnos de la universidad de Nancy.

A nivel local, especialmente en el levante almeriense, la gente comenzó a organizarse en asociaciones que buscaban, la mayor parte de ellas, la puesta en valor y recuperación de los numerosos yacimientos arqueológicos y elementos del patrimonio industrial minero que durante mucho tiempo ha yacido olvidado y hasta despreciado. Todo esto mientras en las provincias que nos rodean se recuperaba e invertía en este patrimonio, para preservarlo y como modo de dinamizar la economía, en un sector tan importante en toda esta zona como es el turismo.

De estas asociaciones hay muchas, pero voy a hablar de las que  más conozco, empezando por la que más conozco, que es Bédar Sostenible. A pesar de no disponer de ayuda alguna ha conseguido organizar importantes eventos en Bédar y revalorizar algunas de las minas del municipio de cara a una explotación turística efectiva. Hasta ahora en Bédar funciona una ruta de senderismo con clara temática minera, pero en su planificación no se tuvo en cuenta el beneficio que debería aportar al municipio para asegurar su éxito, y de momento no es más que una ruta (muy interesante, es cierto) que no aporta gran beneficio a los vecinos de Bédar.

Cartel Jornadas Arqueológicas Julio 2015

Una de las conferencias organizadas por la AAA

Otra de las realmente importantes es sin duda la Asociación Amigos de El Argar, cuyo objetivo principal es la excavación y puesta en valor del impresionante patrimonio arqueológico de la Cultura del Argar, con su epicentro en la localidad de Antas. La AAA la componen los mejores especialistas sobre el tema, incluido los arqueólogos que han trabajado en los principales yacimientos. Gracias a los esfuerzos de su presidente, Julián Pérez Flores y con una a veces irrisoria ayuda institucional, la Asociación ha organizado numerosas conferencias, a cargo de los mejores especialistas, para dar a conocer el importante patrimonio arqueológico del que disponemos. Es muy descorazonador que la Cultura de El Argar sea conocida internacionalmente con la excepción de… de Almería, claro está. Desde la AAA se esfuerzan en dar a conocer a los propios almerienses su propio patrimonio, para que de esta forma puedan presionar a sus políticos respectivos para empiecen a moverse. Es una verdadera vergüenza ver como mientras en Murcia o Granada se invierte en la puesta en valor y musealización de los principales yacimientos arqueológicos, aquí dejamos que se destruyan sin mover ni un dedo.

TRIPTICO AMIGOS DEL ARGAR.jpgDESCARGAR AQUÍ TRÍPTICO AMIGOS DEL ARGAR 2016

Y por si fuera poco, cuando por fin algún político local decide pedir algo, la corrupta maquinaria del poder de la todopoderosa Junta de Andalucía nos toma por tontos. Y encima con cachondeo. Se realizó una petición para que se realice un intervención de emergencia en estos yacimientos, dado su situación de abandono y deterioro, la petición la realizó el PP en la Comisión de Cultura, mediante una Proposición No de Ley, pero  ¡oh sorpresa! obtuvo el voto negativo de los diputados del PSOE, entre los que se incluía el almeriense José Luis Sánchez Teruel.

jlst

En la fotografía José Luis Sánchez Teruel, más conocido por votar en contra de una intervención arqueológica en El Argar. Es de Almería y todo…

Todo el mundo entiende que la negativa solo estuvo motivada por el hecho de que fue formulada por el PP, hasta ahí es algo normal dentro de lo anormal que es la política en España. Lo grave llegó cuando los miembros de la Comisión de Cultura instaron al Consejo de Gobierno a “limpiar las estructuras parcialmente visibles en El Argar, con todos los medios técnicos y científicos adecuados, y a señalizar el yacimiento en la A-7 y en la A-1202, con arreglo a la Ley de Patrimonios y Ley de Carreteras; e instar al Consejo de Gobierno a colaborar con el Ayuntamiento de Antas y la Asociación Amigos de El Argar en el ciclo de conferencias que se viene realizando desde 2009 en el Centro de Interpretación, así como a colaborar en el depósito en dicho centro de piezas de El Argar no expuestas en el Museo Provincial, con arreglo a la Ley de Museos y siempre que se garantice su seguridad y conservación en perfecto estado.” Es decir, no solo no piensan hacer absolutamente nada, sino que además nos toman por estúpidos y se ríen de nosotros. Eso sí, nadie en Almería pareció estar molesto, al fin y al cabo eso no nos afecta al bolsillo ¿o sí?

YACIMIENTO ARQUEOLOGICO DE EL ARGAR, ANTAS, LEVANTE ALMERIENSE

Aquí está El Argar. Esperamos con impaciencia a que empiecen a limpiarse las estructuras parcialmente visibles tal y como indicaron los miembros de la Comisió de Cultura de la Junta. Para evitar hacer el ridículo, hubiera sido mejor que no dijeran nada.

Pero ya digo que todavía queda esperanza, aunque estamos muy lejos de despertar y realizar una movilización del tipo que se lleva a cabo con el impuesto de Sucesiones. Pequeñas asociaciones empiezan a organizarse y tienen un objetivo muy claro: hay que promover y recuperar nuestro patrimonio, es vital para nuestro futuro. Ahí está Amigos del Patrimonio Geominero de Almeriense, con su página en facebook:

Amigos del patrimonio almeriense

 

En el audio que acompaña la imagen se recoge una entrevista radiofónica realizada a Mario López, de la Asociación Amigos del Patrimonio Almeriense. Recomiendo que la escuchen porque nuestro compañero puede decir las cosas más altas, pero no más claras.

Y la última que se ha creado, la C. D. Aventura Sierra Almagrera. Aunque parece una simple asociación deportiva, nace con una clara vocación de recuperar y proteger el enorme patrimonio minero de Sierra Almagrera… y de toda Cuevas de Almanzora. El estado de abandono en el que se encuentra Sierra de Almagrera, lo que para la historia de la minería almeriense es uno de los principales hitos históricos junto a las minas de la sierra de Gádor, debería avergonzar a todos los políticos que podrían hacer algo y no hacen más que tocarse, con perdón, lo que no suena.

c d sierra almagrera

No olviden que por mucho que se sientan importantes, los políticos están ahí para servirnos a nosotros y no a la inversa, independientemente del grupo al que pertenezcan. Si creen que no nos perjudican, intenten por ejemplo coger un tren desde Vera para ir a Murcia, o a Almería. O mejor, pregunten dónde pueden coger un autobús que les lleve a Bédar para visitar la casa de cría de la tortuga mora, verán las risas que se echan a su costa. También pueden preguntar a alguien dónde pueden visitar el yacimiento arqueológico de El Argar, tendrán suerte si ese alguien sabe de lo que está hablando. Así nos va.

Bédar-Neufchef: cuando la madera canta (quand le bois chante)

En el día de ayer realizamos una visita al museo de las minas de hierro de Neufchef, en la Lorraine francesa, acompañados de Christian Hibsch y uno de los alumnos que participaron en el último stage en Bédar, Thomas Pesenti. El objetivo era el de conocer un modelo de musealización minera y de un centro de interpretación-museo, de cara a recoger ideas para la musealización de una mina en Bédar. Aunque las diferencias entre ambas zonas mineras es evidente, desde el tipo de yacimiento minero hasta el histórico minero, también existen muchas similitudes y sobre todo, interesa cómo han conseguido organizar y gestionar un museo de este tipo.

img_5172

Entrada de transporte principal de las minas de Neufchef, 1990.

IMG_5169.JPG

img_5170

Preparación a la visita, hay cascos para niños también.

16466217_10211972210607242_2125586068_o

Stock de cascos y material de seguridad para visitas en la Casa de la Juventud de Bédar. Es curiosa la similitud, parece que cada vez nos acercamos más.

En una pequeña conversación con Antoine Bach, director del museo y antiguo minero, nos contó como las minas de hierro de la zona de Lorraine, explotadas desde la Edad Media, pasó por las mismas fases que las de Bédar: primera fase de explotación local, modernización a finales del siglo XIX, las crisis de las Guerras mundiales, etc. La principal diferencia es que en estas minas, tras el inicio de la importación de mineral de hierro, de mejor ley y a precio de coste más barato procedente del continente africano, se intentó mantener la producción minera modernizando las minas y optimizando la extracción de mineral, por lo que las minas se mantuvieron en producción hasta el cierre de la última en 1997, tras un largo declive en el que las empresas  mineras (y los mineros) perdieron la lucha para mantener las minas abiertas. En Bédar, sin embargo, las minas cerraron en los años setenta, incapaces de afrontar la modernización necesaria para mantener la competitividad de precios frente al mineral de hierro africano. El máximo de mecanización en Bédar en el punto de vista de la explotación fue el de la compra de al menos una paletizadora y algunas locomotoras diésel para el transporte de vagonetas.

IMG_5158.JPG

Aspecto del museo de las minas de Neufchef.

img_5147

img_5149
El museo cuenta con la impresionante colección Armand Willaume de equipamiento de iluminación, con 25o candiles, carburos, lámparas de seguridad, lámparas de señalización, etc.

img_5164

Imágenes de Santa Bárbara veneradas por los mineros de la mina de Lorraine y recogidas en el museo.

img_5142

img_5136

img_5139

También cuenta con una impresionante colección de 43 modelos reducidos de diferentes vagonetas y locomotoras de Emile Kreins. Las reproducciones son una excelente calidad.

img_5125

Alguno de los elementos mineros más antiguos que se exponen en el museo. Restos de cerámica medieval, una tégula romana, algunas herramientas antiguas y restos de fundición.

Según nos comentó M. Bach, cuando ya veían que la guerra estaba perdida y que las minas cerrarían, un grupo de mineros se reunieron para transformar en museo lo que entonces todavía era una mina activa, eligiendo para ello las minas de Neufchef y Autmez. Estos mineros se asociaron en la AMOMFERLOR (Association mémoire ouvrière des mines de fer de Lorraine). Esa es otra de las diferencias importantes con las minas de Bédar, que tras el cierre definitivo en los años setenta, todo el material fue vendido o desapareció. En Neufchef y Autmez, cerca de la ciudad de Metz, a pesar de encontrarse con dificultades inicialmente, estos mineros consiguieron el apoyo del ayuntamiento, recibiendo las subvenciones necesarias para la construcción del museo-centro de interpretación (con su propio restaurante), la musealización de la mina y el acondicionamiento de material y equipamiento minero restante. Una subvención anual ayuda a mantener la actividad.

img_5173
Entrada de los visitantes a la mina de Neufchef.

img_5184

Las explicaciones dentro de la mina.

img_5182

Vagoneta de madera, uno de los primeros modelos utilizados en estas minas.

img_5196

Máquina de carga, con este tipo de maquinaria empezó la modernización en la explotación en estas minas, para poder competir con el mineral procedente de las minas africanas. En Bédar también llegaron a utilizarse “paleadoras” como ésta, al menos nos consta la utilización de una de ellas en Júpìter. La máquina, accionada con aire comprimido, avanzaba por los raíles arrastrando una o dos vagonetas, cargando rápidamente el mineral en las vagonetas gracias a la pala.

El resultado lo dice todo, el museo es muy recomendable, con numerosas maquetas y material audiovisual que ayuda a comprender el funcionamiento y un restaurante totalmente funcional en el que se come más que bien y a un muy buen precio (para lo que son los precios por esa zona). La entrada, de 8 euros para adultos, da derecho a una visita al museo y una visita guiada a la mina.

Entre las muchas explicaciones del trabajo minero, se incluye el encendido de un típico carburador. Muchos de nosotros tenemos o hemos visto carburadores, pero nunca hemos visto uno funcionar. Pudimos experimentar el olor típico del carburo y el del acetileno cuando se le añade el agua. Sencillamente impresionante, tal y como pueden ver en el video.

Lo mejor, sin duda, la visita a la mina. Guiados por un antiguo minero, nos lleva desde la parte más antigua de la mina hasta la más moderna, mostrando la evolución de los sistemas de explotación, desde el simple pico a la más moderna maquinaria de explotación, con un amplio repaso a todo lo que es importante en una mina: explosivos, drenaje del agua, iluminación, transporte, purgas de techos, entibación, etc.

img_5121

img_5119

img_5116

img_5104

img_5102

En el exterior se expone numeroso material procedente de las minas, entre ellos compresores portátiles para desagüe, perforadoras automáticas, apisonadoras, locomotoras eléctricas, máquinas de carga, de transporte de estrío…

La visita no solo nos ha aportado muchas ideas de cómo musealizar las minas de Bédar, además, y por sorprendente que parezca, nos ha dado algunas respuestas a algunas cosas observadas en las minas de Bédar para las cuales no teníamos respuestas satisfactorias. Una de ellas es la presencia de troncos de árboles en algunas de la minas antiguas. En un principio tomamos dichos “palos” como un sistema de entibación. Evidentemente, ni el más tonto puede creer que un simple tronco puede sostener un techo de una galería, por lo que esta explicación para estos “troncos” era más que insatisfactoria, sobre todo porque la madera empleada es claramente importada ¿por qué importar madera? ¿para qué servían estos troncos?. Conocíamos historias de entibaciones para “dar seguridad” a los mineros, procedentes de las minas de Gádor, en la que se instalaba una precaria entibación más que por su eficacia por su efecto tranquilizador de los mineros que en ella trabajaba. Pero en Bédar no es el caso. No tardarmos en reparar la presencia de los mismos troncos (emplados de idéntica manera en Bédar), y el guía nos dio la respuesta que habíamos buscado.

16492426_10211972209927225_1623580103_o

16466906_10211972203247058_171213095_n

En Bédar cada vez más nos acercamos a este obtetivo, ya tenemos seleccionadas las minas y se han realizado importantes trabajos de cartografía y planificación. Para estos trabajos ha sido vital la ayuda y colaboración de los profesores y alumnos de la universidad de Nancy que hace 4 años realizan estancias en Bédar. En las fotografías superiores vemos la entrega del material de seguridad de la estancia de 2017 y a Christian Hibchs e Ine Thijs en la entrada de la Casa de la Juventud de Bédar.

Efectivamente, es un elemento de seguridad en las minas, pero no de la forma en que creíamos. Nos contó el guía que los troncos eran de una madera específica, de abeto. El motivo de usar esta madera era su resistencia a la humedad y por tardar mucho en pudrirse, pero sobre todo es porque esta madera suele crujir ostensiblemente cuando empieza a romperse. De esta manera, cuando estos pilares empieza a crujir, es decir “quand le bois chante”, cuando la madera canta, los mineros sabían que esa zona iba a hundirse y tenían tiempo de salir. Los desprendimientos en la mina eran la causa más frecuente de muerte, por lo que los trabajos de inspección y purga de los techos eran vitales. Posteriormente instalaron un sistema de “sujeción suspendida” por medio de unos tornillos de 1,5-2 metros, tecnología importada de norteamérica, que disminuyó drásticamente el riesgo de desprendimientos.

IMG_5183.JPG

Vagonetas dentro de una galería de la mina de Neufchef. Obsérvese el tronco a la izquierda. No se trata de un elemento de entibación, es un sistema de seguridad que avisaba a los mineros en caso de riesgo de hundimiento.
jupiter
Troncos de madera, realmente un sistema de seguridad que avisa en caso de riesgo de hundimiento. Mina Júpiter.

jupiter2

De nuevo, uno de estos troncos “de seguridad”, en esta ocasión parcialmente cubierto por obras de mejora de época de Hierros de Garrucha. Mina Júpiter.

POBREZA1.jpg

De nuevo, pilones “de seguridad”, estra vez en la mina Pobreza.

higuera

Aunque parezca que han colocado este tronco para “sujetar” el muro lateral, realmente servía para avisar en caso de riesgo de derrumbe. Puede tratarse también de abeto, como en las minas de Neufchef, importadas desde Francia o Alemania. El caso es que el tronco lleva ahí desde principios del siglo XX.

Este tipo de sistema de seguridad lo encontramos en Bédar en algunas minas, especialmente las más antiguas, como Pobreza, Júpiter y la Higuera. Data, como en las minas de Neufchef, de finales del XIX y principios del siglo XIX, hasta después de la Gran Guerra. En Bédar, los mineros también estaban atentos al estado de estos pilares, y si la madera “empezaba a cantar” también se daban prisa en salir antes de que todo se hundiera.

El Ideal: Universitarios franceses realizan un nuevo curso de geología en Bédar.

Como siempre, interesante artículo de Jennifer Simon, publicado hoy en el Ideal. Este año la visita ha sido posible gracias a los promotores, el Ayuntamiento de Bédar y las asociaciones Bédar Sostenible y Asociación Amigos El Argar. Les esperamos de nuevo el año que viene.

IDEAL.jpg

Aquí reproducimos el artículo completo:

Universitarios franceses realizan un nuevo curso de geología en Bédar.

Por cuarto año, estudiantes eligen las minas y sierras de la zona para sus trabajos y el pueblo recibe “turistas” y estudios de su patrimonio.

JENNIFER SIMON

BEDAR. Por cuarto año consecutivo, estudiantes franceses estuvieron en la localidad bedarense como parte de un programa universitario para estudiar y hacer prácticas de campo sobre geología, mientras aportan sus estudios a la localidad para una futura puesta en valor de ese patrimonio para que sea visitable.

“Este año el curso se realizó un poco antes de lo normal y un día menos, entre el 2 y el 14 de febrero, para reducir costes y mantener la viabilidad del proyecto”, apuntaron desde Bédar Sostenible, la promotora hace cuatro años de esta iniciativa.

Es el cuarto año consecutivo que se realiza el curso, consolidándose la recepción delos alumnos franceses como una tradición más. En ella se entregó oficialmente el material de seguridad que los alumnos y profesores precisan para realizar el trabajo de campo (chalecos reflectantes y gafas de seguridad), material que todos los años la asociación Bédar Sostenible renueva y pone a su disposición, además de linternas y cascos para que puedan realizar la visita a la mina Higuera, que se ha convertido también en parte importante de la ceremonia. Además, los alumnos contaron con la red Wifi y el local que el Ayuntamiento de Bédar puso a su disposición, mientras que los promotores les facilitaron también una impresora-escáner A3, con sus correspondientes recambios y suministros, imprescindible para escanear e imprimir los planos que elaboran en sus trabajos. Este año, la representante de las asociaciones de Bédar Sostenible y Amigos El Argar en la presentación fue Ine Thijs, una gran aficionada a la mineralogía y geología, enamorada del Levante almeriense, que además pudo participar en algunas de las actividades formativas que realizaron los alumnos.

En esta ocasión, la Asociación Amigos El Argar, por medio de su presidente Julian Pérez Flores y con el apoyo del Ayuntamiento de Antas, ofreció también realizar una visita guiada a los yacimientos argáricos de esta localidad. Sin embargo, y debido a la apretada agenda de los estudiantes y el poco tiempo del que dispusieron para realizar todos sus trabajos, la visita a El Argar tuvo que ser pospuesta a la visita del próximo año.

“Creemos que Bédar sale enormemente beneficiada de esta colaboración. El trabajo de algunos de los profesores y alumnos de la Facultad de Ciencias y Tecnologías de Nancy, ha proporcionado y proporciona información científica de primera mano sobre los yacimientos de mineral, los tesoros geológicos y sobre el patrimonio histórico  minero que guarda la sierra de Bédar. No queremos dejar de recordar los trabajos de cartografía realizados en la mina Higuera, una de las principales candidatas para ser musealizada. Dichos trabajos surgieron precisamente del interés de algunos de los alumnos en realizar estancias de formación que, a la vez, permitirían a Bédar avanzar en los trámites y tareas necesarias para cumplir el objetivo de abrir al público una de las minas más impresionantes de la sierra. La siguiente fase del proyecto son los trabajos de seguridad que necesariamente se tienen que llevar a cabo en la mina, y para eso estamos ya planificando nuevas estancias con estudiantes que se encuentran actualmente en Bédar, pues entre ellos hay alumnos que poseen la formación y cualificación necesarias para diseñar y supervisar los trabajos que se tienen que realizar para que los visitantes puedan visitar de manera segura la mina”, avanzaron desde Bédar Sostenible.

“De nuevo, y como ya ocurrió con los trabajos de cartografía, estamos seguros  de poder volver a diseñar estancias de formación en las que tanto los alumnos que participan como el pueblo de Bédar saldrán beneficiados. Los primeros por poder realizar prácticas que mejoren su formación y currículum, y los segundos porque avanzan en su objetivo, a costes realmente asequibles, de contar con la primera mina abierta al turismo de Almería”, concluyeron.

 

Presentación del 4° curso de campo de Bédar

Ayer se celebró, como estaba previsto, la recepción de los estudiantes y profesores de la universidad de Nancy. Ya es el cuarto año que vienen a nuestro, y esperamos que sean muchos más. Tras las fotografías de rigor en la plaza del Ayuntamiento, pasaron a los locales municipales para la entrega del material del material de seguridad que utilizarán durante las dos semanas que estarán realizando el curso de campo en diversos enclaves del levante almeriense. Ya es el cuarto año que contamos en el pueblo con los jóvenes estudiantes franceses, que durante dos semanas se alojan en Bédar. No hace falta que diga que nuestros visitantes se alojan en casas rurales de  Bédar, comprarán en los comercios del pueblo y a bien seguro no podrán evitar pasar por alguno de nuestros estupendos negocios de restauración. ¡No se olviden de saludarlos si se los cruzan por el pueblo!

bis1

circuitos-2017-01

bis5

foto1

Christian Hibchs, profesor de la Universidad de Nancy e Ine Thijs, representante en el acto de la asociación Bedar Sostenible y de la Asociación Amigos El Argar.

bis4

 

16465972_10211972210767246_1605462315_o

El yacimiento calcolítico de Los Millares en un semanario alemán

El 18 de noviembre d 2016 se celebraba una interesante conferencia sobre la cultura de Los Millares a cargo del catedrático de Prehistoria de la Universidad de Granada Don Fernando Molina. La conferencia, patrocinada por la Asociación Amigos de El Argar, incluía una visita al yacimiento dirigida por el mismo Don Fernando Molina y coordinada por el presidente de la Asociación Amigos de El Argar, Don Julián Pérez Flores.

millares-noviembre-2016

A pesar de la importancia del acontecimiento, la sensación fue que la prensa local y comarcal (ni mencionamos ya la nacional) se hizo muy poco eco de la noticia. Esto no creo que asombre a nadie, parece que vende mucho más cuando alguna celebridad de tercera o político venido a menos viene a pasar unos días a alguna de las playas del levante. La cultura en Almería no interesa y, por lo tanto, no vende. El que se trate de una de las culturas de la Edad del Cobre más importantes de toda Europa, a los almerienses parece no interesarles mucho. Podríamos apostar tranquilamente a que un porcentaje importante de los almerienses desconoce de qué se trata e incluso dónde se encuentran estos yacimientos, aunque el nombre de “Los Millares” les pueda resultar vagamente familiar.

Pasa lo mismo con la Cultura de El Argar, que nuestra asociación Amigos de El Argar intenta poner en valor, aunque se tope una y otra vez contra el muro de incultura e ineptitud que suponen ciertos políticos y la falta de interés de buena parte de la población de la zona. No puedo dejar de recordar como, hace no mucho, unos diputados socialistas, en la Comisión de “Cultura” de la Junta, votaron en contra de una intervención de urgencia en el importante yacimiento de El Argar (Antas). Entre estos documentados diputados estaba incluido el almeriense José Luís Sánchez Teruel. Duele ver la actitud cazurril de estos sucedáneos de políticos, que no contentos con votar en contra, proponen además una serie de medidas imposibles, a cual más inútil, que serían para reírse un rato de no tratarse de un tema tan importante. Mientras tanto, en la vecina Murcia se afanan por excavar y poner en valor su parte de asentamientos de la Cultura de El Argar, sabiendo como saben que atraerá a un buen número de turistas.

Porque así es, aunque a nosotros no nos importe “un pimiento”, se trata de las culturas de la antiguedad de más entidad de Europa, y en todos lados menos en Almería parece que se lo toman en serio. Vean si no se lo creen el completo reportaje de este semanario alemán dedicado a la conferencia de Don Fernando Molina. En el 5000 antes de Cristo, comienza, aunque desgraciadamente mis nulos conocimientos de alemán me impiden leerlo. Pero para quien quiera descargarlo en formato pdf, solo tiene que hacer clic en cualquiera de las imágenes:

costa-del-sol2

costa-del-sol3

 

costa-del-sol1